Peñíscola

Imagen| Pixabay

El pasado de esta localidad de la Costa del Azahar nos habla de íberos, cartagineses, romanos, templarios y papas enfrentados a Roma pero en la actualidad Peñíscola es uno de los destinos vacacionales más populares de España y el refugio de miles de personas que buscan descanso bajo el sol de este lado del Mediterráneo. Si has marcado este pueblecito en tu mapa de viajes descubre a continuación todo lo que este hermoso rincón de Castellón tiene que ofrecerte.

Castillo de Peñíscola

El castillo es una fortaleza templaria que ocupa la zona más elevada del peñón sobre el que se halla la antigua ciudad de Peñíscola. Desde su cima tendrás una panorámica espectacular de toda la localidad. Es sin duda una de las grandes atracciones turísticas de la zona y en sus alrededores encontrarás gran cantidad de bares y tiendas en las que comprar algún recuerdo.

Esta imponente fortaleza que se comenzó a construir en 1294 ha llegado hasta nosotros en perfecto estado de conservación, pese a que le falta una cuarta parte que se destruyó en 1814 durante la guerra de la Independencia. En la actualidad es un Centro Cultural que alberga exposiciones, conferencias, congresos, el Festival de Cine de Comedia de Peñíscola, entre otras actividades.

La fama de este castillo llegaría cuando se convirtió en Sede Pontificia en 1411, a causa del Papa Luna, Benedicto XIII, quien fue nombrado Papa en 1394 a pesar de la oposición de Francia y tras huir de Aviñón se refugió en Peñíscola. Estos tiempos revueltos, durante estos años llegó a haber hasta tres Papas y uno fue Benedicto XIII quien murió a la edad de 94 años en 1493.

Estatua de Benedicto XIII

Esta estatua dedicada al Papa Luna se halla debajo de la pared del castillo. Es una estatua de dos metros de alto que pesa alrededor de 700kgs.

Imagen| Wikimedia Commons

Plaza de Armas

A poca distancia del monumento se encuentra la Plaza de Armas, donde se puede visitar el Ermitorio de la Virgen de la Ermitana, edificado en 1714 con un estilo barroco valenciano. Desde aquí, tomando la Calle Santos Mártires se llega al Parque de Artillería, al que se puede acceder presentando la entrada del castillo. Este antiguo fortín militar del siglo XVI es un jardín botánico en la actualidad.

Iglesia de Santa María

Construida en el siglo XV y ampliada a principios del siglo XVIII, la iglesia de Santa María o iglesia parroquial es conocida por custodiar el tesoro de Benedicto XIII en el que cabe resaltar una cruz procesional de Benedicto XIII, un cáliz del Papa Luna y un relicario de Clemente VIII.

El Museo del Mar

Emplazado sobre el Baluarte del Príncipe, el Museo del Mar rinde homenaje a la tradición marinera de los habitantes de Peñíscola. En él se pueden observar maquetas de naves, anclas, ánforas, cascos de bronce, documentos gráficos, medios audiovisuales y tres acuarios con especies marinas mediterráneas.

Imagen| Traveler

Sierra de Irta

Junto a las maravillosas playas de Peñíscola, los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de la Sierra de Irta un espectacular paraje natural donde existe la posibilidad de realizar recorridos a caballo, mountain-bike, quad o a pie por los senderos señalizados de la sierra. En la Sierra de Irta se puede visitar además la ermita de San Antonio, que data del siglo XVI, desde cuyo muro se divisa una panorámica excelente.

Las murallas de Peñíscola

El rey Felipe II ordenó construir estas murallas al arquitecto de la época Juan Bautista Antonelli entre 1576 y 1578. El Portal de Felipe II es una de las tres entradas al casco antiguo. Otro es el portal de Sant Pere que fue levantado en el siglo XV por orden del Papa Luna.

Imagen| Pixabay

Las Islas Columbretes

De origen volcánico, las islas columbretes están formadas por pequeños islotes llamados la Grossa, la Ferrera, la Foradada y el Carallot. Están asentadas sobre fondos de 80 metros de profundidad y representan uno de los pequeños archipiélagos con mayor interés ecológico del mar Mediterráneo. Es posible visitarlas pues se realizan excursiones desde Peñíscola.

Puerto pesquero

Dada la gran tradición agrícola y marinera de Peñíscola, la pesca continúa siendo un motor relevante de la ciudad y por ello su puerto es uno de los más importantes de la Comunidad Valencia. Acercarse al puerto para ver un atardecer y trabajar a los pescadores en la mar puede ser una idea interesante.

Playas de Peñíscola

Playa Norte es una playa de casi obligada visita por sus aguas cristalinas y tranquilas y por contar con todos los servicios. Aunque siempre es recomendable que recorras Peñíscola en busca de alguna de sus calas tranquilas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*