Mejores castillos de España

Castillo de Ponferrada

Los mejores castillos de España se encuentran repartidos por todo el país. Tanta es la historia de nuestra nación que ha conservado fortalezas de todas las épocas y en todos sus rincones. Tenemos alcázares musulmanes en el sur, fortalezas templarias y medievales en Castilla y León e incluso construcciones neogóticas del siglo XIX en el norte.

Asimismo, los hay en un magnífico estado de conservación. Tanto que, al visitarlos, pensarás en encontrarte con un rey o un gran señor de la Edad Media. O creerás que, en cualquier momento, van a asomarse por sus almenas valerosos guerreros que lo están defendiendo. Pero, en todos los casos, se trata de colosales edificaciones que te fascinarán. Por todo esto, vamos a mostrarte los mejores castillos de España.

Castillo templario de Ponferrada

Interior del castillo de Ponferrada

Detalle interior del castillo de Ponferrada

Comenzamos nuestro recorrido por el castillo de Ponferrada tanto por ser uno de los más antiguos como por su belleza. Lo encontrarás sobre una colina en la confluencia de los ríos Sil y Boeza. Aunque se atribuye a los templarios, es resultado de obras realizadas en distintas épocas. De hecho, se cree que se halla sobre un antiguo castro celta aprovechado por romanos y visigodos.

En cualquier caso, la Orden del Temple tuvo gran importancia en la zona del Bierzo hasta principios del siglo XIV, cuando empezó a ser perseguida. Y es seguro que fueron dueños de la villa de Ponferrada hasta que Alfonso XI la donó a su mayordomo mayor, don Pedro Fernández de Castro, en 1340.

El castillo es una colosal edificación de 8000 metros cuadrados con dobles y triples defensas en forma de barbacanas y torres. Tiene planta de polígono irregular y en él se diferencian dos partes. La norte, del siglo XII, y el resto, del XV. Su portada, construida en mampostería, consta de dos torreones que flanquean un arco de medio punto por el que se accede al patio. A la izquierda, asimismo, verás la torre del homenaje. Por su parte, en el patio de armas había varias dependencias como la llamada Galería de los Azulejos.

Finalmente, otros lugares destacados del castillo que te aconsejamos visitar son los restos de las torres de Malvecino y del Moclín, con su parapeto corrido, el paseo de ronda y la albarrana con su aljibe.

Castillo de Loarre

Castillo de Loarre

Vista del castillo de Loarre

Es otro de los mejores castillos de España y lo encontrarás en la localidad que le da nombre, perteneciente a la provincia aragonesa de Huesca. Fue construido en el siglo XI por orden del rey Sancho Garcés III de Pamplona, justamente, para dominar toda la comarca de la Hoya de Huesca y como base para atacar la importante villa musulmana de Bolea.

No obstante, la muralla que puedes ver en la actualidad es posterior. Se levantó a fines del siglo XIII. Cuenta con un perímetro de 172 metros y abarca una superficie de casi diez mil metros cuadrados. Asimismo, en ella destacan sus torreones semicirculares y el rectagular que alberga uno de los accesos. También son interesantes en el conjunto la iglesia de Santa María, las torres de la reina y del homenaje o el enorme aljibe con capacidad para 8000 litros.

Está asentado sobre una gran roca caliza que le sirvió como cimiento. Fue declarado monumento nacional en 1906 y, actualmente, se le considera la fortaleza románica mejor conservada de toda Europa. En su interior, te recomendamos que veas también la cripta de Santa Quiteria, los torreones y, sobre todo, la majestuosa iglesia de San Pedro. En esta, te sorprenderá su gran cúpula, por ser un elemento constructivo muy raro en el románico.

El Alcázar de Segovia, famoso entre los mejores castillos de España

Alcázar de Segovia

Alcázar de Segovia

Llegamos ahora a uno de los castillos más famosos del planeta. Construido en el siglo XII, por el han pasado nada menos que veintidós reyes y numerosos dignatarios. Se alza, imponente, sobre el valle del Eresma y es una perfecta muestra de fortaleza militar medieval.

Claro que no todo su conjunto pertenece a esa centuria. Consta de dos partes. Por una están las estancias interiores, con una capilla y salas como la del Trono, la de las Piñas o la de los Reyes. Y, por otra, la la exterior, construida más tarde y en la que destaca el patio herreriano, el foso con su puente levadizo y la torre del homenaje. Esta última, muy hermosa, presenta cubierta de cañón, cinco torreones y ventanales geminados.

Asimismo, te recomendamos que visites la Torre de Juan II, una primorosa muestra del gótico civil hispano. Construida en el siglo XV, fue empleada como prisión de estado. De hecho, en ella estuvo preso don Álvaro de Luna. Rematada por almenas, si asciendes sus sinuosos 152 escalones, tendrás unas espectaculares vistas de la ciudad de Segovia, con el santuario de Fuencisla, el barrio judío o la iglesia de la Vera Cruz.

