Parque Nacional Krka, en Croacia

Croacia, una nueva perla en el mapa turístico europeo, tiene muchos destinos de gran belleza natural y uno de ellos es el Parque Nacional Krka. Ahora que se acerca el verano y estar al aire libre se convierte en algo primordial, ¿que te parece viajar a Croacia y conocerlo?

Es uno de los tantos parques nacionales del país y se llama así porque está surcado por el río Krka, un río conocido por sus bellas cascadas, que se encuentra en la región de Dalmacia, con su nacimiento cerca de la frontera con Bosnia y Herzegovina.¿Estás listo para caminatas,paseos en bote y zambullidas en cascadas?

Parque Nacional Krka

El río Krka nace entonces a los pies de la montaña Dinara, se mete en el valle de Knin, forma cascadas y cuevas y después fluye por el interior de un enorme cañón de 200 metros de profundidad. A partir de allí comienza el Parque Nacional Krka y conforma más cascadas y estanques hasta volverse navegable desde el mar y terminar en la Bahía de Sibenik, conectada al mar Adriático. Recorre en total poco más de 72 kilómetros a lo largo de los cuales hay unas siete cascadas.

El parque está cerca de la ciudad de Sibenik y es un sitio protegido desde mediados de los años ’80. Tiene un total de 109 kilómetros cuadrados.

Turismo en el Parque Nacional Krka

Puedes contratar una excursión desde Omis, Makarska o Split. Hay compañías que organizan grupos y van y vienen en coches o en minivans. Obviamente, también puedes ir en autobús desde Zadar, Split, Dubrovnik, Zagreb o Sibenik.

Sibenik es la ciudad mas cercana pero Zadar y Split no están tan lejos. En general, debido a que el parque está cerca de la costa es muy visitado por quienes recorren la costa croata. A una hora del parque también están los aeropuertos de Split y Zadar y de allí puedes ir hasta la estación de autobús y coger uno hasta Skradin, que es donde está la entrada del parque. Calcula una hora y media de viaje.

 

Entre tantas opciones, lo mejor es viajar de alguna manera hasta Sibenik y de allí tomar un autobús local. Los autobuses funcionan todos los días, todo el año, y hay servicio hasta Skradin y hasta Lozovac, donde hay otra de las entradas al parque. ¿Estás en Zagreb? Entonces puedes coger un autobús directo que tarda cuatro horas y media. ¿Estás en Dubrovnik? No hay autobuses directos y por la distancia, que no es poca, no sirve como day trip hasta debes planear algo más largo y pasar sí o sí por Split o Sibenik.

Los tickets para ingresar al parque los puedes comprar en el sitio web. Entre junio y agosto los tickets son más caros, unos 200 kunas por adulto y 120 para niños de entre 7 y 18 años. De abril a junio y de septiembre a octubre 110 kunas por adulto y 80 por niño y de noviembre a marzo 30 kunas por adulto. Julio y agosto, si entras antes de las 4 pm pagas con descuento, 145 kunas.

Estos tickets incluyen los viajecitos en botes desde Skradin a Skradinski y desde Lozovac a Skradinski, pero debes saber que en invierno no funcionan. También puedes comprar los tickets en las entradas al parque pero si vas en verano considera que siempre hay mucha gente. Incluso hay tickets mas baratos si solo quieres visitar ciertos sectores del parque. Para saber más visita el sitio web.

El parque, amén de sus hermosas cascadas, es un sitio con mucha flora y fauna. Hay mas de 800 especies de plantas, reptiles y anfibios, 200 especies de aves y se calcula que 18 especies d murciélagos que viven aquí. Pero las cascadas son las que convocan el turismo.

Estas cascadas se concentran en un estanque natural enorme, de aguas claras, donde los saltos de agua se hilvanan de manera maravillosa. Se trata de Skradinki y se cuentan unas 17 cascadas de distintas alturas pero con una diferencia entre la primera y la última de 47 metros de alto. Es así la cascada más larga del río y todavía hoy se ven los molinos de agua tradicionales, algunos viejos, otros restaurados.

Otra cascada conocida es la Cascada Roski slap o gran cascada porque tiene más de 22 metros de alto. Slap significa, en croata, cascada. En realidad es una serie de 12 cascadas en un espacio de 450 metros con la mas alta de 22 metros y medio y 60 metros de ancho.

Otro sitios populares son la Isla de Visovac y el Monasterio de Krka. El monasterio es del cristianismo ortodoxo y data del siglo XVI. Se puede visitar su iglesia bizantina con sus viejas catacumbas romanas. Por su parte la isla tiene a su vez otro monasterio, pero franciscano, del siglo XV, con una colección de platos y telas antiguas y una biblioteca preciosa.

Finalmente, por Croacia también han pasado los romanos así que puedes ver estas huellas en el sitio arqueológico de Burnum/Pujlane: lo que queda de un anfiteatro romano y de un campamento militar y una exhibición de cosas de uso cotidiano, herramientas y armas romanas.

Con tanto para ver y conocer y habiendo agua por todas partes la mejor manera de completar el recorrido es combinar largas caminatas con paseos en botes. Muchos de estos botes parten de Skradin. Estas excursiones permiten apreciar la gran belleza natural del parque de una manera super relajada, además incluyen la opción de detenerse y hacer caminatas o presenciar charlas de guías.

¿Se puede nadar aquí? Vaya pregunta. Uno ve estas fotografías y quiere desnudarse ya mismo. Sí, contrariamente a otros sitios en Croacia sí se puede nadar pero no siempre. En el sitio web suelen decir si está o no permitido y dónde. Finalmente, si vienes de Dubrovnik, como dijimos, la distancia es larga y conviene planear pasar un par de días. Puedes alojarte muy cerca del parque, en Skradin, por ejemplo, o un poco más lejos, en Sibenik. ¡Suerte!

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*