Qué ver en Medinaceli

Imagen| Wikipedia

A sólo dos horas en coche desde Madrid y sobre un cerro en el valle del Jalón se encuentra Medinaceli, una de las localidades castellanas más bonitas de España en la que dejaron sus huellas pueblos tan variopintos como celtíberos, romanos, musulmanes y cristianos a lo largo de los siglos.

El casco histórico de esta localidad castellano-leonesa es, sin duda, excepcional y bien merece la pena una visita. Si estás planeando una escapada en el futuro, anota a Medinaceli en tu lista. ¡Te encantará!

Arco de Medinaceli

Este arco capaz de verse desde la distancia fue construido en el siglo I d.C formando parte de la vía romana que unía las ciudades de Caesaraugusta y Emerita Augusta, es decir, las actuales Zaragoza y Mérida.

La muralla

El arco y los 2.400 metros de murallas cerraban la antigua Medinaceli y constituían un conjunto defensivo inexpugnable para los enemigos de Roma. Después, los musulmanes la reconstruyeron por orden de Abderramán III.

Lo mismo hicieron los ocupantes de los reinos cristianos. En el siglo XII de nuevo se dotó de funcionalidad al conjunto defensivo y a sus estructuras.

Durante una visita a Medinaceli, te recomendamos que te acerques a la zona llamada “puerta árabe” y desde allí tomar el camino de ronda que llevaba hasta la vieja alcazaba, otro de los tesoros de este bonito municipio. Esta puerta también recibe el nombre del Mercado, ya que era uno de los accesos más frecuentados a la villa, y por aquí se instalaban y exponían sus géneros los comerciantes en los días de mercado.

La Plaza Mayor

La Plaza Mayor de Medinaceli es la típica plaza castellana amplia, cerrada y porticada rodeada por edificios notables. Un ejemplo es el Palacio Ducal, de estilo herreriano. Una construcción que evoca el dominio de los poderosos duques de Medinaceli durante la primera mitad del siglo XVII, cuando mandaron construir su palacio. Ahora este edificio acoge en su interior un interesante centro de arte contemporáneo.

Otro lugar destacado en la Plaza Mayor de Medinaceli es la vieja alhóndiga, una construcción donde solía almacenarse el grano de cereal y otros productos comestibles.

La colegiata de la Asunción

Otro de los grandes monumentos de Medinaceli de estilo gótico tardío es la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción. Un templo cuya construcción se remonta a los tiempos de dominio ducal.

Su arquitectura es interesante pero su verdadero valor radica tras sus muros pues en su altar mayor hay una réplica del célebre Cristo de Medinaceli, cuyo original se halla en Madrid y es muy venerado.

Convento de Santa Isabel

Su fundación se produce al abrigo de la Casa Ducal de Medinaceli. La duquesa era devota de San Francisco y ofreció algunos edificios para el establecimiento de un monasterio. A nivel arquitectónico, el edificio se nos presenta sobrio en su fachada, presidida en el eje central por la puerta principal del convento y sobre ella una ventana moldurada al estilo Isabelino.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*