Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en Cantabria

Muy cerca de la ciudad de Santander se encuentra este parque natural caracterizado por contar con especies que no son propias de España: es el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. ¿Lo conoces? El año pasado estuvo un tiempo en las noticias por las críticas acerca de su estado, pero sigue allí y ahora que se acerca un clima mejor, ¿qué te parece conocerlo?

Conservación de especie, educación ambiental, animales en estado de semilibertad… de eso se trata este destino de recreo en Cantabria, nuestro artículo de hoy.

Parque de la Naturaleza de Cabárceno

Como dijimos antes está muy cerca de Santander, a poco más de quince kilómetros, en la localidad de Cabárceno, sobre lo que antiguamente era una mina de hierro. Vale aclarar de entrada que este sitio no es un zoológico, o por lo menos no se plantea así, es un parque natural creado por el hombre sobre 750 hectáreas.

La idea surgió en los años ’80 y el parque abrió sus puertas en 1989 en los terrenos a cielo abierto de una mina de hierro de la zona. Lo cierto es que salvo darles alimento y atención veterinaria sus autoridades no hacen mucho más pues la idea es que la interacción y el día a día sea casi sin intervención. De esta manera hay ocasiones en las que los animales pelean entre sí, se reproducen y demás.

El terreno ha sido trazado por una red de 20 kilómetros de carreteras que llevan al visitante a los distintos sectores. Hay numerosas zonas de estacionamiento y caminos que acceden a rincones a los que los coches les cuesta llegar. Este sitio está pensado para pasar un día en familia o con amigos así que hay cafeterías, restaurantes, zona infantil, miradores merenderos...

También hay espectáculos organizados para el público. Por ejemplo, las aves rapaces son seres maravillosos y aquí puedes verlas en acción y descubrir sus técnicas de vuelo. Hay milanos negros, halcones peregrinos, águilas americanas, buitres leonados. La exhibición es sorprendente y suele tener lugar a las 3:30 y 5:30 pm, del 1/7 al 15/9, a las 12 del mediodía y a las 4 pm, entre el 1/3 y el 30/6 y entre el 16/6 y el 6/11 y los sábados, domingos y festivos a las 12 y a las 4 pm.

Puedes seguir las rutas botánicas sin ninguna barrera arquitectónica y estar frente a castaños, robles, tejos o alcornoques, por ejemplo. De las cien especies del parque las rutas botánicas han seleccionado 24 que están, además, estrategicamente, en espacios donde hay leones, hienas, loboso y tigres, así que se ven ambas cosas en un solo paseo. Apunta: está la Ruta de los Tejones, alcornoques y nogales (con tigres), la Ruta de los abedules, tilos y hayas (con hienas y lobos) y la Ruta de los castaños y pinos (con leones y bisontes).

Otra opción es hacer la Visita Salvaje que es una forma original de recorrer el parque. La visita es a bordo de un vehículo y mínimo se exigen dos personas, una con coche. La entrada incluye el almuerzo y cuesta 200 euros por adulto y 100 por niño. Siempre se va acompañado por personal de seguridad, que además sirve de guía especializado, y nunca se abandona el coche. Así, se pasa por el recinto de los osos, gorilas, elefantes, rinocerontes, la exhibición de aves rapaces, la de leones marinos y la telesilla.

Otra visita es la Visita Explorador, de menor duración y más barata pues cuesta 100 euros por adulto y 80 por niño, siendo el horario de 10 am a 2 pm. La visita incluye elefantes, rinocerontes, gorilas, leones marinos y aves rapaces. Cuando termina la visita se entrega un ticket para acceder a la telecabina y si quieres comer hay menúes disponibles a buenos precios.

Pero además de estos animales hay llamas, tigres de bengala, gaures, guepardos, jirafas, avestruces, antílopes, linces, yaks, addax, camellos, hipopótamos, dromedarios, cebras, animales de granja, jabalíes, asnos somalíes y jaguares, entre otros.

Algunos niños van a festejar sus cumpleaños, es posible si tienen entre cuatro y doce años. La oferta incluye la comida o la merienda o un picnic, dependiendo de la época del año, a solo 16, 50 euros por niño. Cada cuatro niños entra un padre gratis, pero el precio por adulto es de 7 euros.

Las entradas se pueden comprar online con un 10 % de descuento pero no te asegura moverte rápido en la fila de espera. Tampoco puedes devolverlas ni cambiarlas así que a la hora de sacarlas debes estar seguro de que cumplirás con la visita, cuanto quieres que esta dure, si vas a ir solo, en familia o con amigos y en qué e´poca del año. Con esa información clara te conviene sacar el ticket.

Para todo el año:

  • Tarjeta Amigo individual: 55 euros
  • Tarjeta Amigo Familiar: 135 euros
  • Tarjeta Amigo Familiar Plus: 165 euros.

Temporada alta (del 1/4 al 30/9)

  • Adulto Individual: 30 euros, día completo
  • Infantil individual: 17 euros. día completo.
  • Adulto grupo: 20 euros por la tarde, 25 euros día completo.
  • Infantil grupo: 11 euros y 14 euros respectivamente.
  • Tarifa escolar: 11 y 11 respectivamente.

Temporada Baja (del 1/10 al 31/3)

  • Adulto individual: 16 euros la tarde, 23 el día completo.
  • Infantil individual: 9 y 14 euros.
  • Adulto grupo: 16 y 20 euros.
  • Infantil grupo: 9 y 11 euros.
  • Tarifa escolar: 11 y 11 euros.

Todos los tickets puedes comprarlos online o el día de la visita. No se venden por teléfono y las tarifas de tarde se aplican para las visitas a partir de las 3:30 del 1/4 al 30/9 y a partir de las 2 pm del 1/10 al 31/3.

Cuando empezamos el artículo dijimos que el año pasado el parque estuvo en las noticias y así fue, por las denuncias sobre el estado de los animales y las instalaciones en general. Los comentarios fueron vertidos por el coordinador de servicios veterinarios, Santiago Borragán, entre 2015 y 2017, y giran en torno a la necesidad urgente de dinero para renovar y reparar las instalaciones. Borragán ha dicho incluso que algunos zoológicos europeos no quieren cederles animales por el estado desastroso del parque.

Lo cierto es que a lo largo de los años se han reportado algunos hechos curiosos o al menos llamativos, como la huida de 80 ciervos, la entrada de animales salvajes al recinto, por la misma ausencia de vallas, el encierro deficiente de los elefantes, el escape en 2015 de on oso pardo del que nadie dio cuenta hasta un día después, o los materiales con los que se ha construido el recinto de los hipopótamos, animales de mal genio como bien se sabe.

Estos son solo algunos de los animales que, según el veterinario, no la están pasando bien. ¿Y qué dice el parque a este respecto? Pues el parque, en manos del gobierno de Cantabria, y a raíz de este informe de hace tres años y de otro presentado el año pasado donde se insiste sobre los mismos puntos, ha dicho en principio que no hay nada de verdad en la descripción de esos informes. Que sí hay algunos problemas y que estos serán resueltos este 2019.

Promesas y negaciones por un lado, denuncias por el otro. Mientras tanto, casos preocupantes siguen teniendo lugar como la muerte de tres jirafas en un incendio que tuvo lugar en enero. Pero el parque sigue abierto y sigue siendo muy visitado así que si andas por Cantabria esta primavera, ¿por qué no te acercas a conocerlo y juzgas por ti mismo?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*