¿Merece la pena contratar un seguro de cancelación de viaje?

Al organizar una escapada son muchas las cosas que debemos tener en cuenta: el hotel, el equipaje, el transporte, las excursiones… Preparar un viaje lleva su tiempo y para conseguir un chollo hay que buscar con bastante antelación. Aun así puede que no encontremos un viaje lo suficientemente barato por lo que si, a última hora, nos vemos obligados a cancelar las vacaciones no resulta nada agradable perder el tiempo invertido en prepararlo y los ahorros que habías destinado a viajar.

Contratar un seguro de cancelación de viaje puede ser un gasto extra que no deseas pero ante circunstancias que no podemos prever, será de gran utilidad para que al menos la pérdida económica no te afecte. Piensa que con ese dinero puedes volver a planificar ese mismo viaje en otra ocasión.

Los seguros de cancelación de viaje ofrecen seguridad ante diferentes escenarios que puedan impedirte viajar y, por tanto, perder el dinero para las entradas a museos y monumentos, pasajes de avión, hoteles, vehículos de alquiler, etc. El coste de un seguro de estas características varía en función del importe declarado a asegurar por cada persona, siendo un porcentaje sobre esa cantidad.

¿En qué consiste un seguro de cancelación de viaje?

Suele tratarse de cláusulas anexas a un seguro específico o como parte de los requisitos de un viaje. Solamente es válido si se contrata desde el inicio en el momento de hacer las reservas para el viaje.

La cobertura de este seguro suele ser grande y a un precio ajustado. En cualquier caso, serán más as opciones que cubrirá si se paga un precio más elevado, pero generalmente no suponen un extra muy caro si se tiene en consideración su utilidad en el supuesto de llegar a necesitarlo.

La cobertura del seguro de cancelación de un viaje tiene un límite dependiendo de la aseguradora, desde el cual ésta no se hará cargo de los gastos. Precisamente es el límite que elijas el que determinará el precio del seguro de cancelación del viaje. A más límite, más cosas se cubrirán pero también será más caro.

Lo fundamental a la hora de contratar un seguro de cancelación del viaje es dar con el equilibrio entre el precio a pagar por el seguro, las actividades contratadas, el tipo de viaje que vas a realizar. Carece de sentido pagar por exceso o por defecto, pues en un supuesto perderás dinero y en otro pagarás más por algo que no recuperarás si algo no sale bien.

Algo muy importante sobre este tipo de seguros es guardar todos las facturas de las excursiones que contrates o de los gastos que hagas pues estos recibos serán los que verifiquen la clase de devolución a hacer en caso de que lo necesites.

¿Qué situaciones puede cubrir el seguro de cancelación?

Un seguro premium podrá cubrir:

  • Enfermedad del asegurado o pariente comprobado por un médico que suponga mínimo un día de hospitalización o incapacidad temporal durante la semana previa al viaje.
  • Accidente del asegurado o pariente. Daño físico verificado por un médico que suponga mínimo un día de hospitalización o incapacidad temporal durante la semana previa al viaje.
  • Muerte del asegurado o pariente.
  • Despido laboral del asegurado.
  • Daños graves por incendio, robo, explosión o inundación en locales profesionales o residencia habitual.
  • Cita judicial como demandante, demandado, jurado o testigo.
  • Convocatoria para ser miembro de una mesa electoral.
  • Cita para tratamiento quirúrgico al asegurado o familiar.
  • Anulación de un acompañante inscrito al mismo tiempo en la misma reserva y asegurado.
  • Traslado de trabajo que conlleve un cambio de residencia habitual del asegurado a nivel geográfico.
  • Incorporación a nueva empresa por contrato superior un año.
  • Presentación como opositor a exámenes oficiales de oposiciones de un organismo público.
  • Muerte de un familiar de tercer grado.
  • Enfermedad o accidente grave del empleado contratado por el asegurado para la guarda de hijos menores.
  • Muerte de la persona contratada por el asegurado para el cuidado de hijos menores.
  • Aborto involuntario o complicaciones graves en el embarazo que obliguen a guardar reposo absoluto.
  • Detención policial del asegurado.
  • Robo de documentación o equipaje 72 horas antes del viaje que viajar.

Un seguro estándar podrá cubrir:

  • Enfermedad del asegurado o pariente. Trastornos en la salud salud comprobado por un médico que suponga mínimo un día de hospitalización o incapacidad temporal durante la semana previa al viaje.
  • Accidente del asegurado o pariente. Daño físico verificado por un médico que conlleve, durante la semana previa al viaje, mínimo un día hospitalización o incapacidad temporal.
  • Anulación de un acompañante inscrito a la vez en la misma reserva y asegurado.
  • Muerte del asegurado o pariente.
  • Cita para tratamiento quirúrgico al asegurado o pariente.
  • Daños graves por robo, inundación, explosión o incendio en locales profesionales o residencia habitual.

En definitiva, contar con un seguro de cancelación de viaje es una buena idea para no perder todo lo invertido en caso de tener que anular el viaje. Dado que cada viaje es distinto, requiere una preparación determinada y el precio final es también diferente. Ponte en contacto con varias aseguradoras antes de contratar uno y preocúpate sólo de disfrutar.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Consejos, Viajes

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos podemos topar, por ello en Actualidad Viajes te daré los datos que necesitas para disfrutar al máximo de tus vacaciones en cualquier rincón del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*