Pirámides de Egipto, historia y misterio

Cuando era niña quería ser egiptóloga y aunque al final terminé estudiando Comunicación Egipto sigue por siempre en mi corazón. Las Pirámides de Egipto son unos de los grandes misterios de la Humanidad y aunque haya gente que cree conocer sus secretos lo cierto es que todavía conservan misterios.

No puedes ir de visita a Egipto sin conocer las pirámides. Son sinónimo. Estamos hablando de las tres pirámides más importantes ya que vale recordar que no son las únicas y que al parecer hay más de cien pirámides en Egipto. ¿Y cuántos años tienen en realidad? Es una pregunta que tiene muchas respuestas, depende a quién se la hagamos. Los arqueólogos te dirán que se construyeron en su mayoría entre los períodos del Antiguo y Mediano Reino y que la más antigua de todas data de unos 2600 a.C. 

Si en cambio le preguntas a un arqueólogo más abierto a nuevas interpretaciones te dirán que hay pirámides, las tres más importantes por ejemplo, la de Keops, Kefren y Micerino, que son muchísimo más antiguas y que en realidad lo que se ve en Egipto es una habilidad o una ingeniería en decadencia más que en ascenso. ¿Tu qué piensas? ¿Eres de los que creen en civilizaciones extraterrestres o humanas pero pre-diluvianas?

El Complejo de Pirámides de Giza

En la meseta de Giza se encuentran las tres pirámides más famosas de Egipto: Keops, Kefrén y Micerino. A su alrededor hay varios otros edificios, entre pirámides más pequeñas y templos y una Gran Muralla, la Muralla de la Multitud. Por fuera de ella se han descubierto las ruinas de una especie de pueblo que todavía se están excavando. Si bien al principio se especuló que podrían ser las barracas de los constructores de las pirámides hoy se sugiere que era donde vivían los marineros y soldados que usaban el puerto.

También se han descubierto alrededor de la Gran Pirámide una serie de huecos o pozos con forma de botes. Por supuesto que no quedan ni rastros de ellos pero en los años ’50 se encontró un pozo nuevo, el cuarto, y en él sí aparecieron clavos de piedra muy pesados y enormes y después de catorce años de investigación y conservación se le dio forma a un bote de más de 40 metros de largo. Hoy hay un museo sobre este pozo y mientras se estaba construyendo, en 2011, se encontró otro pozo de bote. ¡Maravilloso!

La Gran Pirámide

La pirámide más popular del mundo es la Pirámide de Keops, conocida también como la Gran Pirámide. Se la considera la más antigua y grande del trío. La idea que más ha calado en los especialistas, a partir de un nombre tallado en una cámara interna que la relaciona directamente con la cuarta dinastía y con el faraón Keops, es que la pirámide fue la tumba real y que tardó en construirse unos veinte años, construcción que tuvo lugar hacia el 2600 a.C.

La Pirámide de Keops estaba originalmente cubierta con piedras perfectamente talladas que encastraban entre sí y estaban, al parecer, pegadas con algún tipo de cemento. El resultado era una superficie uniforme y suave. Dentro la Gran Pirámide tiene tres cámaras, la más baja está tallada en el propio suelo por debajo de la estructura piramidal. Ya en la pirámide están las llamadas Cámara del Rey y Cámara de la Reina.

Si dejamos estos nombres algo pomposos de lado, el diseño de su interior no se parece al de una tumba y por eso mismo es un misterio. Además, dentro de ella nunca se encontró un cuerpo o un sarcófago real y lo que se llama “sarcófago” es un grueso cajón rectangular de piedra.

La Pirámide de Kefrén

Esta es la segunda pirámide más alta de Giza y se cree que es la tumba del faraón Kefrén que reinó en Egipto 2500 años a.C. Tiene 136.4 metros de altura aunque originalmente tenía unos diez metros más. Está hecha con bloques de caliza de más de dos toneladas de peso cada uno. Tiene un ángulo de construcción más agudo que el de la Gran Pirámide y como está construida en un terreno más alto que ella incluso llega a parecer más alta.

Parece que la Pirámide de Kefrén fue violada por ladrones hace miles de años. No tiene el recubrimiento original tampoco, aunque al parecer este robo ocurrió en el siglo XVII porque un registro de aquella época habla de esas piedras suaves y de color claro. Cuando el explorador italiano Belzoni llegó en 1818 encontró que en la cámara interior no había nada salvo un sarcófago abierto. Lo cierto es que en los alrededores de esta segunda pirámide también había un complejo de templos, sorpresivamente conservados lo suficiente como para poder imaginarlo: un templo mortuorio con un patio con columnas, nichos con estatuas, almacenes y un santuario.

La Pirámide de Micerino

Está es la pirámide más pequeña de las tres y se cree que fue la tumba del faraón Micerino. Tiene 61 metros de alto, aunque originalmente alcanzaba los 65 metros y medio y está construida con caliza y granito rojo. No se sabe bien cuándo se construyó porque no se sabe tampoco cuando reinó fehacientemente este faraón.

Un explorador inglés descubrió a mediados del siglo XIX en una cámara interna los restos de un sarcófago de madera con el nombre de Micerino y huesos humanos. La técnica del Carbono 14 determinó que los huesos tienen menos de dos mil años así que no pertenecen al faraón. Más adentro sí se encontró otro sarcófago de basalto pero no se lo puede ver porque cuando viajaba en barco por el Mediterráneo rumbo a Inglaterra el barco se hundió.

Otras teorías el origen de las Pirámides de Giza

Hasta aquí es la información que se tiene de las Pirámides de Giza. Uno elige si confía ciegamente en la palabra de los arqueólogos, que a veces suponen demasiado, o si es abierto a otras interpretaciones que no siempre provienen de ese mundo “loco” de los paranormal y los aliens. Hay muchos científicos, geológos, astrónomos, físicos, que han estudiado a las pirámides y tienen otras opiniones.

Hay que tener la mente abierta: Egipto, Sumeria, la civilización Maya, nos indican que los seres humanos hemos alcanzado alguna vez cierto nivel de conocimiento en torno a la electricidad, el electromagnetismo, la metalurgia, la medicina, química, electroquímica e hidráulica, por ejemplo. Si existió una civilización madre que fue el origen de ese conocimiento y un buen día desapareció o si ese saber vino de las estrellas de momento no lo sabemos. Pero tampoco hay que negarse a considerarlo.

Hoy en día hay dos teorías paralelas muy interesantes sobre la Gran Pirámide: una dice que pudo haber sido una planta generadora de electricidad y otra parte de una gigantesca antena para comunicarse con algo o alguien ubicado en lo que llamamos la Constelación de Orión (en relación a la cual las pirámides están ubicadas). ¿A ti qué te parece?

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Egipto

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi pasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*