Palacios abandonados

Castillo de Bodiam

Hablar de palacios abandonados supone viajar a tiempos de reyes absolutos y aristócratas que rivalizaban en poder y riquezas. También pensar en potentados hombres de negocios que pretendían hacer ostentación de su dinero. Pero estas construcciones siempre nos dejan la impresión de suntuosos edificios que vivieron tiempos mejores.

Encontramos estas imponentes construcciones en todos los lugares del mundo, desde India hasta Estados Unidos pasando por Alemania o Gran Bretaña en Europa. Y en todas ellas observamos la decadencia provocada por su abandono. Hoy son testigos mudos y melancólicos de un pasado más brillante que ha quedado muy atrás. Pero, en muchos casos, han conservado su belleza. Por todo ello, vamos a hablarte de algunos de los palacios abandonados más espectaculares del planeta.

Castillo de Bodiam

El castillo de Bodiam

Entrada al castillo de Bodiam

Esta maravillosa construcción se encuentra al este de Sussex en Inglaterra. Fue edificada a finales del siglo XIV por sir Edward Dallyngrigge, antiguo caballero del rey Eduardo III, con permiso del nuevo monarca, Ricardo II. Trascurría la Guerra de los Cien Años entre Francia e Inglaterra y, con él, se pretendía frenar la invasión de las tropas galas.

Porque se encuentra a los pies de un río navegable en época de lluvias. Sin embargo, aquella temida invasión no llegó a producirse. Por sus características, es un típico castillo medieval tardío, con planta rectangular, torres redondas y almenadas y un foso alimentado por manantiales. Las estancias principales se encontraban en la torre de una de las esquinas y la capilla en la de otra.

Curiosamente, a pesar de que sus paredes son bastante delgadas, ha resistido muy bien el paso del tiempo. Desde su propietario original ha pasado por varias familias aristocráticas hasta caer en decadencia a fines del siglo XVII. Pero, actualmente, pertenece a la organización conservacionista denominada National Trust, tras ser donado por Lord Curzon, y puedes visitarlo. Tendrás la sensación de que retrocedes a la Edad Media.

Palacio de Reinhardsbrunn

Reinhardsbrunn

El palacio Reinhardsbrunn

Entre los palacios abandonados, este destaca por haber sido construido aprovechando los restos de una antigua abadía benedictina. Se encuentra cerca de la ciudad de Gotha, en el estado alemán de Turingia y fue edificado a principios del siglo XIX por el duque Ernesto de Sajonia Coburgo Gotha.

La construcción debía servirle como casa de campo y también contaba con un lago y un amplio jardín. La familia poseyó el castillo hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando fue usado como hospital de campaña. Acabada la contienda, también fue utilizado como hotel hasta su definitivo abandono a finales del siglo XX.

No obstante, tuvo un ilustre pasado. Entre los acontecimientos que vio estuvo el inicio de la relación del príncipe Alberto de Coburgo con la reina Victoria de Gran Bretaña e Irlanda.

Castillo Pidhirtsi

Castillo Pidhirtsi

Pidhirtsi, uno de los más espectaculares palacios abandonados

Este impresionante castillo figura entre los palacios abandonados de Europa desde fines de la Segunda Guerra Mundial. Se encuentra en la localidad que le da nombre, ubicada en el oblast o provincia ucraniana de Lviv, más concretamente sobre las colinas Woroniaki.

Sin embargo, cuando fue construido en el siglo XVII, la zona pertenecía a Polonia. De hecho, quien mando edificarlo fue el famoso general polaco Stanislaw Koniecpolski para que sirviera como residencia de sus comandantes militares. En cuanto a su diseñador, fue el arquitecto italiano Andrea dell’Aqua, quien tomó como modelo los típicos palacios-fortaleza de su país.

Por ello, se eligieron las citadas colinas para levantarlo. Es una zona desde la que se observa gran cantidad de territorio. Además, tiene un foso con puente levadizo y murallas en las que no faltan varios cañones que todavía puedes ver hoy. Igualmente, el castillo contaba con granja de animales, un molino y un estanque de truchas, todo ello para garantizar la subsistencia a los militares que se alojaban en él.

Sans Souci, un palacio abandonado en Hatí

Sans Souci

Palacio de Sans Souci

Haití es uno de los países más pobres del mundo. Por ello, no es difícil encontrar en su territorio construcciones abandonadas que son vestigios del pasado. Muchas de ellas se encuentran en antiguos latifundios agrícolas. Es el caso del palacio de Sans Souci, que está en la comuna de Milot, dentro del Parque Nacional Histórico: Ciudadela, Sans Souci, Ramiers, que ha sido declarado patrimonio de la humanidad.

Este palacio abandonado fue construido a principios del siglo XIX por orden del rey Henri Christophe de Haití, a quien sirvió como residencia. No se sabe cuántos trabajadores murieron durante la construcción del edificio, pero se cree que fueron muchos. Sin embargo, no serían los únicos acontecimientos trágicos que se vivirían en él. Sus jardines fueron el escenario del suicidio de Christophe y también del asesinato de su heredero a manos de revolucionarios.

