Mijas

Vista de Mijas

Mijas

Mijas se halla en plena Costa del Sol, aproximadamente a mitad de camino entre Málaga y Marbella. Si quieres pasar tus vacaciones en un sitio que te ofrezca playas, montaña, monumentos y animación, todo en el mismo lugar, Mijas es tu destino.

Porque sus aproximadamente ochenta mil habitantes se distribuyen entre Mijas Pueblo, situado en la ladera de la sierra homónima, y Mijas Costa, a su vez dividida en Las Lagunas y La Cala, zonas turísticas donde hallarás preciosas playas y los principales hoteles, bares y restaurantes. Si esta breve descripción ha despertado tu interés, te invitamos a seguir leyendo.

Qué ver y qué hacer en Mijas

La localidad malagueña tiene un litoral muy cuidado en el que abundan magníficas playas. Nueve de ellas cuentan con bandera Q de Calidad Turística y otras tres poseen Bandera Azul. Pero además, tienes mucho que ver y hacer en Mijas.

Mijas Pueblo

Conforma el casco antiguo de la localidad malagueña y ostenta la categoría de Conjunto Histórico Artístico. Es una preciosa villa de calles estrechas y casas blancas y encaladas dentro de los restos de una primitiva muralla árabe. Desde los jardines de esta, tienes unas espectaculares vistas de la Costa del Sol. Incluso puedes hacer un recorrido en sus burro-taxis y también puedes visitar monumentos como los siguientes.

Una calle de Mijas

Calle de Mijas Pueblo

Iglesia de la Inmaculada Concepción

Construida entre los siglos XVI y XVII sobre los restos de una antigua mezquita de la cual se aprovechó su torre mudéjar, es un templo de aire clásico, con tres naves separadas por arcos de medio punto que descansan sobre columnas de mármol y dos capillas laterales. En su interior, además, puedes ver ocho preciosos frescos sobre los Apóstoles de estilo barroco.

Ermita de la Virgen de la Peña

Es una capilla excavada en la roca a la que se añadió una sacristía que armoniza bien con la primera pues simula ser natural. Fue obra de un anacoreta del siglo XVII y alberga la talla de la Virgen de la Peña, patrona de la localidad malagueña.

Otros templos

La iglesia de San Sebastián fue edificada en el siglo XVII y alberga varias pinturas murales de ángeles. Por su parte, la ermita del calvario se encuentra en plena sierra de Mijas y está fechada en torno a 1710; la de Nuestra Señora de los Remedios, cien años posterior, conserva una escultura de la Virgen de los Remedios que tiene tres siglos de antigüedad, y, finalmente, la ermita de San Antón es objeto de peregrinaje el día 17 de enero.

Los Jardines de la Muralla

Ya te hemos mencionado que fueron instalados sobre los restos de la antigua fortaleza árabe que circundaba el pueblo. Hay en ellos distintas especies vegetales, pero los mejor son las maravillosas vistas que te proporcionan de la Costa del Sol.

La ermita de la Virgen de la Peña

Ermita de la Virgen de la Peña

La plaza de toros

Con independencia de que te guste o no el espectáculo taurino, te aconsejamos que visites la plaza. Fue construida hacia 1900 y presenta dos peculiaridades: es ovalada y se ubica en la misma roca de la montaña.

Museos

No deja de sorprender que una localidad pequeña como Mijas cuente con varios museos. Sin embargo, puedes visitar en ella la Casa Museo de la Villa, de carácter etnográfico; un centro de arte contemporáneo con algunas obras nada menos que de Picasso, Miró o Dalí; el llamado Carromato de Mijas, que es una muestra de miniaturas; el Molino de Harina y el Centro de Interpretación de las Torres Vigías, de las cuales te hablaremos.

Senderismo por la sierra de Mijas

La sierra donde se enclava Mijas Pueblo es uno de los grandes pulmones de la Costa del Sol. Tanto su abundante flora y fauna como su relieve abrupto hacen de ella un magnífico lugar para que hagas rutas de senderismo. El Ayuntamiento de la localidad ha establecido una serie de recorridos perfectamente señalizados que transitan por la ladera sur de la sierra y que parten del propio Mirador de Mijas Pueblo para llegar hasta zonas como las del Cerro del Moro y Jabalcuza.

Mijas Costa: las playas

No obstante todo lo dicho, una de las grandes ventajas que te ofrece la localidad malagueña es su buen número de maravillosas playas. Las encontrarás en la llamada Mijas Costa, que incluye Las Lagunas y La Cala.

Entre ellas, destacan Cabo Rocoso, perfecta para que practiques windsurf y submarinismo; El Chaparral, de más de cuatro kilómetros de longitud; El Faro, situada en la punta de Calaburras y perfecta para la pesca, o El Bombo, de arena oscura. Pero quizá las dos mejores sean las de Cala Honda y La Cala de Mijas, que incluso cuenta con Bandera Azul.

El Carromato de Mijas

Carromato de Mijas

Por otra parte, el litoral de Mijas te guarda otra sorpresa. Se trata de las torres vigía de que antes te hablábamos. Formaban parte de la línea de defensa costera del litoral mediterráneo andaluz. Son cuatro torres almenaras, es decir, que se comunicaban entre ellas mediante la luz del fuego para avisar de un peligro: la de Calaburras, la de la Cala del Moral, la de Calahonda y la torre Batería de la Cala del Moral. Además, en esta última puedes visitar el centro de interpretación que te mencionábamos anteriormente.

¿Qué comer en la localidad malagueña?

En Mijas puedes disfrutar de cocina internacional gracias a los numerosos restaurantes con que cuenta, especialmente en la zona costera. Pero también tienes la oportunidad de probar platos típicos que llevan cientos de años preparándose.

Entre ellos, te recomendamos sopas como el ajo blanco con uvas moscatel, que se toma fría y lleva ajo, almendras, pan y uvas; el gazpachuelo, que se prepara con clara de huevo, pan y mayonesa; la sopa de maimones; la cachorreña, que lleva bacalao y pan, o los tradicionales salmorejo y gazpacho.

También es típica la ensalada mijeña, cuyos ingredientes son patatas, cebolletas, aceitunas, naranjas y bacalao desmenuzado. Y, por supuesto, el conocido pescaito frito, que se adereza con sal, aceite de oliva y limón.
En cuanto a los dulces, debes probar las gachas, que se sirven con miel o leche azucarada; la leche frita con canela y azúcar; los buñuelos; las tortas de miel y las almendras garrapiñadas.

Puedes acompañar tu comida con el popular pan cateto y terminarla con un vino dulce de la Denominación de Origen Málaga, elaborado con uvas Pedro Ximénez y Moscatel.

Los burro-taxis

Burro-taxis

¿Cómo llegar a Mijas?

La villa andaluza está a unos treinta kilómetros de Málaga, donde hay un aeropuerto internacional. Desde este, no hay líneas de autobuses interurbanos que te lleven hasta Mijas. Tendrás que hacer trasbordo: ir primero a Málaga y en la capital tomar otro autobús que sí te dejará en ella.

Si prefieres desplazarte en tu propio coche o en uno de alquiler, la carretera que te lleva a La Cala de Mijas es la AP-7. Para llegar al pueblo, tienes que desviarte previamente por la A-368 o por la A-387. Una vez en el pueblo, tienes la opción de probar los citados burro-taxis, unos pequeños carros tirados por estos animales.

En conclusión, Mijas cuenta con todos los ingredientes para que disfrutes de una estancia maravillosa. La parte del pueblo es una preciosidad de calles estrechas y casas encaladas, mientras que la de la costa te ofrece imponentes playas y buenos establecimientos hoteleros con bares y restaurantes. ¿No te apetece conocer esta bonita localidad de la Costa del Sol?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*