Nueva Delhi

La Tumba de Humayún

Tumba de Humayún

Nueva Delhi, la capital de India, es un perfecto ejemplo de los contrastes característicos de la sociedad del país asiático. Y no solo te hablamos de la convivencia entre riqueza y miseria extrema, sino principalmente entre tradición y modernidad. Es un lugar donde puedes encontrarte con un sadhus, esa figura de místico nómada, pero también con un ejecutivo en la zona financiera de Connaught Place.

Con una población de casi veinte millones de habitantes, Nueva Delhi es una gran urbe bulliciosa y anárquica. Se estima su antigüedad en cinco mil años, aunque con nombres diferentes. Así lo atestigua el famoso texto épico indio ‘Mahbharata’. No obstante, las pruebas arqueológicas solo se remontan hasta la época Maurya, es decir, en torno al trescientos antes de Cristo.

Qué ver en Nueva Delhi

En cualquier caso, Nueva Delhi cuenta con un maravilloso patrimonio monumental y con otros muchos atractivos, buena parte de ellos en su parte más antigua, conocida como Old Delhi. Te invitamos a conocerlos.

Tumba de Humayun

Este impresionante conjunto de edificios construidos según la arquitectura mogol es Patrimonio de la Humanidad desde 1993. Comprende la tumba del Emperador que le da nombre, otros sepulcros y varias mezquitas. Su fachada es de arenisca roja con detalles de mármol y posee una llamativa cúpula. La construcción es simétrica en su planta y se inició en torno al año 1579. Responde a la modalidad denominada tumba jardín y, por ello, se la considera precursora del Taj Mahal.

La Puerta de la India

Puerta de la India

Puerta de la India

Se encuentra en la amplia avenida Rajpath, una calle abierta por los ingleses que llega hasta el Palacio Presidencial. Este se conoce como Rashtrapati Bhavan y es una síntesis de estilos europeos y asiáticos. Se trata de un colosal edificio que también debes ver.

Por su parte, la imponente Puerta de la India tiene una altura de cuarenta y dos metros. Se construyó como homenaje a los soldados nativos que perecieron durante la Primera Guerra Mundial y en las llamadas Guerras Afganas de 1919. Ambos monumentos se deben al arquitecto Edwin Lutyens.

Qutab Minar

Lo encontrarás en el complejo de Qutb, que alberga la mezquita de Quwwat-ul-Islám, el pilar de hierro del Imperio Maurya y otras edificiaciones. Qutab Minar es el minarete (torre de mezquita) más alto del mundo con casi setenta y tres metros. Terminó de construirse en 1368 y también es Patrimonio de la Humanidad.

Vista del Qutub Minar

Qutub Minar

Akshardham

Es un impresionante conjunto de templos hinduistas, jardines y lagos que responden al estilo tradicional indio. De hecho, sus promotores se inspiraron para edificarlo en el ‘Vastu Shastra’, libro doctrinal que expresa la influencia de las leyes naturales en las construcciones humanas.

El monumento es de arenisca rosa y mármol de Carrara y presenta, a grandes rasgos, más de doscientas columnas de talla fina y nueve cúpulas. Además, veinte mil murtis (estatuas de deidades) lo adornan y en su base puedes ver la médula Grajendra, que rinde tributo a los elefantes por su relevancia en la cultura india. Contiene estatuas de 148 paquidermos y pesa tres mil toneladas.

Y es que, como puedes ver, todo es colosal en este monumento. Más aún si tienes en cuenta que el murti dedicado a Swaminarayan mide casi cuatro metros de altura.

Fuerte Rojo

No menos impresionante es esta construcción del siglo XVII con su muralla de dos kilómetros y medio de longitud y hasta treinta y tres metros de altura. Cierra la ciudad vieja de Delhi y en su interior se halla el palacio del emperador mongol Shah Jahan, que trasladó aquí su capital desde Agra, donde por cierto también hay un Fuerte Rojo.

Por otra parte, si accedes al recinto por la puerta de Lahore, hallarás el mercado de Chatta Chowk donde puedes comprar souvenirs. Y una vez dentro, fíjate en construcciones como la Casa del Tambor, los palacios de Color y de las Joyas o los jardines. Y visita el Museo del Movimiento de Independencia de la India.

Vista del Jama Masjid

Jama Masjid

Jama Masjid

Es una de las mezquitas más grandes del país y fue construida en el siglo XVII en arenisca roja y mármol. Presenta cuatro torres, dos minaretes, tres grandes puertas y otras tantas cúpulas. De sus dimensiones te dará idea el hecho de que caben veinticinco mil personas en su patio. Destaca igualmente en ella la sala de oración, con sus cúpulas de mármol y sus arcos lobulados.

Gurdwara Bangla Sahib

Principal templo sij de Nueva Delhi, lo reconocerás fácilmente por su preciosa cúpula dorada. Su interior es todo de mármol y posee un estanque rodeado por columnas formando una suerte de claustro. Sus aguas se consideran medicinales y, para entrar en el templo, debes cubrirte la cabeza y descalzarte.

Templo del Loto

Volvemos a hablarte de los contrastes de Nueva Delhi para referirnos a esta construcción de 1986. Porque este templo representa a la perfección la modernidad en la gran urbe india. Recibe el nombre de su aspecto, que recuerda a una flor, y figura entre las candidatas a convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

Qué comer en Nueva Delhi

Aunque la comida hindú no gusta a todo el mundo, Nueva Delhi figura entre los más importantes destinos gastronómicos del mundo. Es un elemento fundamental en su cocina, al igual que en la de toda India, el curry, que en cada zona presenta sabores diferentes y que está presente en infinidad de platos.

En líneas generales, la gastronomía de Nueva Delhi es más suave, menos picante, que la de otras zonas del país. En ella tienen igualmente un papel destacado las verduras y el pan o naan, similar al de pita.

Respecto a los platos típicos, te citaremos en Tandoori, así llamado porque se elabora en hornos de barro llamados tandoors y que es pollo o cordero marinado con especias y yogur. También es muy típico el pollo con mantequilla.

Las samosas

Samosas

Por otra parte, en Nueva Delhi está lleno de mercados callejeros que vende samosas, unas empanadillas de verdura; vadas, rosquillas de puré de patata y lentejas, o kebabs, sobradamente conocidos en Occidente.

Para comer en grupo destaca el thali, que lleva arroz, otro de los ingredientes básicos de la cocina india, y diversos tipos de salsas. En cuanto a las kofta, podríamos decirte que son la versión hindú de las albóndigas y, cómo no, se acompañan con curry. En cuanto a los dulces, son típicos los jalebis, una pasta caramelizada. Y también el kheer, parecido a nuestro arroz con leche.

Para beber, prueba el agua de coco o el lassi, una especie de yogur líquido que puede ser dulce o salado. Pero la bebida por excelencia en Nueva Delhi y en toda India es el . Uno de los más frecuentes es el masala chai, té negro que se toma con canela y leche.

Cuál es la mejor época para que visites Nueva Delhi

El clima en la capital india es monzónico. Por ello el verano no es buena época para que la visites, ya que es la temporada de lluvias (especialmente julio y agosto). Además el calor puede ser agobiante.

En cambio, los inviernos son muy agradables, con temperaturas medias que no bajan de quince grados, y apenas hay precipitaciones. También es buen momento para viajar a la ciudad el otoño, pero no la primavera, que es incluso más calurosa que el verano. Por todo ello, te recomendamos que hagas tu visita a Nueva Delhi entre los meses de octubre y marzo, ambos incluidos.

Un rickshaw

Rickshaw

Cómo moverse por Nueva Delhi

Lo primero que debes tener en cuenta es que el tráfico en la capital india es horrible y totalmente anárquico. Por eso, te aconsejamos que uses el transporte público y, dentro de este, la mejor opción es el metro. Tiene seis líneas que cubren los puntos turísticos de la gran urbe.

No obstante, si hay un transporte típico en Nueva Delhi es el representado por los rickshaws, esos pequeños carros de dos ruedas impulsados por una persona. Te recomendamos que, al menos, los pruebes. Pero ten cuidado porque tratarán de cobrarte mucho más de lo que realmente cuestan.

En conclusión, Nueva Delhi es una ciudad de grandes contrastes. Pero también una ciudad llena de monumentos, con una magnífica gastronomía y que no deja indiferente a nadie. Te invitamos a visitarla.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*