6 lugares del Pirineo catalán que deberías descubrir

Imagen| Pixabay

Al norte de la península Ibérica, entre Andorra, España y Francia, se localiza el Pirineo, una cordillera montañosa que se extiende a lo largo de 430 kilómetros desde el mar Mediterráneo hasta la cordillera Cantábrica. En la zona catalana, en las provincias de Gerona y Lérida, la belleza de los paisajes y de los pueblos de montaña es impresionante para ver en cualquier estación del año. ¿Qué lugares te recomendamos conocer en tu escapada al Pirineo catalán?

Imagen| Wikipedia

Vielha

Vielha es una pequeña ciudad pirenaica capital del Valle de Arán, en Lérida, que está situada a 974 metros de altura y rodeada de cumbres que superan los 2.000 metros. Se trata de una localidad tranquila y tradicional que alberga casi la mitad de la población del valle.

Sus casas de madera y piedra así como las montañas del paisaje hacen de Vielha un lugar asombroso para conocer. Las calles más grandes contrastan con las más estrechas y todas conforman un interesante entramado comercial dedicado especialmente a los deportes de montaña y aventura ya que cuenta con varias estaciones de esquí cercanas. No obstante, en Vielha también hay muchos restaurantes con encanto en los que disfrutar de la gastronomía local.

Desde el punto de vista cultural, algunos de los atractivos turísticos de Vielha son la iglesia de Sant Miquèu, el edificio porticado del ayuntamiento, la oficina de turismo o el edificio de correos en cuyo interior se encuentra el Cristo de Mijaran del siglo XII. La casa señorial de Ço de Rodès, el Museo de la Lana y el Museo Etnológico son otros sitios que complementan la visita.

Imagen| Mágicos Pirineos

Camprodon

En la comarca del Ripollés, en la provincia de Gerona, se localiza Camprodon un bello municipio a orillas del río Ter y al pie de las montañas que se constituye en un lugar fascinante para los aficionados al senderismo y los deportes de aventura, ya que en sus proximidades hay múltiples caminos y rutas para disfrutar de la naturaleza.

Esta localidad del Pirineo catalán tiene sus orígenes en la Edad Media y cuenta con atractivos muy interesantes para conocer. Su símbolo es el Pont Nou, un puente de piedra del siglo XII desde el que se tienen bonitas vistas pero otros lugares que visitar son el monasterio de Sant Pere, la iglesia de Santa María, el convnto del Carmen o el Paseo de la Font Nova.

Al igual que Vielha, su cercanía a varias pistas de esquí lo convierten en un pueblo muy visitado durante el invierno para practicar los deportes típicos de esta estación.

Imagen| Wikipedia

Parque Natural del Alt Pirineu

Es el parque natural más extenso de Cataluña gracias a sus más de 60.000 hectáreas que se dividen en dos comarcas ilerdenses: Pallars Sobirá y Alt Urgell. Fue creado en el año 2003 para conservar los bosques del Pirineo Catalán (abetos, pino rojo y negro) así como su fauna autóctona (ciervos, jabalíes, corzos, perdices blancas, nutrias y osos pardos entre otros).

Imagen| Wikipedia

Taull

Ubicado en la provincia de Lérida es uno de los destinos más destacados para visitar como parte de la ruta de las iglesias románicas de la Vall de Boí. En este lugar rodeado de naturaleza y quietud se puede disfrutar de la observación de un entorno único.

En lo referente a cultura, esta localidad del Pirineo catalán posee dos joyas del arte románico como son la iglesia de San Clemente y de Santa María, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y pertenecientes al siglo XII.

Muy conocidas son las pinturas murales de la cabecera de la iglesia de San Clemente (Pantócrator, apóstoles, santos y escenas de la Biblia y el Apocalipsis) que están consideradas como obras maestras del arte románico europeo. También merece la pena subir a su campanario pues desde él se tienen hermosas vistas del valle.

Imagen| Wikipedia

Llívia

Éste es otro de los pueblos del Pirineo catalán que merece la pena conocer. Se ubica en la provincia de Gerona, muy próximo a Francia y que dejó de pertenecer a este país en el siglo XVII tras al Tratado de los Pirineos.

Sus casas están elaboradas en piedra, al igual que el pavimento de sus calles lo que le otorga un aspecto muy característico. Entre sus principales atractivos turísticos se encuentra la iglesia gótica con aires de castillo de la Mare de Dèu dels Ángels, su farmacia del siglo XV, la más antigua de España, transformada en un museo y el castillo de Llívia desde cuya ubicación se ve todo el pueblo y las montañas de los alrededores.

Imagen| Wikipedia

Parque Natural del Cap de Creus

Al norte de la Costa Brava se halla una de las maravillas naturales de Gerona: el Parque Natural del Cap de Creus, el primer parque marítimo y terrestre de Cataluña. Localizado en al este del Pirineo catalán forma un paisaje de bahías, calas, rocas y acantilados de 10.800 hectáreas terrestres y 3.000 hectáreas de mar.

El interior de este parque natural es un paraíso de prados y bosques que se puede conocer mediante rutas y excursiones.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Ecoturismo, Viajes

Dicen que hay tantos tipos de viajeros como personas en el mundo. A lo largo de mis viajes me percaté de la variedad de intereses con los que nos podemos topar, por ello en Actualidad Viajes te daré los datos que necesitas para disfrutar al máximo de tus vacaciones en cualquier rincón del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*