Por otra parte, detrás de este palacio se encuentra la no menos espectacular Ciudadela Laferrière, una impresionante fortaleza situada en la cima del monte Bonnet a L’Eveque. También fue construida por Christophe y, actualmente, es uno de los lugares más visitados por los turistas que llegan a Haiti.

El palacio Sans Souci quedó en ruinas tras el terremoto acaecido en el año 1842, que también devastó la cercana ciudad de Cap-Haitien. No obstante, sus paredes resistieron y todavía puedes verlas hoy.

Palacio de Leh

Palacio de Leh

Palacio de Leh, en el Tibet

Nos vamos ahora muy lejos de Haití para hablarte de otro de los más curiosos palacios abandonados. Porque está construido en plena colina de Tsemo de la ciudad tibetana de Leh, en la región del Himalaya. También fue mandado edificar por un rey, en este caso, Sengge Namgyal, conocido como «el Rey León», en el siglo XVII.

Este monarca fue famoso por su labor de edificación de monasterios, santuarios y también palacios. El de Leh tiene nueve plantas. Las superiores servían como alojamiento a la familia real, mientras que las de abajo se usaban como establos y almacenes. Para su construcción se inspiraron en el palacio de Potala en Lhasa, que era la residencia del Dalai Lama.

El edificio fue abandonado a mediados del siglo XIX, pero, actualmente, está siendo restaurado y puedes visitarlo. Incluso te brindan la opción de subir al tejado, desde el que tienes impresionantes vistas de las cordilleras de Zangskar y Ladakh. También cuenta con un espectacular museo donde puedes ver joyas, vestidos ceremoniales y adornos de la época. Pero, sobre todo, cuenta con espectaculares pinturas thangka, que son tapices de colores brillantes y formas complejas con más de cuatrocientos años de antigüedad.

Duckett’s Grove, uno de los muchos palacios abandonados de Irlanda

Duckett's Grove

Duckett’s Grove, uno de los palacios abandonados más bonitos de Irlanda

Viajamos ahora a las islas británicas, concretamente a Irlanda, para hablarte del espectacular Duckett’s Grove. Fue construido a principios del siglo XIX en estilo neogótico y formaba parte de una finca que ocupaba cinco condados. Por tanto, era una muestra de la pujanza económica de la familia Duckett. Asimismo, entre otros, contaba con dos jardines amurallados y conectados entre sí.

Se encuentra en el condado de Carlow, al sureste de Irlanda y a unos ochenta kilómetros de Dublín. La familia Duckett, propietaria del castillo, se extinguió a principios del siglo XX, por lo que tanto las tierras como el edificio pasaron al estado. Como curiosidad, te diremos que, durante la guerra irlandesa de independencia (1919-21), el palacio fue usado por el IRA como sede de su columna volante.

Poco después, en la década de los treinta, Duckett sufrió un devastador incendio que arruinó su interior por completo, aunque la estructura quedó intacta. De hecho, actualmente, puedes visitarlo gratuitamente. Además, en el patio hay tiendas de artesanía y regalos por si quieres comprar un recuerdo. Incluso los fines de semana suelen celebrarse eventos en él.

Palacio de Jal Mahal

Jal Mahal

El Jal Mahal, en Jaipur

Volvemos a Asia para hablarte de un palacio que bien podría aparecer en Las mil y una noches, el célebre libro oriental de cuentos tradicionales. Y podría hacerlo porque se encuentra en la bella Jaipur, denominada «la Ciudad Rosa», pero también por su exuberante belleza.

Es un palacio flotante, pues cuenta con un lago del que surge. Y esto es así literalmente, ya que cuatro pisos están bajo el agua. Se construyó en el siglo XVI como alojamiento para la realeza cuando iba de caza, pero se restauró a principios del XVIII por orden del maharajá Jai Singh II.

Responde al estilo mogol y rajput y se construyó, justamente, en piedra rosa de la zona. Sobre el nivel del agua cuenta con cinco plantas y está coronado en sus extremos por dos chhatris o estructuras en cúpula de estilo bengalí. Actualmente, el palacio está siendo restaurado y no puede visitarse, pero solo verlo merece la pena por su espectacularidad. No obstante, si quieres acercarte, hazlo en época de sequía. En la de lluvias, solo podrás hacerlo en barca. En este sentido, el Jal Mahal forma un corredor turístico con los no menos espectaculares fuertes de Jaigarth, Nahargarh y Khilangarh.

En conclusión, te hemos mostrado algunos de los más impresionantes palacios abandonados del mundo. Pero, como comprenderás, hay muchísimos otros. Entre ellos, también te aconsejamos que visites la mansión Swannanoa, una villa de estilo neorrenacentista en el estado norteamericano de Virginia; el castillo de Sammezzano, al sur de la preciosa Florencia; Kirby Hall, una mansión del siglo XVI situada en Inglaterra, o el no menos espectacular castillo Bannerman, ubicado unos cien kilómetros al norte de Nueva York. ¿No crees que estos vestigios del pasado son impresionantes?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*