Mugardos

Mugardos es un pequeño pueblo de tradición marinera situado en la orilla izquierda de la ría de Ferrol. Es una zona de naturaleza privilegiada con paisajes siempre verdes y una costa espectacular. Asimismo, el Camino de Santiago Inglés transita por su término municipal.

Tu paso por Mugardos debe incluir una visita a su puerto, que en su tiempo fue uno de los más pujantes de toda Galicia, y a su paseo marítimo, enmarcado por típicas casas con galerías. Tanto en una zona como en la otra hallarás numerosos bares y restaurantes donde es obligatorio pedir el pulpo a la mugardesa, del cual te hablaremos. Un baño en la acogedora playa de Bestarruza y la visita a sus monumentos completarán tu estancia en Mugardos. Si quieres conocer mejor este precioso pueblo coruñés, te invitamos a seguirnos.

Qué ver y qué hacer en Mugardos

Tanto la preciosa localidad gallega como sus alrededores cuentan con algunos monumentos que te aconsejamos visitar. Entre ellos, fortalezas costeras, capillas y edificios singulares entre los que se hallan pazos y construcciones modernistas. Vamos a conocerlos.

Castillo de La Palma

Sus orígenes se remonta al siglo XVI, pero la construcción que puedes ver hoy es del XIX. Era una fortaleza de vigilancia que controlaba la entrada a la ría de Ferrol junto al Castillo de San Martín, que está cerca aunque se halla en ruinas, y el de San Felipe, al otro lado de la ría.

Actualmente está abandonado pero su último cometido fue el de cárcel militar. De hecho, en él estuvo preso el exteniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero Molina, uno de los participantes en el golpe de estado del 23-F.

El castillo de La Palma

Castillo de La Palma

Pazos y edificios modernistas

El casco urbano de Mugardos cuenta con un buen número de edificios históricos, como te decíamos. Entre ellos, tienes pazos del siglo XV como el de Rilo, del XVI como la Casa de la Sirena, y de principios del XIX como el Pazo de las Condesas.

Pero también te ofrece interesantes construcciones de tipo modernista, como las casas Cudilleiro y Gelpi, el antiguo cine Zárate, el Casino Progreso o el llamado Chalet de la Esperanza.

Baños romanos de Caldoval, el pasado de Mugardos

Carácter distinto tiene el Centro de Interpretación de Caldoval, que acoge los baños romanos descubiertos en la ensenada de Santa Lucía. Son los únicos con palestra hallados en todo el noroeste de la Península Ibérica y pertenecían a una villa rural habitada entre los siglos I y V después de Jesucristo.

Una visita a este centro te permitirá descubrir cómo era la vida de las poblaciones romanas asentadas en la zona durante la decadencia del Imperio, desde sus juegos y distracciones hasta sus labores cotidianas.

Monasterio de Santa Catalina de Montefaro

Aunque no se halla en Mugardos, sino en el vecino concejo de Ares, te aconsejamos que visites este monasterio construido en el siglo XII, aunque profundamente reformado en el XIV. Por ello, presenta una factura de transición entre el románico y el gótico, si bien un tanto desvirtuado por elementos añadidos en el XVIII.

De estos, se conservan dos preciosos claustros barrocos. Por su parte, la torre es de estilo churrigueresco y muchos elementos escultóricos de su primera fábrica románica como capiteles, canecillos y arcos, pueden verse en el Museo de San Antón, en La Coruña.

El monasterio de Santa Catalina

Monasterio de Santa Catalina de Montefaro

Iglesias y capillas en Mugardos

También te ofrece la bonita villa coruñesa un interesante patrimonio religioso. Destaca en él la iglesia de San Julián de Mugardos, de la cual, además, parte una ruta de senderismo. Esta recorre el Castillo de La Palma, los caminos del Baño y de A Redonda, el monasterio de Montefaro para llegar hasta las baterías de la Bailadora, donde encontrarás un mirador que te ofrece maravillosas vistas de la ría ferrolana.

El patrimonio religioso de Mugardos se complementa con las capillas de la Ascensión y de San Vitorio; las iglesias de San Juan de Piñeiro y de Santiago de Franza y la ermita de Nuestra Señora de la Merced.

Cuándo es mejor viajar a la localidad coruñesa

El clima en Mugardos presenta inviernos fríos y lluviosos, con temperaturas que no suelen bajar de dos grados. En cambio, los veranos son más secos y bastante cálidos. Por ello, los mejores meses para que visites la localidad gallega son los que van de junio a septiembre.

Además, en el mes de julio tienen lugar las fiestas del Carmen y la del Pulpo, catalogada de Interés Turístico de Galicia. No obstante, las fiestas patronales de San Julián son en enero y la popular romería del Voto de Chanteiro tiene lugar, normalmente, en mayo.

Qué comer en Mugardos

La villa coruñesa te ofrece todos los platos típicos de Galicia. Entre ellos las empanadas, el caldo gallego, los pescados y los mariscos. Pero también magníficas carnes como las de ternera de Capelada y hortalizas como los pimientos do Couto y los grelos de Cerdido.

San Juan de Piñeiro

Iglesia de San Juan de Piñeiro

Sin embargo, el plato estrella de la localidad es, como te decíamos anteriormente, el pulpo a la mugardesa. Su receta es tan sencilla como deliciosa. Se cuece el cefalófodo en agua de mar y luego se pasa por la sartén junto a un refrito de cebolla, aceite y pimentón dulce. Una vez hecho esto, se sirve acompañado de cachelos (patatas) y pimientos.

Después de este delicioso plato, puedes terminar tu comida con una ración de tarta castiñeira o de arroz con leche. Y, para beber, puedes elegir un vino de Ribeiro.

Cómo llegar a Mugardos

Una de las formas más divertidas de llegar a la villa coruñesa es en barca desde Ferrol. Sin embargo, solo funciona en Semana Santa y verano aunque hasta no hace mucho era un transporte diario.

También puedes viajar en autobús desde el propio Ferrol o desde La Coruña. Pero, si prefieres hacerlo en tu propio coche, debes tomar la Autopista del Atlántico (AP-9) para luego salir a la VG-12 y, finalmente, tomar la AC-133 que te llevará directamente a Mugardos.

En conclusión, una de las mejores visitas que puedes hacer en la provincia de La Coruña es Mugardos, con su ambiente marinero, sus edificios históricos, su exuberante naturaleza verde y sus preciosas vistas sobre la ría de Ferrol. Todo ello por no mencionar su deliciosa gastronomía. ¿No te apetece escaparte a la villa coruñesa?

 

 

 

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*