¿Qué debes saber sobre el festival Oktoberfest de Múnich?

oktoberfest

Ayer arrancó una nueva edición de la fiesta alemana más popular en el mundo: el Oktoberfest. Esta feria, cuya temática principal es la cerveza, ofrece además otros muchos atractivos para quienes decidan visitar Múnich hasta el 3 de octubre.

Está previsto que la edición de 2016 reciba a siete millones de personas en el campo de Theresenwiese dispuestas a pasarlo en grande entre brindis, música y mucha comida. Si este año te gustaría convertirte en uno de ellos y llenar tus redes sociales de imágenes en Baviera para presumir ante tus seguidores, no puedes perderte estas 6 cosas que has de saber sobre el Oktoberfest para fardar de tus conocimientos sobre la fiesta del otoño a la que todos quieren ir.

El origen del Oktoberfest

¿Sabías que el primer Oktoberfest tuvo lugar en 1810? Se celebró con motivo de la boda entre Luis I de Baviera y Teresa de Sajonia bajo el lema “bebida para todos”.

El festejo fue tan exitoso que siglos después continúa celebrándose en Alemania e incluso se ha extendido a otros países. La entrada a la explanada de Theresienwiese donde tiene lugar la celebración es gratuita y una vez allí podrás participar en alguno de los recorridos guiados por el lugar en donde explican al detalle y en varios idiomas cómo ha evolucionado el Oktoberfest a lo largo del tiempo.

La explanda de Theresienwiese

Oktoberfest explanada

El Oktoberfest es una feria enorme que acontece en un prado de 46 hectáreas denominado Theresienwiese, donde se instalan las casetas de las cervezas de Múnich, las norias, los puestos de comida, los concursos, etc. Aquí se encuentra también una gran estatua llamada Bavaria (que representa el land) y la iglesia de San Pablo.

¿Quién arranca el Oktoberfest de cada año?

Son el presidente de Baviera y el alcalde de Múnich quienes dan comienzo a la fiesta tras asestar un par de mazazos al barril inaugural del evento y beber unos tragos de las jarras que se han servido.

A partir de ahí, empieza un sin fín de desfiles de trajes tradicionales, ferias gastronómicas, conciertos, atracciones de feria y muchas catas de cerveza durante semanas. La entrada al Oktoberfest es gratuita pero una vez dentro los precios no bajan de los 9 euros. No obstante, los domingos hay descuentos porque es el día destinado a las visitas en familia.

Las cervezas y la comida del Oktoberfest

oktoberfest beer

En el Oktoberfest puede llegar a haber una veintena de casetas dedicadas a la cerveza y gastronomía. Muchas de ellas pertenecen a cervecerías de la ciudad como Paulaner, Agustiner, Pschörr, Löwenbräu, Hofbräu o Schützen entre otras. No obstante, también hay casetas que no llevan el nombre de ninguna marca de cerveza y son muy visitadas como Marstal, Wildstuben o Winderer Fähndl.

La cerveza que se puede disfrutar en Münich está sometida a la Ley de la Pureza de 1516, que sólo permite fabricarla con agua, cebada, lúpulo y malta. Ésta se sirve en jarras de medio litro que cuestan unos diez euros, prácticamente lo mismo que un plato de comida. Lo fundamental es acompañarlas de deliciosos codillos o salchichas para darse un buen homenaje y de paso disfrutar de las bandas de música de las casetas, ya que no está permitido sacar la bebida fuera de ellas ni beber en la calle.

Otros platos de la cocina tradicional bávara son los pretzels gigantes, los dampfundel (masa de harina rellena de carne que se sirve cocida), el buey asado con patatas y salsa al vino tinto, las weisswurst (salchichas blancas cocidad cuya piel no se come), el pollo asado, fischbraterei (pescado a la brasa ensartado en un palo) o las currywurst (salchichas con curry muy populares en Berlín). Tampoco podemos olvidar los quesos o galletas de gengibre con mensajes tipo ‘Te quiero’ para regalar.

Picnic en el Oktoberfest

oktoberfest biergarten

No se puede concluir una visita al Oktoberfest sin haber conocido los biergärten de Múnich o jardines de cerveza, es decir, unas terrazas al aire libre donde se suele reunir la gente en torno a un imponente castaño para degustar una rica cerveza. Uno de los jardines más recomendables para ver es el de la Plaza del Mercado, con puestos de salchichas tamaño maxi, quesos, carnes de caza o frutas exóticas.

¿Cómo ir al Oktoberfest?

Desde el avión, Múnich tiene un aeropuerto muy grande y bien comunicado con el centro. Desde allí se puede tomar un metro de las líneas U4 o U5 (Theresenwiese) para acercarse hasta el recinto donde la fiesta tiene lugar. Si optamos por el coche, hay un parking próximo al Oktoberfest pero hay que tener en cuenta que, dada la afluencia de público, será muy complicado aparcar. Especialmente en fines de semana.

Bonus: Turismo en Múnich

Marienplatz en Munich

Si os recuperáis de la resaca que os dejará el Oktoberfest y queréis aprovechar más vuestra estancia en Múnich, os recomendamos realizar una visita cultural a la ciudad. Empezaremos por la impresionante plaza de Marienplarz (el epicentro político, social y cultural de la localidad), seguiremos por el antiguo Ayuntamiento y por la catedral gótica de imponentes cúpulas verdes, la Frauenkirche, eregida emblema de Múnich. Si durante el recorrido os perdéis, acudid a la Fuente del Pez pues es el punto de encuentro favorito de los muniqueses.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *