Países de Asia

El mundo es enorme y a la hora de planificar un viaje, ¡cómo nos gustaría tener tiempo y dinero para viajar a gusto por todos lados! Pero en general no es posible, así que uno tiene que ver un mapa, chequear precios de vuelos y planificar, planificar, planificar. ¿Qué piensas de Asia?

Yo creo que Asia tiene países super interesantes para conocer, pero es muy difícil abarcarlos a todos en un solo viaje pues la región es muy grande y hay países, como China, que son un mundo en sí mismos. Entonces, pensando en viajar a Asia se me ocurre hablar hoy de los mejores países para visitar en Asia Pacífico.

Asia Pacífico

Asia es muy amplia y variada y muchos turistas la dividen mentalmente en grupos. Los que disfrutan de la playa, el surf y las vacaciones baratas optan por el Sudeste Asiático con países como Vietnam, Camboya, Laos, India. Los que prefieren mejor infraestructura y mejores transportes desvían su brújula hacia países como Japón, Corea del Sur o China. Cada nombre encierra una cultura, una gastronomía, paisajes, idiomas…

Llamamos Asia Pacífico a la parte del mundo que está dentro o cerca del océano Pacífico y suele incluir gran parte del Sudeste Asiático, Oceanía y Asia Central. Es variable, pero por cuestiones de tamaño a la hora de viajar uno tiene que hacer elecciones.

Entonces, hoy dejaremos fuera todo el Sudeste Asiático para concentrarnos en Japón, Corea del Sur y parte de China.

Japón

Mi lugar en el mundo es un país de islas y montañas, de grandes concentraciones urbanas y poco espacio. Está habitado por más de 120 millones de personas y renació de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial como una potencia económica. Desde hace unos 15 años el turismo ha ido creciendo a gran ritmo y si no fuera por la pandemia, este año con los Juegos Olímpicos, hubiera batido récords.

Si bien la mayoría de los viajeros visitan Tokio y Kioto, a veces Osaka, en verdad es un país mucho más interesante cuanto más te internas en él. Un primer vistazo debe incluir estas ciudades, y Nara, Hiroshimao Nagasaki, tal vez Sapporo en el norte, pero si tienes tiempo y dinero o te quedas prendido y deseas volver es hora de desplegar el mapa y descubrir nuevos rumbos.

No recomiendo viajar a Japón en verano. Yo fui en 2019 y el calor y la humedad son tremendos. No te puedes mover sin sudar a mares. Fui a Okinawa y a Miyakojima para disfrutar del Caribe pero aún en esas islas, con el mar, el calor era insufrible. Ni hablar Tokio. No te quedan ganas de caminar, el calor te agota.

Ahora bien, el verano sí puede ser una buena oportunidad de ir a conocer el norte, Hakodate, Sapporo, sitios así. Te escapas de los 30 y pico de grados y vas derecho a disfrutar de los paisajes lacustres más hermosos. Esto si el frío del invierno no te espanta, sino son destinos de nieve y heladas muy clásicos.

Tokio es una metrópolis preciosa, caótica a su manera, silenciosa, limpia, muy segura y con una gran oferta gastronómica y cultural. Recomiendo alojarse en la zona de Shibuya o Shinjuku pues puedes caminar entre barrios sin problema. El secreto es no tener miedo a perderse. Caminar por Tokio es lo mejor, aún teniendo el Japan Rail Pass. Este billete de transporte te ata al tren y la verdad es que a veces el metro es mucho mas veloz y además, te permite descubrir paisajes subterráneos.

Kioto es una ciudad tranquila, pausada, llena de templos. Cerca está Nara, con sus ciervos, o Arashiyama con su bosque de bambú. Si sigues unas horas más en el tren bala llegas a Hiroshima con su museo y más lejos todavía, a Nagasaki. Nagoya está más cerca de Tokio, y Osaka compite directamente en tamaño y vida nocturna con la capital. La gente es más simpática y te divertirás mucho.

Kanazawa tiene el ritmo de pueblo y un hermoso barrio samurai antiguo. Enoshima es una playa a una hora del centro de Tokio para disfrutar en primavera, Takasaki tiene la estatua de Kannon y la mayor producción de darumas del país, Kawagoe es como Tokio hace siglos, el Monte Takao es hermoso,  desde el lago de Kawaguchico contemplas el Fiji… y la lista sigue. La idea es desplegar el mapa y colgarse la mochila.

¿Los precios? De medianos a caros, pero si te manejas en euros o dólares no te vas a sorprender. Para los latinoamericanos es un destino caro, eso sí.

Corea del Sur

La ventaja de este país es que es pequeño y aunque tiene lo suyo puedes conocer Seúl o Busan en un solo viaje. Seúl es una ciudad tan moderna como Tokio, aunque un poco más sucia y con barrios más pobres. La historia de ambos países no es igual y aunque Corea del Sur ha crecido un montón, hay mayores diferencias económicas que en Japón.

Seúl tiene un paisaje urbano moderno que no te va a decepcionar. Si ves k-dramas o te gusta el k-pop, todavía mejor ya que las producciones audiovisuales coreanas se filman mucho en exteriores. Buena publicidad turística, si me preguntan. La comida es genial, hay muchos puestos callejeros, y tiene buenos museos, amén del funicular que te lleva a una buena altura cuando cae el sol.

También puedes ir hasta la Zona Desmilitarizada, la pequeña zona entre las dos Coreas. Recuerda que la guerra no terminó, oficialmente ha un alto al fuego que lleva décadas. Por eso verás oficiales estadounidenses, algo que a muchos coreanos no les gusta. Yo diría que a algunos los estadounidenses les gustan tan pocos como los japoneses…

Puedes tomar un avión e ir a la Isla Jeju, hermosa en cualquier época del año, aunque eso sumara gastos. de todas formas, hay vuelos económicos y la verdad es que conviene no perderse el viaje. Después puedes tomar el tren bala a Busan, que seguro no tendrá zombies como en la película, para conocer esta ciudad portuaria por la que se da un estrecho contacto con el vecino Japón.

El gobierno ha invertido mucho en el desarrollo de Busan y de aquí que cada año se celebre el Festival Internacional de Cine de Busan, como parte de esta promoción. Desde aquí puedes cruzar a Hiroshima, en Japón, por ejemplo.

China

Si bien dijimos al comienzo que China es un mundo en sí misma, a la hora de programar un viajecito por esta región de la subregión llamada Asia Pacífico, podemos hacer un recorte y quedarnos con Shanghai y Hong Kong. Se trata de zonas económicas especiales donde impera esa idea de «dos sistemas, un país», que tan bien le ha ido a la economía china de las últimas décadas.

Las dos ciudades han sido colonias extranjeras por muchos años así que la huella europea sigue presente en su arquitectura y su gastronomía. Por eso son hermosas, y si te fijas, ambas están sobre la costa de China, a mano de Japón o Corea del Sur.

Shanghai está en el delta del río Yangtzé, sobre la costa este del país, equidistante más o menos entre Hong Kong y Beijing. Incluye algunas islas pequeñas y tiene un clima subtropical húmedo que la hace un poco repelente en verano. Mucho más considerando la cantidad millonaria de personas que la habitan ya que es el centro comercial y financiero de China y uno de los mas importantes a nivel mundial.

Como viajero no puedes dejar de recorrer el distrito de Pudong, con sus rascacielos y la Torre de Shanghai, icono indiscutido. Tampoco puedes dejar fuera el distrito de Huangpu, más comercial y residencial o el de Xuhui y sus museos. El casco histórico es maravilloso, el famoso Bund, a orillas del río. Apunta el Buda de Jade, los Jardines Yuyuan y la siempre despierta avenida Nanjing.

Finalmente, Hong Kong. Se dice que es una ciudad mas capitalista que Shanghai y siempre está en las noticias reclamando mayor democracia.  Hong Kong está integrada por la isla de Hong Kong, los llamados Nuevos Territorios y Kowloon.

También tiene clima subtropical húmedo así que, si puedes, no vayas en verano. Siempre hay viajeros, siempre hay turistas visitando Peak Victoria, la isla de Lantau o la Avenida de las Estrellas, las Escaleras Mecánicas. Pero mas allá de estos destinos la ciudad misma es el principal atractivo: sus rascacielos, sus calles estrechas, sus interesantes y baratos mercados, su comida…

Mes y medio y recorres algo de Japón, algo de Corea del Sur y algo de China. Pero sin dudas, algunos de los mejores países de Asia.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*