Paseando por San Marino

Si hay países pequeños en el planeta uno de ellos es San Marino, la república más antigua del mundo. Está en Europa, enclavado en Italia y muy a mano, así que tal vez, estando de viaje por allí, puedas acercarte a conocerlo.

Debe ser muy extraño conocer prácticamente a todos tus vecinos pero dice la gente que es el caso en San Marino. ¿Te atrae la idea de pisar una república diminuta que tiene no uno sino dos regentes y es casi tan pequeña como el Vaticano o Mónaco? Pues verás que sí… ¡Descúbrelo paseando por San Marino!

San Marino

Es un enclave de Italia con un paisaje marcado por montañas, que goza de un clima con veranos calurosos e inviernos muy fríos. Está a solo 10 kilómetros del hermoso Mar Adriático pero no tiene salida al mar.

No forma parte de la Unión Europea pero la moneda es el euro, con su propio diseño. El país tiene una población promedio de 30 mil personas y se habla italiano. Naturalmente, por su ubicación, la influencia italiana es bien patente. Está situado en el centro de Italia y puedes llegar por carretera, por avión o por tren. Desde la terminal de Rimini salen los trenes y desde varios aeropuertos italianos puedes coger un vuelo.

Atracciones turísticas en San Marino

Hay que decir que el territorio de San Marino está compuesto por nueve pequeños asentamientos muy antiguos llamados castelli. Cada castelli ofrece lo suyo así que empezaremos por el castelli de San Marino, la propia capital.

La leyenda dice que San Marino fue fundada por el santo Marino que buscó refugio en el Monte Titano en el año 301 d.C. Hoy en la capital hay casas antiguas de gran valor histórico, algunas convertidas en patrimonio arquitectónico o en museos. El corazón es la Piazza della Libertá bordeada por el Palacio delle Poste del siglo XIX, el Palacio Público y la Arcipretura que aunque fueron construidos a fines del siglo XIX tienen formas medievales.

En el centro de la plaza está a su vez la Estatua de la Libertad que se alzó en 1896. Parado en la plaza tendrás una vista estupenda pues además de los edificios del otro lado tienes un paisaje montañoso maravilloso. De la época medieval han quedado algunas fortalezas. La Cesta es la más alta de las tres que siguen en pie y fue construida en el siglo XIII. Aquí dentro puedes visitar el Museo de las Armas Antiguas.

También está la Guaita que es un poco más santigua, del siglo XI y tiene murallas almenadas. Y por último está la Montale que es del siglo XIII y dentro de la cual puedes ver un viejo calabozo. Las tres formaban parte del sistema de defensa de San Marino. Estando aquí no puedes perderte el Cambio de Guardia en el Palacio de la República que tiene lugar desde el 17 de junio al 17 de septiembre (ya terminó), todos los días varias veces al día.

Mi consejo es que te apuntes al tren panorámico de San Marino. El viaje dura 40 minutos y te deja conocer sitios que difícilmente visitarías solo. Además, es acompañado por una narración en audioguía y así aprendes la historia del país mientras vas apreciando las vistas maravillosas del Borgo Maggiore, del Monte Titano, cruzas túneles entre montañas y paseas. Este tren funciona del 1 de julio al 30 de septiembre y parte de la Piazzale Calcigni a las 5 pm. Cuesta 7 euros por adulto.

Si te gusta caminar puedes seguir el camino de la Costa dell’Arnella. Es un paseo de piedra encantador que une San Marino con Borgo Maggiore colina arriba. Hay ruinas medievales y vistas estupendas y llegas al centro histórico del Borgo cruzando la puerta medieval de Porta della Rupe.

En el castello Montegiardino hay un muy bonito castillo, recomendable para visitar. Este castello fue anexado en la segunda mitad del siglo XV y tiene orígenes lombardos o incluso más antiguos. También tiene una iglesia del siglo XIX que conserva un viejo altar del siglo XVIII. Fiorentino es el nombre de otro de los castellos de San Marino. Su corazón es una antigua fortaleza llamada Malatesta y fue anexado al estado también en el siglo XV.

Lo cierto es que arqueologicamente hablando es una zona muy interesante porque ha sido un cruce de caminos importante a lo largo de la historia regional. Chiesanuova también tiene un corazón medieval que se concentra en una fortaleza, el Castillo de Busignano. Las vistas de los Alpes son ejemplares desde su altura.

Acquaviva toma su nombre de un manantial natural que emana de la roca de este castello. Hoy la aldea es un destino de lo más pintoresco porque la humedad hace que su terreno sea verde y exuberante. Puedes visitar, pro ejemplo, el Parque Natural Monte Cerreto que ofrece muchas actividades al aire libre.

Domagnano nace como una aldea muy pequeña en el siglo XIV y su fortaleza, la Montelupo, fue anexada al territorio de San Marino en 1463, en el mismo movimiento de anexión que incorporó Fiorentino y Montegiardino. Las vistas desde el castillo son hermosas pues alcanzas a ver el cercano mar y el Monte Titano.

Faetano, como el castelli anterior, solía ser propiedad de los Malatestas de Rimini hasta la conquista y anexión. Su centro histórico es precioso con su Casa del Castello y su antigua iglesia. Hay un lago para pasear en bote, el río Marano y vistas estupendas. Otro castelli es el Borgo Maggiore, una antigua aldea con derecho a mercado que se fundó en 1244. Tiene un puñado de iglesias, callecitas estrechas y monumentos así que la UNESCO la ha galardonado con el título de Patrimonio Mundial.

Lo mejor es tomar el cablecarril hacia el centro histórico de la capital desde aquí para tomar las mejores fotos desde las alturas. Serravalle, por otra parte, es más antiguo todavía, al parecer del siglo X. Supo ser una ciudad importante y también tiene callecitas y un castillo medieval digno de conocer.

Información práctica para visitar San Marino

Por suerte no hay formalidades en la frontera así que cualquiera que pueda ingresar a Italia puede hacerlo a San Marino. Este pequeño estado está muy activo todo el año pero por supuesto el verano es la mejor estación de todas para recorrerlo y disfrutarlo pues su paisajes son maravillosos. Hay viejos bosques con rutas de senderismo y aventuras familiares, puedes escalar, perderse en cuevas o dormir afuera con la carpa.

San Marino nos ofrece a los visitantes WiFi gratis. Tiene una red de WiFi y su propia aplicación para acceder a información y servicios.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *