Peñalba de Santiago

Peñalba de Santiago es uno de esos pueblos que parecen haberse detenido en el tiempo. Situado a mil cien metros de altura en plena serranía de la comarca del Bierzo, en la provincia de León, su aspecto medieval le ha proporcionado un sinfín de reconocimientos.

Desde 2008 es Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Etnológico e igualmente forma parte de la red de los Pueblos más Bonitos de España. Si te gusta un tipo de turismo diferente al de las grandes aglomeraciones, te invitamos a disfrutar de la belleza y la tranquilidad de Peñalba de Santiago.

Qué ver y qué hacer en Peñalba de Santiago

El pueblo se fundó a partir de un monasterio cuyo origen se remonta al siglo VII y hoy ya no existe. En el solar que ocupó todavía puedes ver casas para cuya edificación se aprovecharon sus piedras labradas y sus mármoles. Pero todo el conjunto urbano de Peñalba es digno de ver.

Casas tradicionales

El mayor atractivo de la localidad leonesa son sus pintorecas casas. Responden a la arquitectura tradicional del Bierzo. Son de planta rectangular, aunque sus esquinas a veces están redondeadas, y se construyeron utilizando como material básico la pizarra de la zona.

También suelen ser de dos pisos. El bajo era destinado a cuadra para el ganado, a almacén de aperos de labranza y a bodega. Por su parte, la primera planta era la vivienda propiamente dicha. Y es clásico en ella un corredor o balcón en voladizo, normalmente de madera y a veces cubierto por tablones para evitar el frío.

Peñalba de Santiago

Casas típicas de Peñalba de Santiago

Destaca en el pueblo la Casa de los Diezmos, así llamada porque era donde se almacenaba la décima parte de lo cosechado por los campesinos para ser enviado al Obispado de Astorga en concepto de tributo.

En todo caso, será un placer para ti recorrer las estrechas y sinuosas calles de Peñalba de Santiago, en las cuales parece haberse detenido el tiempo y que no pueden ser más pintorescas.

La iglesia de Santiago de Peñalba

No obstante, el principal monumento de la villa leonesa es la iglesia de Santiago de Peñalba, construida en el siglo X y que responde al llamado arte de repoblación, nombre que se ha dado últimamente a la arquitectura mozárabe.

Posee planta de cruz latina con dos capillas en sus brazos y también con dos ábsides, uno en la cabeza y otro a los pies de la cruz. Esta curiosidad de tener dos ábsides contrapuestos es una auténtica rareza pues solo hay otro caso en la Península Ibérica: el de la iglesia de San Cebrián de Mazote, en la provincia de Valladolid.

En el interior del templo berciano puedes ver también otros elementos curiosos como símbolos astrales de origen celta, una pequeña cúpula gallonada de influjo árabe y arcos de herradura de estilo visigodo. Y también verás grabados en estuco y pinturas de personas y animales. Desde 1931, esta iglesia es Monumento Histórico Artístico.

La iglesia de Santiago de Peñalba

Iglesia de Santiago de Peñalba

Los alrededores de Peñalba de Santiago

Si bonito es Peñalba de Santiago, más espectaculares aún son los alrededores del pueblo. Muy cerca de este se halla la cueva de San Genadio, benedictino del siglo IX que se retiró a ella como eremita. Se encuentra dentro de la llamada Tebaida Berciana. Se conoce así a esta zona del Bierzo por relación con la parte del Alto Egipto donde nació la tradición monástica en Oriente.

Esta área privilegiada, que incluye distintos valles leoneses y lógicamente también Peñalba de Santiago, ha sido declarada Paisaje Pintoresco y Sitio Histórico.

Pero, además, la localidad berciana se encuentra en el Valle del Silencio, a su vez enmarcado por los montes Aquilanos. El nombre se debe a una leyenda. Esta dice que, estando San Genadio en plena meditación, escuchó el murmullo del río Oza y le perturbó. Entonces le ordenó que callase y el agua dejó de hacer ruido.

Pero, leyendas aparte, lo que te interesa saber de los montes Aquilanos es que cuentan con preciosas rutas de senderismo. Destaca entre ellas, la que asciende a sus principales cumbres como Morredero y Cabeza de la Yegua. Sale del Puerto de los Portillines y tiene una extensión de veintiséis kilómetros por lo que no es asequible para todo el mundo. Pero los paisajes que te ofrece son impresionantes.

Los montes Aquilanos

Montes Aquilanos

Qué comer en la localidad berciana

Después de una ruta de montaña como la anterior, tendrás que reponer fuerzas con una buena comida. El propio pueblo leonés cuenta con varios restaurantes que te ofrecen la típica gastronomía del Bierzo.

Destacan en ella platos como el botillo, su embutido por excelencia, que se elabora con distintas partes del cerdo y se cocina con patatas y chorizo. También de este animal procede la androlla. Por otra parte, son deliciosos sus pimientos asados; la sopa de truchas; la cachelada leonesa, que son patatas con chorizo; la empanada berciana, que también lleva patata picada y acelgas, o la olla berciana, que se elabora con verduras y embutidos del cerdo, incluido el botillo.

De postre, tienes magníficas variedades de fruta como la pera conferencia o la manzana reineta. Pero también repostería con la tarta de castañas del Bierzo, las peregrinas, las rosquillas bercianas y los almendrados. Para beber, no hace falta que te aconsejemos un buen vino de la denominación de origen autóctona, una de las más populares de España.

Cuándo es mejor ir a Peñalba de Santiago

Como te decíamos, la villa berciana se halla a unos mil cien metros de altura. Por ello, en invierno son frecuentes las nevadas que te dificultarán caminar por sus alrededores. Además, es una estación muy fría.

Nuestra recomendación es que vayas a Peñalba de Santiago en primavera o verano. Y ello no solo porque la climatología es mejor, sino también porque los días son más largos y te permitirán hacer más cosas.

La cueva de San Genadio

Cueva de San Genadio

Cómo llegar a Peñalba de Santiago

La única forma de viajar a la localidad leonesa es por carretera. Tienes que ir hasta Ponferrada para luego salir de esta por el puente Boeza y tomar la carretera a San Lorenzo del Bierzo pero en dirección a San Esteban de Valdueza.

Antes de llegar a este último, tienes que desviarte a la izquierda por una vía que atraviesa Valdefrancos y San Clemente. Después de estos, coge otro cruce a la derecha que indica Montes de Valdueza y que te llevará directamente a Peñalba de Santiago.

En conclusión, si quieres visitar un pueblo pintoresco de casas tradicionales de la serranía leonesa, vete a Peñalba de Santiago, con su iglesia del siglo X y sus impresionantes paisajes de montaña. Y, después de apreciar toda su belleza, disfruta de una buena comida basada en la gastronomía del Bierzo. ¿No te parece un buen plan?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)