Museo Sefardí de Toledo, un viaje hacia la cultura judía española

Imagen| Wikipedia

Situada en la antigua judería de Toledo y considerada la sinagoga medieval mejor conservada del mundo, encontramos la Sinagoga de Samuel ha-Leví o Sinagoga del Tránsito. Las diversas vicisitudes de la Historia la convirtieron en iglesia, hospital, archivo de órdenes militares, ermita y finalmente en Museo Sefardí para dar a conocer la cultura judía española.

Un espacio dedicado al legado de las costumbres y la historia sefardí así como de la religión judía como parte esencial del patrimonio cultural de Toledo.

La Sinagoga del Tránsito

Entre los años 1355 y 1357 se ordenó construir la Sinagoga del Tránsito por encargo de Samuel ha-Leví (tesorero en la corte del rey Pedro I de Castilla) como capilla privada del palacio que mandó levantar sobre un gran terreno junto al Tajo y cuyos límites llegaban hasta el borde mismo del río. Sin embargo, sólo la sinagoga es la única estructura que ha resistido el paso del tiempo.

Su diseño sencillo en planta salón es similar al de muchas capillas de palacios cristianos de la época aunque destaca por austeridad exterior y con la suntuosidad decorativa del interior, repleto de decoraciones geométricas ligadas al horror vacui de la cultura oriental. Es decir, una práctica artística que consistía en rellenar todo el espacio vacío en una obra con algún tipo de diseño o imagen. En este caso, se aprecia el tapizado del muro por completo mediante una decoración desbordante a base de yesería de estilo mudéjar.

El tema ornamental de la Sinagoga del Tránsito se ciñe a la heráldica y a la epigrafía. En ella se pueden observar los escudos de Castilla y León, textos a lo largo del friso que exaltan las figuras del rey Pedro, de Samuel Leví y de su arquitecto el rabí don Mayr, intercalados entre salmos y alabanzas a Dios, en agradecimiento por la protección recibida.

Imagen| Wikimedia

El frente del muro este está profusamente decorado con decoración vegetal de creación árabe denominada ataurique. Mientras en el muro sur todavía se pueden observar los huecos destinados a alojar las vigas de madera de la tribuna reservada a las mujeres, desde donde asistían a la liturgia ocultas y separadas de los hombres.

Con la expulsión de los judíos en 1492, los Reyes Católicos entregaron la Sinagoga del Tránsito a la Orden de Calatrava, quienes la convirtieron primero en iglesia y luego en el siglo XVIII en una ermita a causa de la decadencia de las órdenes militares. Pero éstos no han sido los únicos usos que se le ha dado. La sinagoga también fue hospital y archivo de órdenes militares.

Con el proceso de las desamortizaciones en el siglo XIX, se declara Monumento Nacional y se toman una serie de medidas para rehabilitarla y detener su deterioro. Ya en el siglo XX, en el año 1964, se crea el Museo Sefardí en la Sinagoga del Tránsito. Cuatro años después el museo sería declarado Museo Nacional de Arte Hispanojudío.

Imagen| CLM Press

Museo Sefardí

Las salas de Museo Sefardí ocupan los espacios del antiguo archivo de las órdenes militares de Calatrava y Alcántara. En total son cinco salas que albergan el material arqueológico y etnográfico de la comunidad judía española relacionado con sus orígenes, su religión, su modo de vida, historia y costumbres.

La primera sala muestra la historia del pueblo judío en el Oriente Próximo del periodo antiguo. Aquí se exponen diversos objetos datados entre el año 2.000 a.C y el siglo I d.C como una Torah y otros objetos litúrgicos.

La segunda sala del museo nos traslada a la vida de los judíos durante el Imperio Romano, la época Visigoda y en al-Ándalus. Mientras, en la tercera sala podemos conocer algunos nuevos hallazgos arqueológicos y la historia de la comunidad sefardí en los reinos cristianos.

Por último las salas cuarta y quinta se destinan al ciclo vital y festivo de los sefardíes. Se encuentra en la denominada Galería de Mujeres, que era el espacio reservado a las féminas en la sinagoga.

Imagen| CLM 24

De toda la colección destaca el llamado Fondo Antiguo Bibliográfico formado por libros, manuscritos y documentos en lengua hebrea, sefardí y castellana que abarcan desde el siglo XIV hasta el siglo XX.

Como espacios complementarios podemos conocer el patio norte o Jardín de la Memoria (donde hay lápidas sepulcrales) y el patio este o área de descanso (donde podemos ver restos arqueológicos de lo que pudieron ser los baños públicos de la judería de Toledo). Por último, hay un espacio multimedia que mediante sonidos nos permite revivir un paseo por el barrio judío de la ciudad en pleno siglo XIV.

Entradas y horario a la Sinagoga del Tránsito

Precio de la entrada

La entrada general cuesta 3 euros y la reducida 1,50 euros. Es gratuita para los menores de 18 años, los sábados a partir de las 14 horas y los domingos.

Horarios

Cierran todos los lunes, festivos locales y los días 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre.

Abren domingos y festivos de 10:00 a 15:00 horas. El horario en invierno es del 1 de noviembre al 28 de febrero de martes a sábado de 9:30 a 18:00 h. En verano abren del 1 de marzo al 31 de octubre de martes a sábado de 9:30 a 19:30 h.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Ciudades españa, Que ver

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos podemos topar, por ello en Actualidad Viajes te daré los datos que necesitas para disfrutar al máximo de tus vacaciones en cualquier rincón del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*