Oferta de fin de semana en Milán, vuelo más hotel

Nos encanta cuando encontramos esas ofertas de vuelo más hotel incluido. Porque sin duda, al echar cuentas nos percatamos que sale mucho más rentable. Pues eso es lo que hemos encontrado para ti. Una oferta de fin de semana en Milán, para que aproveches una perfecta escapada romántica.

En ocasiones, disponemos el tiempo pero nos pensamos que el viaje va a salir mucho más caro de lo que realmente es. De ahí que con la oferta de fin de semana en Milán, podrás comenzar el mes de febrero de la mejor manera posible. Aún tienes tiempo a pensar, pero no demasiado porque este tipo de ofertas, vuelan y nunca mejor dicho.

Vuelo + hotel para un fin de semana en Milán

El fin de semana en Milán se presenta de lo más especial. Porque nos hemos encontrado con una de esas ofertas que no es tan sencillo dejar pasar. En total, tres noches para disfrutar en uno de los lugares más impresionantes. En esta oferta, va incluido tanto el vuelo como la estancia. El lugar elegido es el Hotel Residence Zumbini, que tiene un total de 50 habitaciones con televisión y conexión de Wifi gratis. Además, dispones de una cocina compartida por si quieres ahorrarte el comer en restaurantes. Eso sí, el baño es privado.

Este hotel se encuentra a unos 3,4 kilómetros del centro. Lo que hace perfecta su ubicación para estar de lo más comunicados. A tan solo 5 kilómetros tendrás la catedral de Milán y a 4 el Museo Nacional. Por lo que tanto su cercanía como sencillez, hacen posible que tengamos un buen lugar para descansar. Ya que durante el día estaremos de un lado hacia otro, como es habitual. Así que, tanto el vuelo como las tres noches en este lugar nos saldrá todo por 172 euros, persona. Si te convence la idea, puedes hacer tu reserva en Last Minute.

Qué ver en Milán el día de nuestra llegada

Cuando llegamos a nuestro destino por la tarde, todavía tendremos que acudir al hotel y al final, el tiempo vuela. Por eso, lo que podemos hacer en acercarnos a las calles o plazas más emblemáticas y tomarlo con relax, disfrutando de una agradable velada. La Plaza del Duomo es un buen punto para comenzar nuestro fin de semana en Milán.

Allí te encontrarás con la Catedral de Milán. Uno de los edificios más emblemáticos. Con más de 157 metros es una de las catedrales más grandes del mundo. Su construcción comenzó en el 1386 pero duró más de cinco siglos. Por este motivo se fusionan varios estilos en ella. Así que, podremos disfrutar del lugar y de la calles de alrededor. Tanto la ‘Vía Dante’ como la ‘Plaza della Scala’ también son fundamentales.

Primer día en Milán

Por la mañana podemos acercarnos hasta la ‘Piazza Mercanti’. Es una de las más hermosas que podremos disfrutar. Aquí vamos a descubrir el ‘Palazzo della Ragione’. Un edificio que vamos a distinguir gracias a sus ladrillos en color rojizo y que se inauguró en el año 1233. Las estatuas y también los escudos nos presentan ‘Loggia degli Osli’, desde donde se han anunciado diferentes eventos públicos.

La que fue la escuela con más prestigio también se encuentra en este punto así como la ‘Casa dei Panigarola’ y ‘Palazzo de Giureconsulti’. Por la vía Dante llegaremos a numerosos cafés y restaurantes pero un poco más adelante veremos el ‘Castillo Sforzesco’. Otra de las joyas que visitar. Seguro que después de este tramo, para la tarde, nos quedamos con ir a visitar las tiendas más emblemáticas o parar en los cafés a relajarnos y disfrutar de todas las especialidades de los mismos.

Segundo día en Milán

Puedes acercarte hasta el llamado ‘Cementerio Monumental’. Para muchos no es la primera parada que tienen en mente, pero para la gran mayoría, se trata de una especie de museo pero al aire libre. Ya que allí veremos numerosas esculturas italianas así como templos griegos. A la entrada ya podremos apreciar las tumbas de algunos de los nombres más famosos del lugar. También hay una versión más pequeña de la ‘Columna de Trajano’. La iglesia de Santa María delle Grazie también cuenta con un gran interés, sobre todo porque en ella está ‘La última cena’ de Leonardo da Vinci. Una de las pinturas más famosas, pero eso sí, para verla tienes que reservar con antelación.

Si quieres seguir por la zona más cercana, nos encontraremos con la Basílica de San Ambrosio. Se reconstruyó en el siglo XI, con estilo románico. Cuenta con torres de ladrillo a diferentes alturas, pero llama mucho la atención. Podrás visitarla en horario de mañana y también de tarde, así que no tengas prisa. Tras ella, podrás acercarte al Museo Arqueológico o bien a la Iglesia de San Maurizio. Aunque tampoco nos podemos olvidar de la Iglesia de San Lorenzo Maggiore, ya que es la más antigua de Milán. En la ‘Pinacoteca Ambrosiana’ te encontrarás con 24 salas con obras sumamente importantes de Leonardo da Vinci o Caravaggio, entre otros. Si todavía nos queda algo de tiempo, recorreremos las calles más importantes, ya que siempre nos descubrirán un sinfín de secretos como el barrio de Navigli, con sus canales. ¡Un fin de semana en Milán de lo más completo!.

¿Quieres reservar una guía?

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   ismael cazares dijo

    suena bien hay que probar las especiales gracias.

    1.    Susana Godoy dijo

      Gracias a ti, Ismael!.
      Un saludo 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*