‘O Camiño dos Faros’ en Galicia en ocho etapas I

Camiño dos Faros

El otro día os hablamos de rutas de senderismo para hacer en Galicia, y una de ellas hubo que resumirla mucho, porque se trata de una ruta realmente interesante y muy larga. Hablamos de ‘O Camiño dos Faros’ o el Camino de los Faros en la zona norte de Galicia, uniendo Malpica y Finisterre en 200 kilómetros. Termina encontrándose con el final del Camino de Santiago en su ruta al fin del mundo.

En esta ocasión vamos a ver en detalle esas ocho etapas, cada una diferenciada. Es una interesante ruta porque se puede hacer en etapas, por partes o solo escogiendo las etapas que más nos interesen. Si la queremos hacer de una sola vez, tendremos que hacerlo en algo más de una semana, a etapa por día y hay que tener en cuenta que algunos tramos son difíciles y hay muchas subidas, por lo que hay que entrenar un poco con antelación.

Preparados para el Camiño dos Faros

Esta ruta es casi como hacer una parte del Camino de Santiago con la que conseguir la Compostelana, y es que 200 kilómetros dan para mucho. Si vamos a hacerlo por etapas separadas, los preparativos son menores, pero es importante llevar una mochila con agua y algo de comida, así como ropa de abrigo o lluvia según la época y sobre todo calzado de trekking que ya hayamos usado y que nos resulte cómodo para hacer toda la ruta. Nunca deben faltar las gafas de sol y el protector solar, incluso en invierno. En el caso de hacer la ruta seguida durante una semana, hay que mirar con antelación sitios para dormir y debemos llevar ropa para cambiarnos.

Etapa 1: Malpica-Niñóns en 21,9 kilómetros

Punta Nariga

En la primera etapa se realiza una bella ruta por la Costa da Morte, saliendo del puerto de la localidad de Malpica. En esta ruta podemos disfrutar de los paisajes de costa y de algunas playas que no han sido saturadas por el turismo, como la de Seaia, la de Beo o la de Seiruga. El faro de Punta Nariga está en una zona de rocas en donde golpea el mar con bravura, y se trata del faro más moderno que hay en Galicia, ya que data de 1997. También se pasa por varias localidades típicas de la Costa da Morte, como Beo y Barizo.

Ermita de San Adrián

Otra visita interesante es la de la ermita de San Adrián, desde donde se pueden ver las islas Sisargas, una interesante reserva natural. Esta primera etapa, aunque es corta no deja de ser difícil, ya que los senderistas se enfrentan a muchas subidas y bajadas, además de senderos que son bastante estrechos a la hora de acercarse a la playa de Niñóns. Pero sin duda vale la pena por los increíbles paisajes de los que se puede disfrutar. Esta ruta lleva unas siete u ocho horas, dependiendo del ritmo y las paradas.

Etapa 2: Niñóns-Ponteceso en 26,1 kilómetros

Faro roncudo

En esta segunda etapa seguiremos por la costa, disfrutando de calas solitarias, espectaculares playas e increíbles paisajes, durante unas ocho horas y media. Esta etapa sale de la playa de Niñóns y termina en la localidad de Ponteceso. En la ruta se pasa por muchas playas de esta costa, como la de Osmo, Ermida, Río Covo o Valarés entre otras. Es una ruta en la que se pasa por el faro Roncudo, una zona en la que de vez en cuando se puede ver a los percebeiros.

Estuario río Anllóns

Se puede disfrutar de la aldea de Roncudo y de la localidad de Corme, otro pueblo de costa típico en esta zona. Se pasa por los Petroglifos do Petón da Campaíña, importantes restos arqueológicos previos a la escritura. El estuario del río Anllóns es casi donde se termina la ruta, y se trata de un lugar natural de gran belleza, protegido por ser refugio de aves. A la llegada a Ponteceso se puede visitar la casa de Eduardo Pondal, famoso poeta gallego, autor de los primeros versos del himno gallego.

Etapa 3: Ponteceso-Laxe en 25,2 kilómetros

Dolmen de Dombate

En la tercera etapa nos adentraremos más en el interior, pero comenzamos y terminamos en la costa. Se empieza disfrutando del paisaje del estuario del río Anllóns, viendo variadas playas, como la de Urixeira o la playa dos Pazos. En esta ruta nos adentramos en el interior para seguir la ‘Ruta dos Muíños’ o ruta de los molinos, para disfrutar de estas antiguas construcciones, pero también porque cerca se encuentran dos monumentos de gran importancia: el Castro de Borneiro y el Dolmen de Dombate, antiguas construcciones que nos hablan de tiempos anteriores a la llegada de los romanos.

Laxe

Después de ver estos importantes monumentos se sigue con la subida a Monte Castelo, para disfrutar de las vistas. Finalmente se vuelve a la zona de costa para disfrutar de playas como la de Rebordelo y San Pedro, terminando en la playa de Laxe para llegar finalmente al pueblo de costa. Esta ruta lleva en total unas siete horas.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

España, General

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, me gusta escribir y descubrir nuevas historias y lugares desde que tengo uso de razón. También me podéis encontrar en... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *