Mejores calas de Jávea

Al norte de Alicante está la localidad de Jávea, un sitio costero precioso que goza de buen clima todo el año, super verde y muy elegido por quienes desean disfrutar de unas buenas vacaciones. La costa de Jávea recorre 20 kilómetros y está tachonada de playas.

Hoy, las mejores calas de Jávea.

Jávea

Como dijimos, se trata de una localidad costera ubicada sobre la Costa Blanca, en Alicante, y a unos 90 kilómetros de Ibiza. Aproximadamente la mitad de su población es extranjera, parece que los jubilados ingleses y alemanes se cansan del frío y recalan aquí con frecuencia.

Como muchos de los pueblos costeros de España, y de otros países europeos también, la agricultura y la pesca han cedido todo el lugar al turismo como motor de la economía regional. Y de nuevo, esta tendencia se origina en los años ’60 cuando los viajeros empiezan a descubrir la variedad y belleza de sus playas.

Entonces, ¿cuáles son las mejores calas de Jávea?

Cala Blanca

Para muchos es una de las mejores playas de la localidad y de las más populares. Sus vistas son algo espectacular. Hablamos en verdad de tres pequeñas calas, ubicadas una al lado de la otra. La cala principal es la que se llama Blanca y tiene unos 300 metros de largo. Obviamente, se llama así porque los acantilados y las piedritas que la componen son de ese color.

La cala es popular y conocida porque es fácil acceder a ella. Ahora bien, para conocer las otras calas que la forman hay que dar algunas vueltas. La Caleta I está a unos 80 metros, al final de la Avenida Ultramar, la carretera que va rumbo a Cala Blanca. Tiene un acceso que también es fácil y uno puede ir al Mirador de Cala Blanca sin problema. ¿Si vale la pena? Obvio.

La siguiente cala es Caleta II, de aguas hermosas y cristalinas y un paisaje virginal. Es pequeña, más pequeña que las otras dos, y puedes llegar a pie desde Caleta I. Si te gustan las vistas desde las alturas hay que trepar a los acantilados y disfrutarlas.

La Caleta del francés es la más agreste del grupo y llegar no es tan fácil, aunque para nada imposible. es un pequeño y escondido paraíso al que llegas desde Caleta II caminando por rocas pegadas al mar. ¡Buen viaje!

Cala Portitxol

También se la conoce con el nombre de Cala de la Barraca, por las casitas tradicionales, de los pescadores, que hay en la zona, las barracas, a lo largo de la costa. Se llega tanto en coche como a pie. A pie, desde el Mirador de la Cruz del Portitxol y en coche, desde la carretera que va a Cabo de la Nao.

Como esta cala es muy bonita conviene ir temprano. Aquí se puede hacer snorkel, algo de buceo y nadar ya que las aguas son transparentes y de buen color.

Cala Granadella

Todos coinciden en que es una de las mejores calas de todas y además, es uno de los mejores lugares de España para hacer snorkel. ¿Cómo llegas? En coche, a pie y en autobús, combinando todo. Estacionas el coche y después o caminas o coges el autobús que proporciona localidad de Jávea.

De cualquier manera tendrás unas vistas geniales del paisaje, en el camino y una vez en la propia cala. El agua es maravillosa, diez puntos, transparente y deja ver decenas de pececillos nadando cerca del fondo. Es hermoso. Amén de los acantilados impresionantes que la rodean.

Es una cala activa, que ofrece deportes acuáticos, así que hay gente en movimiento y ruidos. Puedes hacer buceo, snorkel paddle surf, kayak…

Arenal

En Jávea hay playas de todo tipo, de arena y de guijarros, por ejemplo, pero Arenal es una de las pocas playas de arena blanca que verás aquí. Es única, la más grande, además y, por un momento, por ese color, crees estar en el Caribe o en la Polinesia.

Es una playa tranquila y relajada, para conversar, tomar el sol, leer algo o andar un poco. Tiene un paseo marítimo, con cafés, bares y restaurantes y algunas tiendas que alquilan equipos de deportes acuáticos. Y tienes a la vista la Montaña del Montgó.

Cala Ambolo

Lo primero que hay que decir sobre esta playa es que suele haber deslizamientos, así que suelen cerrarla. Por eso, conviene chequear antes de ir. No significa que no podrás ingresar, pero el riesgo corre por tu cuenta. Se trata de una cala pequeña con arenas blancas, Está ubicada antes del Cabo de la Nao y es una playa nudista, de las mejores en Jávea.  Tiene altos acantilados y aguas azules. La gente escala los muros rocosos o hace snorkel.

No tiene guardavidas ni puedes alquilar tumbonas o sombrillas o sillas de playa, pero con sus casi 300 metros si llevas tus cosas la vas a pasar genial. La cala no está lejos del Mirador de Ambolo, y se llama así porque siglos atrás había sobre la costa muchas torres de vigilancia para avisar de la legada de piratas.

Cala Sardinera

Es una cala virgen, con la orilla con grava y guijarros. Puedes llegar caminando desde el Mirador de la Cruz del Portitxol, por un camino natural. Mucha gente la elige para nadar o hacer snorkel.

Playa La Grava

Como su nombre lo indica en lugar de arena es de grava. Está al lado del puerto deportivo de la localidad y del viejo barrio de pescadores de Duanes de la Mar. Se accede a ella muy fácil y por su ubicación y popularidad tiene de todo para el turista.

La Grava es una playa de aguas mansas y cristalinas y son, con orgullo, de Bandera Azul. Hay palmeras en su paseo marítimo, mercados de artesanías y un parque acuático abierto en verano que es estupendo si vas con niños.

Playa del Benisero

Esta playa es exclusiva para los deportistas. Se trata de una playa abierta, por eso soplan vientos fuertes que son ideales para la práctica de surf y del kitesurf. Está a 300 metros del puerto y a estos deportes puedes sumar el kayak, el remo y las motos acuáticas.

A la vera de la playa hay muchos chiringuitos en los que puedes comer, los pescados y mariscos están en todos los menúes, y además la playa ofrece estacionamiento, baños públicos, senderos de madera para no quemarse los pies y alquiler de equipo de playa.

La playa Benissero se extiende un poco dándole forma al Primer Muntanyar, 1900 metros hermosos que llegan al Parador de Jávea. Es una playa de aguas turquesas y cantos rodados, muy hermosa, cuyas aguas transparentes permiten la práctica de snorkel y buceo.

Cala del Ministro

Es una playa pequeña que se ubica en el extremo de la playa de Primer Muntanyar, por detrás del Parador de Jávea. Es pequeña y rocosa y muy bonita. Tiene muchas pozas con fauna y piscinas naturales.

Franco tenía aquí una villa que terminó regalando a Navarro Rubio, su ministro de finanzas. De aquí el nombre. Hoy no habita nadie esta casa, pero se ve desde la playa. Es una playa tranquila, sin ningún tipo de servicio, así que si decides ir hay que llevar todo.

Eso sí, al final de la cala hay un bonito mirador desde el que se tiene una vista soberbia de la playa del Arenal.

Playa del Pope

Esta playa también se conoce con el nombre de playa de Tangó. Está en el extremo norte de la localidad, del lado sur de la Reserva Marina del Cabo de San Antonio. Tiene dos bahías pequeñas de arena gruesa y aguas cristalinas.

Pequeña pero hermosa.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)