Metro de Madrid, un pedacito de nuestra Historia

Sol Metro Madrid

Miles de personas toman el metro de Madrid a diario para moverse por la capital de España. Se trata del medio de transporte más rápido y uno de los mejores suburbanos del mundo. El rey Alfonso XIII inauguró el primer tramo que unía Sol con Cuatro Caminos en octubre de 1919 y desde entonces no ha parado de crecer.

No obstante, el metro de Madrid es mucho más que un medio de transporte. Aunque no lo parezca también es un asombroso museo pues guarda interesantes tesoros que esperan ser descubiertos por los apresurados viajeros. A continuación os mostramos algunos de ellos para que la próxima vez que viajéis en el suburbano os detengáis a contemplar, si lo deseáis, un pedacito de nuestra Historia.

Historia Metro de Madrid

Metro de Madrid antiguo

El 17 de octubre de 1919 el rey Alfonso XIII inauguró la primera estación de metro de Madrid: Cuatro Caminos. Quince días después, los más de 50.000 pasajeros que realizaron el primer viaje comprobaron cómo el tiempo de su trayecto habitual pasaba de media hora en tranvía a diez minutos en el ferrocarril metropolitano. Era el medio del futuro y aunque en un principio levantó muchas suspicacias el éxito fue inmediato.

Dos años después llegó la primera ampliación hasta Atocha y en 1924 se puso en marcha la línea 2 entre Sol y Ventas. En aquel entonces comenzaban a aparecer los primeros billetes de ida y vuelta y el primer ascensor, que resultó ser de pago.

Ni la Guerra Civil consiguió detener su avance. Unas semanas después del comienzo de la contienda se abrió la línea 3, entre Sol y Embajadores. No obstante, fue ocupada casi de inmediato y tuvo que cerrarse al igual que la línea Goya-Diego de León (actual línea 4). En esta etapa, los vagones alternaban el transporte de ciudadanos con el de ataúdes hacia los cementerios del este y los túneles se usaban como refugio durante los bombardeos.

guerra civil metro madrid

Durante el franquismo y con el posterior crecimiento demográfico de los 60, los andenes de la línea 1 fueron ampliados de 60 a 90 metros. Durante esta reforma se cerró la estación de Chamberí ya que al estar en curva no se pudieron llevar a cabo los cambios.

En años posteriores el Metro de Madrid experimentaría un gran crecimiento. En 1960 se inauguraba la línea 5 y en 1974 la 7 entre Pueblo Nuevo y Las Musas. Después llegarían la línea 6 (circular), la antigua 8 (que actualmente forma parte de la 10 y que hacía el recorrido Nuevos Ministerios-Fuencarral) y la 9, con la que se alcanzaron los 100 kilómetros al abrirse el tramo Plaza Castilla-Herrera Oria en 1983.

Taquillas Metro Madrid

En la década de los 90 la construcción de las líneas 8 y 11 se ponía en marcha y el Metro de Madrid se preparaba para salir de la capital con destino a Arganda del Rey y Rivas Vaciamadrid.

Actualmente, Metro llega a 12 municipios y cada madrileño tiene una estación a 600 metros de su casa. Más de dos millones y medio de personas utilizan a diario este medio de transporte que ahora, a través de la línea 12, une también Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés y Móstoles.

El Metro de Madrid es hoy uno de los principales suburbanos del mundo y en la comparación con los de las grandes capitales occidentales, destaca por su limpieza, seguridad y la modernidad de las instalaciones. Lo que comenzó como un pequeño proyecto para mejorar la movilidad de los madrileños es hoy una de las grandes redes de metro del mundo, junto a Nueva York, Londres y París.

Metro de Madrid, un asombroso museo subterráneo

Madrid es una ciudad tan interesante que guarda secretos hasta en el subsuelo. No hay más que darse una vuelta por su metro para comprobarlo.

Por ejemplo, si alguna vez habéis viajado en la línea 1 y habéis pasado por las estaciones de Bilbao e Iglesia os habréis percatado de la existencia de una antigua estación en la que el tren no se detiene. Se la conoce como “la estación fantasma” pero su verdadero nombre es Chamberí y fue una de las ocho estaciones que componían esta línea a principios del siglo XX.

estacion fantasma metro madrid

Metro de Madrid | Estación Chamberí

En 1966 se quiso ampliar el número de vagones de los trenes de la línea y al no poderse agrandar los andenes para que correspondiesen con la longitud de los trenes se cerró dada la proximidad de las estaciones aledañas. Diseñada por el arquitecto Antonio Palacios permaneció en desuso durante más de cuarenta años y pese a estar tapiada fue objeto de vandalismo. En 2006 se inició un proceso de rehabilitación para recuperar la estación y crear un museo de acceso gratuito con el que dar a conocer cómo era el metro en sus inicios.

Por otro lado, el arte también tiene un hueco muy importante en el Metro de Madrid. En la estación de Retiro (línea 2) uno de los andenes está decorado con murales del célebre dibujante Antonio Mingote. Ésta cuenta también con una sala de exposiciones que acoge muestras temporales de fotografía y pintura.

Metro Madrid Mingote

En la estación de Goya (líneas 2 y 4) también existe un verdadero museo para los amantes de la pintura. En el andén de la línea 4 hay copias de varios grabados enmarcados en una cenefa blanca pertenecientes a Francisco de Goya. Un total de ochenta reproducciones del artista aragonés que corresponden a las series de Los Caprichos y Tauromaquia. Sin duda una buena forma de entretenerse mientras llega el tren a la estación.

La arqueología también tiene un espacio reservado en el Metro de Madrid. Las estaciones de metro de Ópera y Carpetana dan fe de ello. En la primera se hallaron restos arqueológicos de los siglos XVI y XVII que se han conservado y han pasado a formar parte del mayor museo arqueológico de la capital ubicado bajo tierra. Los restos pertenecen a una fuente y al acueducto de Amaniel.

Estación Carpetana Metro de Madrid

En la segunda se hallaron restos fósiles con motivo de una excavación para construir unos ascensores en 2008. Pertenecen al Mioceno Medio y, en concreto, a géneros como el Anchitherium, Amphicyon o Cheirogaster. A día de hoy se pueden contemplar las réplicas de estos fósiles por toda la estación pues están expuestos en vitrinas acompañadas de paneles explicativos.

Curiosidades del Metro de Madrid

  • Las obras para instalar la red de metro en Madrid comenzaron un 19 de septiembre de 1916. Tres años más tarde el rey Alfonso XIII inauguraba este moderno medio de transporte.
  • El primer billete de Metro de Madrid costaba 15 céntimos por trayecto. El horario de funcionamiento era desde las 6:20 de la mañana hasta las 2:00 de la madrugada.
  • La longitud de todas las líneas asciende a 324 kilómetros, lo que la convierte en la séptima red de metro más extensa del mundo por detrás de Moscú, Tokio, París, Londres, Shangái y Nueva York.
  • La estación en la que confluyen más líneas es en Avenida de América con cuatro en total.
  • La línea con más estaciones es la número 1 con 33 paradas pero la que recorre más distancia es la línea 12, al hacer un total de 40,96 kilómetros.
  • Uno de sus rasgos distintivos de Metro de Madrid es que sus trenes circulan por la izquierda, cuando la mayoría de las infraestructuras de ferrocarril españolas lo hace por la derecha.
  • La estación del Alto del Arenal (línea 1) es mucho más importante de lo que parece ya que en ella se encuentra el Puesto Central que controla todo lo que sucede en el suburbano madrileño.

Categorías

Cultura

Isabel Catalán

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *