Palacio Güell

Imagen| Happy in Spain

En Barcelona encontramos buena parte del legado de Antonio Gaudí, uno de los arquitectos modernistas más importantes en España. Conocemos de sobra La Pedrera, el Parque Güell, la Sagrada Familia, la Casa Batlló y sin embargo, pese a ser la primera gran obra del artista, el Palacio Güell es una de las que menos popularidad tiene.

En la ruta modernista por la Barcelona de Antonio Gaudí debes incluir este bello edificio. Si nunca habías oído hablar antes de él, en el siguiente post hacemos un repaso por la historia del Palacio Güell.

Historia del Palacio Güell

Imagen| Viajar a Barcelona

Ubicado en la calle Nou de la Rambla, número 3-5, el Palacio Güell fue construido a finales del siglo XIX por encargo del industrial Eusebi Güell como vivienda y centro socio-cultural en pleno Raval de la ciudad condal. En aquel entonces el empresario ya poseía una casa a las afueras de Barcelona, donde vivía la burguesía mayoritariamente, pero deseaba también tener una en el centro próxima a la Casa Güell (propiedad de la familia paterna) y eligió al arquitecto catalán para dar forma a su idea.

Eusebi Güell vivió en este lugar hasta 1910 y también dio grandes fiestas y recepciones como por ejemplo la de la Exposición Universal. Luego se trasladó a la Casa Larrard del Parque Güell y su hija Mercè residió en el Palau hasta 1945. Ese mismo año un adinerado estadounidense quedó maravillado con la obra de Gaudí y trató de comprar el palacio para llevarlo piedra a piedra a su país. No obstante, Mercé Güell optó por donarlo a la Diputación de Barcelona a cambio de una pensión vitalicia y de que se preservara el edificio con fines culturales.

Para construirlo, Antonio Gaudí empleó los mejores materiales a su alcance y contó con la colaboración de los profesionales y artistas más brillantes del momento como el arquitecto Frances Berenguer.

Uno de los desafíos arquitectónicos que Gaudí encontró a la hora de realizar el trabajo fue ganar espacio y luz natural en una calle del Raval donde no era sencillo, pero el arquitecto supo jugar con una nueva concepción de la iluminación y la superficie, mostrando ambientes únicos repletos de elementos decorativos creados por él como es el caso de su célebre trencadís (mosaico de fragmentos cerámicos) en las chimeneas de la terraza.

¿Cómo es el Palacio Güell?

Imagen| Portal Gaudí

Durante el recorrido por el Palacio Güell podemos comprobar cómo los espacios interiores giran en torno al salón central, cubierto por una cúpula con reminiscencias celestiales y de tres plantas. El resto de estancias del palacio se distribuyen alrededor de ella de manera funcional aprovechando al máximo el reducido espacio del solar jugando con la perspectiva para dar sensación de amplitud.

Asimismo, Gaudí concibió el salón central como una sala de conciertos en donde la familia Güell podía disfrutar de la música, una de sus grandes pasiones. La cúpula hace de altavoz al órgano, cuyos tubos originales de madera fueron restaurados. Cada media hora, los visitantes pueden ser testigos de la buena acústica del espacio pues se reproduce una de las piezas musicales que más gustaban a los moradores del Palacio Güell.

La sala que precede al salón central es conocida como Sala de los Pasos Perdidos, uno de los espacios donde se hace más patente que el arquitecto tuvo que echarle imaginación para agrandar una superficie pequeña. Otra zona muy interesante del palacio es la sala de fumadores o de descanso.

La azotea es otro de los espacios más peculiares del Palacio Güell ya que sus 400 metros cuadrados está decorada con impresionantes chimeneas recubiertas con cerámica de colores. Por otra parte, en el sótano se ubican las caballerizas, un espacio muy singular.

Horario de visitas

Imagen| Viajando como loca

El Palacio Güell está abierto de martes a domingo. En verano (1 de abril al 31 de octubre) el horario es de 10h a 20h. Las taquillas cierran a las 19:00h. En invierno (1 de noviembre al 31 de marzo) el horario es de 10h. a 17:30h. Las taquillas cierran a las 16:30h.

Conviene saber que se puede entrar gratis al Palacio Güell el primer domingo de cada mes. Los tickets se reparten hasta que se terminan en dos turnos: el primero por la mañana a las 10h. y el segundo por la tarde a las 13:30h.

Durante recorrido la audio-guía introduce a los visitantes en el universo de Antonio Gaudí, explicando la historia de este lugar y el motivo de cada uno de los detalles. Es una visita que ayuda a conocer mejor los comienzos de Antonio Gaudí y su obra posterior.

Compra de entradas

Se pueden comprar las entradas a través de la web oficial y de las taquillas del Palacio Güell, que están situadas en la calle Nou de la Rambla número 1, a pocos metros de a entrada principal al edificio. La tarifa general es de 12 euros. Jubilados pagan 9 euros y los menores de 17 años pagan 5 euros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?