Piscinas naturales cerca de Madrid

Los que somos de ciudades costeras, a veces, no somos conscientes de la suerte que tenemos al disponer de playas cerca, o relativamente cerca, de donde vivimos. Los madrileños no disponen de esa suerte pero sí cuentan con una serie de presas, pantanos y piscinas naturales muy próximas a la ciudad en las que disfrutar con familia y amigos y quitarse ese calor asfixiante que aprieta a partir de primavera por la capital española.

Si eres madrileño seguro que conoces estas piscinas naturales, pero si te has mudado a la capital muy recientemente o piensas hacerlo en los próximos meses y aún no sabes dónde se encuentran estos maravillosos rincones de la naturaleza, aquí te lo contamos. A continuación, os decimos cuáles son algunas de las piscinas naturales cerca de Madrid que podréis encontrar. No te quedes sin tu momento refrescante del día y pásate por alguna de ellas. Están bien acondicionadas y hay muy buen ambiente.

Piscinas naturales de Rascafría

Las piscinas naturales de Rascafría las encontramos en el Valle del Paular. Sus aguas son cristalinas pero bastante frías, de ahí su nombre, por lo que estar mucho tiempo sumergidos en ellas puede ser tarea casi imposible. Concretamente, en el lugar encontraremos un total de tres piscinas, situadas en el cauce del río Lozoya, y con una gran zona de pradera verde para estar cómodamente sentados o tumbados en ellas. Esta zona posibilita el esparcimiento y la compañía de familiares y amigos. Es una zona bastante recomendada para los más pequeños de la casa y además podremos encontrar mesas, aseos, papeleras para dejarlo todo limpio y hasta kioskos

La entrada a las piscinas naturales de Rascafría es totalmente gratuita y libre, sólo tendremos que pagar por su aparcamiento que cuesta alrededor de los 5 euros el día completo. Su horario es de 9 de la mañana a 10 de la noche y abre todos los días durante los meses de verano.

Piscinas naturales de Cercedilla

Las piscinas naturales de Cercedilla es otra opción bastante buena para refrescarse cuando el calor aprieta. Si no eres de Madrid debes saber que puedes encontrarlas en el Valle de la Fuenfría, dentro del término Municipal de Cercedilla junto a unos restos que quedan de la antigua Calzada Romana.

Son popularmente conocidas como las piscinas naturales Las Dehesas y fueron creadas en el año 1978 con aguas totalmente naturales. Actualmente deben ser tratadas con cloro para su buen estado y conservación.

Este lugar, además cuenta con un complejo recreativo llamado Las Berceas en el que podemos encontrar un bar-merendero, zonas de césped, baños, vestuarios y hasta una enfermería, para las posibles emergencias.

Al contrario del caso anterior, entrar en esta piscina natural si tiene un coste, concretamente son 5,50 euros por cabeza durante los días laborales y 6,50 euros los fines de semana y festivos. Los niños menores de 14 años así como los mayores de 65 sólo deberán abonar 3,50 euros. Su horario es de 10 de la mañana a 10 de la noche y abren hasta el 31 de agosto.

El pantano de San Juan

Este pantano es todo un clásico entre los madrileños, tanto locales como los de acogida que están durante el verano en la ciudad española. Está situado a 70 kilómetros de Madrid, entre San Martín de Valdeiglesias, El Tiemblo, Cebreros y Pelayos de la Presa y cuenta con un total de 14 kilómetros de agua en la que sumergirse.

No solo está totalmente permitido el baño sino que también se pueden practicar algunos deportes acuáticos. Sin embargo, si lo que te preocupa es que estas zonas no estén claramente limitadas con la de los bañistas (por acudes con menores) no debes preocuparte, ya que están claramente diferenciadas. Eso si, hay que tener cuidado especial con los más pequeños ya que el pantano tiene zonas que llegan hasta los 70 metros de profundidad.

Tiene poca zona para estar con la toalla y demás enseres de baño por lo que os recomendamos que vayáis con tiempo los días de más calor, ya que suele llenarse y quizás no encontréis sitio. Además, en algunas calas más recónditas podréis disfrutar de una zona nudista.

Piscina natural de Riosequillo

A pesar del nombre, esta piscina natural contiene agua y mucha… Está concretamente en Buitrago de Lozoya y es de las más grandes de Madrid. Recibe el nombre de Riosequillo porque recibe el agua del embalse que lleva ese mismo nombre.

Un agua fría de alrededor de 4.500 metros cuadrados y tratada con cloro, pero bastante limpia y cristalina. Es de las piscinas más completas que podremos encontrar porque cuenta con un recinto en el que podremos disfrutar del descanso y el merendero, baños, vestuarios, un chiringuito, pista de fútbol sala y hasta una de baloncesto. Además podemos contar con una zona limitada de juegos infantiles. Su aforo es de unas 2.000 personas por lo que da cabida a bastante gente.

  • Fecha de apertura: Del 25 de junio al 28 de agosto
  • Lugar de encuentro: Carretera Madrid-Irún, km 74
  • Horarios de apertura: De lunes a viernes de 11:30 a.m a 20:30 horas. Sábados, domingos y festivos de 11:00 a.m a 21:00 horas
  • Cierran los lunes no festivos y los martes siguientes a lunes festivos.

Las entradas de niños son a 2 euros y la de los adultos de 3 euros los días laborales y 3,50 euros los fines de semana.

Ya no tendrás escusas para no asistir a una piscina natural si te encuentras en Madrid de paso… No son playas, pero para el calor, ¡como si lo fueran!

 

¡Recibe el primero nuestros chollos en viajes!
Si quieres viajar más barato y ahorrar dinero, suscríbete a nuestra sección de ofertas y chollos en viajes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *