Menorca con niños

Imagen| Pixabay

Menorca es un paraíso por muchas razones: sus preciosas calas y playas, sus coquetos pueblos, sus atardeceres de ensueño, su rica gastronomía y sus actividades deportivas en plena naturaleza. No es de extrañar, por tanto, que haya muchos viajeros que se rinden a sus encantos en cuanto ponen un pie en esta isla balear e incluso repiten cada año.

Se ha hablado mucho de Menorca como el paraíso ideal para los viajes con amigos que buscan la tranquilidad e incluso los viajes en pareja. Pero ir a Menorca con niños es también una decisión muy acertada. La isla ofrece opciones diversas para viajar en familia. De hecho, Menorca está cada vez más de moda en lo que a destinos en familia se refiere, pues es relativamente tranquila para viajar con niños a diferencia de otras islas de las Baleares que están más enfocadas a la fiesta.

Sin lugar a dudas, viajar a Menorca con niños es un plan ideal de vacaciones en el Mediterráneo. ¡Descubre todas las cosas que la isla tiene para ofrecer!

Alojamiento en Menorca con niños

Si viajas a Menorca con niños lo más aconsejable es alquilar un apartamento o reservar en un hotel con servicios para las familias. Muchos de ellos están enfocados a la diversión de los menores y a la comodidad de sus padres. La mayoría de los hoteles cuentan con animación infantil, piscinas adaptadas para los más pequeños y otros servicios de entretenimiento.

Por ejemplo, si vas en familia te aconsejamos una zona de playa con todos los servicios como Son Bou, Punta Prima o Cala Galdana. No obstante, si buscas algo con más actividad entonces te recomendamos Ciutadella o Mao. Fornells es también una buena opción. Se trata de un pequeño municipio al norte de la isla donde se pueden realizar muchos planes al aire libre cuando los niños son un poco más mayores, como excursiones en barco por Menorca.

¿Qué ver en Menorca con niños?

Playas y calas

Imagen| Pixabay

Uno de los principales atractivos de la isla son sus calas y playas. Menorca fue declarada Reserva de la Biosfera gracias a sus paisajes bien conservados y a sus idílicas playas. Se trata de un lugar único para perderse y disfrutar de la naturaleza en estado puro.

Si viajas a Menorca con niños pequeños te recomendamos que busques playas accesibles y con servicios como por ejemplo en Fornells, Binibeca o Cala Galdana, que además de ser una de las mejores playas de Menorca disponde de servicios como tumbonas, chiringuitos, tiendas, baños o instalaciones para hacer actividades náuticas.

Si ya son chavales, entonces llévalos a las playas o calas de difícil acceso como Cales Coves para bañarse en las rocas y tomar unas fotografías espectaculares que mostrar en redes sociales.

En los listados de las mejores playas de Menorca siempre aparece la Cala Turqueta que, como su nombre apunta, posee aguas de color turquesa, su arena es fina y se encuentra escondida en una pineda. Llama mucho la atención el contraste entre el verde de las copas de los pinos con el azul brillante del mar, lo que conforma la perfecta postal playera.

No podemos olvidar la cala Morell, una de las más impresionantes que ver en Menorca. Su singularidad se encuentra en que está rodeada por acantilados de rocas sobre las que se han construido plataformas para que los visitantes puedan tomar el sol. Merece la pena visitarla porque el paisaje es espectacular y sus aguas son limpias y cristalinas. Además, en sus alrededores se ubica una necrópolis de la cultura talayótica.

Cultura Talayótica

Imagen| Pixabay

Hablando de la cultura talayótica, se trata de una de las cosas más interesantes que ver en Menorca y que poca gente conoce. Su nombre procede de los talayots, torres de vigilancia que se han convertido en la construcción más popular de este periodo histórico.

Resulta que la isla tiene multitud de restos de esta cultura de sociedades prehistóricas que se originaron en Mallorca y Menorca en el II milenio a.C. Es prácticamente un museo al aire libre.

Algunos de los yacimientos más importantes que podemos visitar en la isla son la Naveta des Tudons, la Necrópolis de Cala Morell, la Torre d’en Galmés o la Torralba d’en Salord, entre otros.

Excursión en barco

Dado que el acceso por tierra a según qué calas se complica mucho si vamos a Menorca con niños pequeños, la mejor manera de conocer la costa de la isla es desde el mar. Una ruta por la costa norte de Menorca en barco para descubrir las mejores calas de esta parte de la isla puede ser un plan muy divertido. Especialmente si los niños no se han subido antes a ningún barco.

Visitar los faros

Para esta actividad recomendamos alquilar un coche para ver los faros que hay repartidos por la isla. Suelen hallarse alrededor de paisajes preciosos y merecen un paseo en familia para disfrutar de la naturaleza. Algunos ejemplos son Punta Nati, Cavalleria o Artutx.

Visita a Mahón

Imagen| Pixabay

Mahón es la capital de Menorca y como capital que es, merece una visita al menos aunque vayamos en familia. Además de descubrir los edificios históricos más importantes como el Ayuntamiento, la iglesia de Santa María, el Bastión de Sant Roc, el Museo de Menorca o la Iglesia de Sant Francesc, es su gran puerto quien se lleva todo el protagonismo pues está repleto de bares, restaurantes y terrazas.

Visita una fábrica de queso

Menorca es conocida por la sobrasada y sobre todo por el queso. De hecho, la isla cuenta con el queso con denominación de origen Mahón-Menorca. Hay muchas fábricas alrededor de toda la isla por lo que te animamos a que un día vayas de excursión con tus pequeños foodies a descubrir cómo se hace el queso.

Zoo de Menorca

Imagen| Pixabay

El Lloc de Menorca es un lugar muy especial en la isla donde las familias podrán disfrutar de una gran variedad de animales de razas autóctonas y especies exóticas de todo el planeta. Los animales que viven aquí han sido acogidos gracias a proyectos con centros de rescate europeos. Las instalaciones en las que habitan son creadas y acondicionadas pensando en el bienestar de los animales y con la intención de que los visitantes interactúen con ellos, algo que entusiasmará especialmente a los niños.

Parques Acuáticos en Menorca

En Menorca también hay parques acuáticos, para quienes quieran cambiar un día de playa por uno de piscina entre toboganes de agua. En la isla hay cuatro parques acuáticos, dos en la zona de Ciutadella, uno en la urbanización de Playas de Fornells y otro en Sant Lluís. Sus nombres son Aqua Center, Aqua Rock, Splash Sur Menorca y Carema Splash Park.

¿Dónde comer en Menorca con niños?

Imagen| Wikipedia

Dependiendo de la edad de los niños sabemos que no se puede comer en cualquier parte por lo que la cosa se complica un poco si no conocemos la isla.

Los más aconsejable es buscar terrazas grandes y espaciosas donde sentirte a gusto. Dando una vuelta por el puerto de Ciutadella y el de Mao encontrarás opciones chulas para ir con niños, al igual que en el Paseo de Fornells.

También puedes optar por restaurantes que tengan una zona de juegos o bien decantarte por los chiringuitos. Hay muchos en Menorca.

Alguna de las comidas más tradicionales de Menorca que podrás disfrutar son la caldereta de langosta, la sobrasada, la berenjena rellena, la mahonesa, el queso de Mahón y la ensaimada.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*