En su interior, además de las salas decoradas por artistas mudéjares, puedes ver en la actualidad el Museo de Armas y el Archivo Histórico Militar de Segovia, considerado el más antiguo del ejército español.

Castillo de Olite

Castillo de Olite

Panorámica del castillo de Olite

Edificado a caballo entre los siglos XIII y XIV como una de las sedes cortesanas del Reino de Navarra, es monumento nacional desde 1925. También ha sido ampliado en varias ocasiones y, por ello, igualmente se distinguen en su conjunto dos partes bien distintas. Por una parte está el Palacio Viejo o de los Teodobaldos, actual Parador Nacional de Turismo y, por otra, el Nuevo.

Entremedias, una explanada donde estuvo el llamado Palacio de la Reina y también hay constancia de otro denominado del Infante don Luis. Pero, sobre todo, despertarán tu atención las robustas murallas y vertiginosas torres del conjunto.

El Palacio Real de Olite, como también se le conoce, está inspirado en el gótico francés, aunque también cuenta con elementos mudéjares. De su magnificencia, te dará idea el hecho de que incluso tenía jardines colgantes y un zoológico. Este último, como curiosidad, tenía incluso un león que fue regalo de Pedro IV de Aragón. Se accede al castillo por la plaza de Carlos III en Noble, que lleva al Patio de los Naranjos. Una vez en el interior, destaca la torre del homenaje o de la Vit, con base rectangular y cuarenta metros de altura. No obstante, quizá más espectacular aún es la de las Tres Coronas, de planta octogonal.

Ya en el cuerpo principal de la construcción encontrarás salas como la de los Arcos o la de la Reina, la capilla de San Jorge o la Cámara de los Yesos, así llamada porque conserva su maravillosa yesería mudéjar.

Castillo de Bellver

Castillo de Bellver

El castillo de Bellver

Quizá esta fortificación no se encuentre entre los castillos más espectaculares de España, al menos si la comparamos con los anteriores. Pero te hablamos de ella por su originalidad, ya que es uno de los pocos existentes en Europa con planta circular. Se halla sobre una colina dominando la bahía de Palma de Mallorca y te ofrece una maravillosa perspectiva tanto de esta como de la sierra de Tramuntana. De hecho, su nombre significa «bella vista».

Fue construido en el siglo XIV por mandato del rey Jaime II y es de estilo gótico. Su diseño pudo estar inspirado en el Herodion, palacio edificado por el rey Herodes en las cercanías de Jerusalén. No solo comparte con este su planta circular, sino también tres torres menores igualmente en forma de círculo. La del homenaje está exenta, aunque unida al conjunto por un arco levemente apuntado.

Circundando el edificio encontrarás dos fosos y en su interior un gran patio central al que se asoman las dos plantas mediante galerías de arcos góticos. Además, alberga el Museo de Historia de la ciudad de Palma, donde puedes ver cómo vivían sus primeros pobladores.

Castillo de Butrón, un capricho entre los mejores castillos de España

Castillo de Butrón

El castillo de Butrón, en Vizcaya

Terminamos nuestro recorrido por los mejores castillos de España en la provincia de Vizcaya, concretamente en el municipio de Gatica. Allí puedes ver el castillo de Butrón, una joya neogótica del siglo XIX. No obstante, se construyó sobre los restos de una antigua fortaleza medieval. Y, como modelo se tomaron los grandes castillos bávaros de su misma época.

Tiene una superficie de casi dos mil quinientos metros cuadrados y se encuentra en un parque de treinta y cinco mil. Se estructura en bajo, seis plantas, bajo cubierta y cuatro torres, la más alta de las cuales es la del homenaje. Asimismo, se accede a él a través de un puente que salva el foso perimetral.

La verdad es que este castillo fue un capricho urbanístico del marqués de Cubas, que fue quien ordenó su construcción. Porque no es demasiado funcional. Sus torres tienen poco espacio habitable y, en ciertos casos, para ir de una estancia a otra hay que hacerlo por pasadizos al aire libre. No obstante, es una preciosidad que te aconsejamos ver si viajas al País Vasco.

En conclusión, te hemos mostrado algunos de los mejores castillos de España. Pero podríamos hablarte de otros igualmente magníficos. Por ejemplo, el de Peñafiel en la provincia de Valladolid, que es monumento nacional y data del siglo XIV; del de La Mota, también en la misma provincia, pero en Medina del Campo y unos cien años más joven, o de la propia Alhambra de Granada, que no deja de ser un recinto fortificado. ¿No te parece que conocer estos castillos es una magnífica forma de hacer turismo?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*