Museo del Chocolate, un clásico en varios países

¿A quién no le atrae la idea de acercarse al Museo del Chocolate? Aunque no nos interese la historia de este alimento, puede que picar algún dulce nos resulte atractivo. Es por eso que podemos encontrar alrededor del mundo varios lugares que se conocen como el Museo de Chocolate, porque no hay solo uno, sino varios que son muy famosos e interesantes.

En España tenemos un par de museos dedicados al delicioso chocolate, pero lo cierto es que hay algunos en otros países que se han convertido en lugares muy conocidos, como por ejemplo el de Colonia. Así que vamos a hacer un repaso por algunos de estos museos, por si acaso viajáis a algunos de estos lugares y deseáis visitarlos.

Museo del Chocolate de Colonia

También conocido como Museo Imhoff-Stollwerck, este espacio se encuentra cerca de la bella catedral de la ciudad, de visita obligada, por lo que es casi imposible no pasarse por el museo. Este museo fue inaugurado en el año 93  y se encuentra en un moderno edificio junto al Rin. El museo está dedicado por entero al mundo del chocolate y en su interior se puede conocer en profundidad este producto. Desde el cultivo de los granos del cacao a la elaboración o su historia a lo largo del tiempo. En los dos pisos que tiene se puede ver cómo se fabrican desde bombones a figuras de chocolate o deliciosas barritas llenas de sabor.

Museu de la Xocolata de Barcelona

Este museo se encuentra en la ciudad de Barcelona, y es uno de los pocos que hay en nuestro país dedicado al chocolate. Es un museo privado y se ubica en un edificio histórico del antiguo Convento de Sant Agustí. Dentro se pueden ver auténticas obras de arte y figuras realizadas en chocolate, y también un recorrido por la historia del chocolate. Uno de los divertidos puntos de este museo es que los tickets que se compran para entrar son comestibles y están hechos, como no, en chocolate. En este museo también es posible apuntarse a divertidos cursos de cocina y a otras actividades.

Museo del Chocolate de Astorga

En España tenemos otro museo dedicado al rico chocolate en Astorga, con un estilo un poco más histórico. Esta ciudad tiene una estupenda tradición chocolatera y por eso se decidieron a crear en el 94 este museo. Dentro del museo hay cuatro salas y en ellas se pueden ir viendo los procesos y las herramientas o máquinas que se utilizan para la creación del preciado chocolate. Hay un conjunto de escritos que se han recopilado en los que el protagonista es el chocolate. Además, en caso de que tanto hablar de este producto nos abra el apetito, tenemos una tienda en la que es posible comprar chocolates de todo tipo.

Museo Goloso del Chocolate en París

El Choco-Story museo del chocolate se encuentra en París, en el bulevard Bonne Nouvelle. Otro estupendo museo que puede convertirse en una divertida parada en cualquier visita a la ciudad. Dentro del museo se puede conocer a fondo la historia del cacao, las diferentes formas de fabricación y de degustación del chocolate. Además, este es un museo orientado a toda la familia, para lo cual se han instalado animaciones específicas para entretener al público infantil. Es posible participar en un taller de fabricación del chocolate para realizar nuestros propios productos en familia.

Choco-Story en Brujas

En la ciudad belga de Brujas encontramos otro interesante museo del chocolate en donde nos cuentan todo desde el principio, comenzando con la producción del chocolate por parte de los mayas hasta nuestros días. Este es otro museo orientado a las familias, ya que los niños pueden disfrutar aprendiendo con una ruta de búsqueda diseñada para ellos dentro del museo. Como no puede ser de otra manera, en el museo se producen bombones que los visitantes pueden probar. El museo está situado en la calle Wijnzakstraat y abre todos los días de 10 a 17 horas.

Phillip Island Chocolate Factory en Australia

Si buscáis la página web de esta factoría de chocolate seguramente se os venga a la cabeza el libro de Charlie y la fábrica de chocolate. Dentro de la factoría es posible encontrar muchos espacios sorprendentes y actividades. Hay que pararse a ver la catarata de chocolate más grande del mundo, disfrutar conduciendo un pequeño tren de juguete por un poblado de chocolate o subirse a la gran pesa para mover la tonelada de chocolate que hay en el otro lado. Este lugar es divertido para niños y para mayores, con mucho colorido y muchas cosas divertidas por hacer. También hay una cafetería para degustar el producto estrella, el chocolate. Otras de las cosas que se pueden hacer es ver la estatua del David de Miguel Ángel en chocolate, jugar con la gran máquina para hacer chocolates, asistir a los talleres de chocolate para ver cómo se elaboran las delicias con este producto, jugar en las máquinas, ver los animatronics o comprar en las tiendas. Toda una gran factoría situada en Newhaven,  Australia.


Categorías

General, Ocio

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*