Old Jameson y Guiness Storehouse, dos visitas que no pueden faltar en Dublin

Hay dos bebidas bien tradicionales de Irlanda: el whisky y la cerveza. No puedes visitar Irlanda sin beber un vaso de uno y una pinta de la otra. Ambas son bebidas legendarias y al país se lo reconoce internacionalmente por la calidad de algunas de sus marcas.

Personalmente el whisky no es lo mío, pero la cerveza bien fría me gusta mucho. Estando en Dublin, de todas maneras, he hecho las dos visitas obligadas en esta alegre experiencia: he visitado la Destilería Old Jameson y también la Guiness Storehouse. Creo que si te gusta la onda de salir de bares de estos dos paseos no puedes escaparte. Ni querrás. Apunta entonces esta guía de cómo visitar Jameson y Guiness en Dublin.

El whisky irlandés

En realidad los irlandeses no escriben whisky sino whiskey y la palabra proviene de un anglicismo derivado de alguna lengua celta antigua para uisce beatha o agua de la vida. Hay otro país famoso por su whisky, Escocia, pero cada uno tiene su propia forma de elaboración y son diferentes.

El whiskey irlandés se destila tres veces mientras que el escoses se hace dos veces. En Irlanda casi no se usa turba para el proceso con la malta así que el acabado, el sabor final, es más suave y nada ahumado como es común en los whiskys escoceses. Por supuesto que podemos encontrar algunas excepciones tanto en uno como en otro país, pero en general es así. Ambos son mundialmente famosos pero en materia de negocios le va mejor al de los hombres con tartán pues allí hay poco más de un centenar de destilerías mientras que en Irlanda las destilerías de whisky no llegan a diez.

La Destilería Old Jameson

El lema de esta destilería irlandesa es Sine Metu, sin miedo. Y lo ha mantenido desde la fundación de la empresa en 1780. El negocio lo inició John Jameson al desembarcar en Dublin con mucha pasión y visión empresarial. Estaba en todo, desde los primeros pasos del proceso hasta la botella de vidrio.

Al día de hoy la destilería elabora varios tipos de whisky: Jameson Original, Caskmates, Black Barrel, Gold Reserve, 12 Years Old, 18 years Old Limited Reserve y Jameson Rarest Vintage Reserve. El Original tiene una triple destilación y se añeja un mínimo de cuatro años. Es un clásico en su botella verde que tiene cierto aroma floral muy suave, algo de madera y notas dulces, mientras que en el paladar se siente picante, con vainilla, nuez moscada y algo de jerez.

Si estás en Dublin puedes acercarte para aprender más sobre el whisky mas famoso de Irlanda. La destilería Old Jameson está en Smithfield desde el siglo XVIII y puedes meterte en la fábrica y probar distintos tipos. Incluso hay un restaurante donde puedes almorzar y una tienda de regalos con algunas cositas interesantes de Jameson y por supuesto, botellas verdes para llevarte a casa. ¿Cómo es la visita guiada?

Es una caminata que te permite retroceder algunos siglos y aprender sobre la historia de la propia destilería pero también del whisky en general y de las diferencias que hay entre los tres whiskys más famosos del mundo: el irlandés, el escocés y el estadounidense. Las visitas guiadas tienen lugar más o menos cada 15 minutos entre abril y octubre y cada 25 entre noviembre y marzo. El último tour parte a las 5:15 pm y en temporada alta se recomienda mucha hacer una reserva que se puede hacer online y además obtener un descuento del 10 % en la entrada por adulto.

Dura 50 minutos. Siempre está abierto, incuso los días festivos, aunque cierra Viernes Santo. Los domingos abre a partir de las 10 am y por cuestiones legales no puede vender alcohol los domingos después de las 12:30 pm así que tenlo en cuenta.

La destilería ofrece también dos experiencias:

  • Jameson Taste Experience: está disponible todos los días y no tiene límites de concurrencia. Cuesta 22, 50 euros por persona y es en el bar. Pruebas cuatro variedades de whisky Jameson, de las mejores, incluso de los más añejos. Puedes hacer esto antes o después de la visita guiada a la destilería.
  • Jameson Whsikey Masterclass: esta experiencia solo está disponible viernes, sábados y domingos y dura una hora. Puedes reservar antes o al momento de llagar a hacer la visita guiada. Cuesta 27, 50 euros y solo es para adultos.

La cerveza irlandesa

La cerveza en Irlanda tiene una larga historia y algunos estudiosos hablan de cinco mil años, casi que comenzó con la agricultura en la isla aprovechando la tierra fértil, la lluvia suave y la bondad del clima. La leyenda dice que el propio San Patricio tenía su propio monje amigo que era un verdadero especialista a la hora de hacer cerveza. Los monjes, de hecho, se convirtieron en los especialistas a la hora de generar variedad nuevas utilizando hierbas.

La comercialización de la cerveza comenzó con Guiness en el siglo XVIII, pero no era por entonces la única fábrica de cerveza del país y según parece había más de cien. Guiness fue la única que logró semejante desarrollo y se convirtió en un coloso. Así, es la marca de cerveza irlandesa por antonomasia. Hay otras, muchas otras, pero la Guiness es la más internacional.

La destilería la fundó Arthur Guiness en el siglo XVIII en St. James’s Gate, en Dublin. Empezó y desde el vamos exportó una receta que el tiempo haría legendaria. Claro que esta marca hacía y hace distintas variedades de cerveza aunque comenzó con solo tres: ale, single stout, double stout. Una cerveza Guiness tiene agua, cebada, extracto de malta asada, lúpulo y levadura. La parta asada de la malta es lo que le da el color oscuro y su sabor particular.

Visitar Guiness Storehouse

La Guiness Storehouse está situada en St. Jame’s Gate Brewery y al día de hoy es una de las cinco atracciones turísticas más populares de Dublin. Lo cierto es que un sitio super pensado para recibir visitantes y la experiencia es mucho mas interesante que en la Destilería Jameson. Recorres siete pisos del edificio y vives muchas experiencias interactivas a medida que te metes en la historia de la cerveza irlandesa.

En realidad aquí hay mucho más que una fábrica de cerveza: hay un bar muy famoso, el Gravity Bar, arriba de todo con vistas geniales de Dublin, el Bar Arthur y el Bar The Connoisseur. También hay una cafetería y un restaurante. Un muy pero muy buen momento para visitar Guiness Storehouse es el Día de San Patricio pues tiene lugar un gran evento. Este año fue entre el 16 y el 20 de marzo ya que siempre dura más de un día.

Para asegurarte un lugar en la fiesta conviene reservar y comprar online con tiempo. Y si te llamas Patrick, Patricio, Patricia o algo que derive del nombre del santo recibes algún regalito. Hay conciertos, bailarines celtas, bandas marchantes de músicos, clases en la Academia Guiness, degustaciones y mucho más.

La fábrica abre los siete días de la semana de 9:30 am a 7 pm pero puedes entrar solo hasta las 5 pm. Entre julio y agosto, por el verano, abre hasta las 8 pm aunque solo se ingresa hasta las 6 pm. Cierra Viernes Santo, 24 y 25 de diciembre y el Día de San Esteban. ¿Precios? Varían, si el fin de semana llegas antes de las 11:30 am ahorras un 20 % y la entrada te cuesta 16 euros. Si no tiene un precio regular de 20 euros por adulto y 16 por estudiante presentando identificación. Los tickets de adultos incluyen una pinta de cerveza.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Dublín, Viajes

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*