Piazza Navona en Roma

Piazza Navona

La gran Piazza Navona es uno de los lugares más destacados de toda Roma, una de sus plazas más céntricas y un punto de reunión para viandantes. En ella se pueden ver bellos edificios antiguos, varias fuentes y monumentos, además de un gran ambiente que siempre está presente. Es uno de los puntos fuertes de la visita a la ciudad de Roma.

Ya en tiempos antiguos se trataba de un lugar de importancia, pero hoy en día la Piazza Navona es una de las plazas más asombrosas y representativas de toda Roma. En ella podremos disfrutar tanto del arte que hay en sus fuentes como de los restaurantes y terrazas cercanos que hacen de esta plaza un lugar imprescindible.

Historia de la Piazza Navona

Piazza navona

Esta plaza se levanta sobre el lugar en el que se encontraba el Stadium, mandado erigir por el emperador Domiciano. Este estadio estuvo levantado varios siglos y albergaba juegos atléticos, musicales y ecuestres. Ya durante la Edad Media comenzaron a construirse edificios sobre las ruinas del estadio romano. En el siglo XV fue cuando surgió realmente el proyecto de este lugar como una plaza céntrica en la ciudad debido al traslado del mercado que había en el Capitolio. Fue el mandato del Papa Inocencio X el que trajo a la plaza el esplendor del que goza en la actualidad, con su diseño barroco y sus fuentes. El mercado que se celebraba aquí pasó a la plaza Campo de Fiori. También se llevaba a cabo un curioso ritual por el que el sábado y el domingo de agosto se tapaban los desagües de las fuentes para que la zona central de la plaza se inundase y todo quedase como un lago.

Las tres fuentes

Esta plaza tiene una forma rectangular, conservando el mismo recorrido del antiguo Stadium, con los edificios sobre la zona que serían las gradas. Destacan en  su centro varias fuentes que son uno de sus mayores atractivos. Son tres grandes fuentes con piezas escultóricas de gran importancia y belleza que vamos a detallar.

Fontana dei Quattro Fiumi

Fontana dei Quattro fiumi

Esta fuente que se puede traducir como la Fuente de los Cuatro Ríos está en el centro de la plaza y es la más importante. Diseñada por Bernini en el siglo XVI en estilo barroco. Destaca su gran obelisco y también las cuatro enormes esculturas que son figuras representando grandes ríos de los cuatro continentes. En la parte más alta se encuentra la paloma del Espíritu Santo. En la fuente también se pueden ver diferentes esculturas de animales, como el león, el cocodrilo o la serpiente de mar.

Fontana di Nettuno

Fontana del Nettuno

La Fuente de Neptuno se encuentra en la zona norte de la Piazza Navona. Esta fuente fue ideada por el escultor Giacomo della Porta, con una gran base y una estatua de Neptuno atacando a leones marinos.

Fontana del Moro

Fontana del moro

Esta es la otra fuente de la plaza, que se sitúa en la zona sur. Representa a un africano de pie sobre una concha marina luchando con un delfín rodeado por cuatro tritones. Aunque la fuente fue diseñada por Giacomo della Porta, más tarde se añadió la estatua central, creada por Bernini.

San Inés en Agonía

Esta iglesia se encuentra en una zona en la que antiguamente estaban las gradas del estadio. Se trata de una iglesia en estilo barroco, como otros elementos de la plaza, creada por orden del Papa Inocencio X. Su exterior barroco es muy bello, pero también vale la pena entrar en el interior, en donde se puede ver la gran cúpula, en donde hay un fresco con la Asunción de María. En el interior también se puede apreciar una rica decoración escultórica con obras como la Muerte de San Alejo, el Martirio de San Eustaquio, la Muerte de Santa Cecilia o la Tumba monumento del Papa Inocencio X. Esta iglesia fue erigida por Rainalidi pero también por Borromini.

Palazzo Pamphili

Este bonito palacio alberga en la actualidad a la embajada de Brasil. En su creación también colaboró Borromini y en él se puede ver toda una galería de frescos de Pietro da Cortona. Antes de ser vendido a Brasil, tuvo varios usos, ya que con los siglos su importancia fue en declive.

Palacio Braschi

Aunque este edificio de estilo neoclásico no nos parezca un palacio, también es un lugar de interés en la Piazza Navona. En la actualidad alberga el Museo di Roma en el interior, contando la historia de la ciudad desde la Edad Media hasta el siglo XIX. Está declarado con un bien cultural y rompe con la típica arquitectura barroca de la plaza.

Iglesia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón

El origen de la iglesia data del siglo XIII, aunque el edificio que vemos hoy en día es bastante reciente. La fachada es bastante reciente pero también se trata de un edificio histórico, antes conocido como la Iglesia de Santiago de los Españoles.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*