7 platos típicos de México que debes probar

7 platos típicos de méxico

Hablar de la comida mexicana es, en primer lugar, hacerlo de una gastronomía catalogada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Esta circunstancia te dará idea de la importancia y riqueza de México en cuanto a sus platos y del porqué te traemos esta selección de 7 platos típicos de México que no te puedes perder.

De hecho, nos hallamos ante una de las gastronomías más variadas del mundo, tanto en lo que respecta a sus ingredientes como en lo que afecta a la diversidad de sus platos. Podríamos decir que cada estado e incluso cada ciudad tienen su propia cocina. No obstante, vamos a hablarte de la comida típica de México en sentido general, es decir, de aquellas recetas comunes a todo el país.

Comida típica de México: Un poco de historia

La gastronomía mexicana actual es resultado de la síntesis del sustrato precolombino y del legado español. A ello se han sumado influencias africanas, asiáticas, de Oriente Medio e incluso francesas. Del mundo prehispánico ha tomado muchos de sus ingredientes. Por ejemplo, el maíz, el chile, el frijol, el jitomate, el aguacate y numerosas especias como el pápalo, el epazote o la hoja santa.

Pero a todos ellos se sumaron los procedentes de Europa como el trigo, el arroz, el café e igualmente hierbas aromáticas como el laurel, el comino, el orégano, la hierbabuena o el cilantro. Incluso llegaron con los españoles carnes como la del cerdo o el pollo y frutas como la naranja, el limón o el plátano.

Como te decíamos, el resultado de todo ello es una cocina marcada por la diversidad entre los distintos estados que conforman el país azteca. No es lo mismo hablar de la gastronomía de Baja California que hacerlo de la propia de Chiapas. Pero toda la comida típica de México tiene una base común. Podríamos decir que toda ella se basa en ingredientes como el maíz, el chile y el frijol, así como en ciertas técnicas culinarias que coinciden.

Siete platos que conforman la comida típica de México

La enorme variedad de recetas que conforman la gastronomía mexicana hace que nos resulte imposible resumirlas en un artículo. Por ello, vamos a centrarnos en siete platos típicos que puedes encontrarte en cualquier zona del país, desde Sonora hasta Veracruz (te dejamos aquí una guía de esta ciudad) y desde Jalisco hasta Quintana Roo. Por tanto, vamos a presentarte nuestra propuesta gastronómica de México.

Los tacos

Unos tacos del pastor

Tacos del pastor

Quizá sean el plato más popular de México, hasta el punto de que han transcendido sus fronteras y hoy día pueden encontrarse en cualquier lugar del mundo. Tan importantes son en la cocina del país que su población ha creado frases hechas con ellos. Por ejemplo, «echarse un taco» es sinónimo de ir a comer o «a falta de amor, unos tacos al pastor».

Curiosamente, su receta no puede ser más fácil de preparar. Se trata de tortillas de maíz o de harina de trigo dentro de las cuales se pone algún ingrediente. Y justamente aquí radica el valor de los tacos porque, en función de lo que lleven dentro, dan lugar a una enorme variedad de platos y reciben distintos nombres. Pero dos de los más populares son:

  • Tacos del pastor. Ya te los hemos mencionado, pero ahora te diremos en qué consisten. Normalmente, su relleno es carne de cerdo adobada, aunque también puede llevarlo de ternera. Ese adobo está preparado con especias, achiote y chile rojo molido. También se les ponen cebolla, piña y cilantro, así como una gran variedad de salsas.
  • Tacos dorados. En su caso, el relleno se hace con carne de pollo deshebrada, frijoles y patatas. Así se fríen y luego se les añade queso rallado, lechuga y salsa. En algunas zonas, se comen acompañados de otra salsa verde o de un caldo de pollo en el cual se remojan.

Burritos y fajitas

Dos burritos

Burritos, clásicos entre la comida típica de México

Aunque pueden considerarse otras recetas, no dejan de ser tacos rellenos de distintos productos. Normalmente lo están de distintos tipos de carnes, pimientos, cebollas y chile. Además, suelen acompañarse de frijoles refritos y de otras guarniciones.

Otro tanto podemos decirte de las quesadillas. También son tortas de maíz, aunque su peculiaridad es que el queso forma parte de su relleno. No obstante, si te atreves a probar algo más original, pide una que, además de los ingredientes tradicionales, lleve flor de calabaza.

El mole, otro clásico entre la comida típica de México

Mole

Plato de mole

En el país azteca, cualquier tipo de salsa elaborada con chile, pimientos y otras especias recibe el nombre de mole. De este deriva la que se elabora con aguacate y con esas hortalizas. Como habrás adivinado, hablamos del guacamole, quizá la salsa más conocida de México fuera de sus fronteras. Como curiosidad, te diremos que se remonta a la época precolombina y que, para los mayas tenía una simbología erótica.

Sin embargo, hoy en día, se denomina mole a un tipo de salsa más específica y que pertenece por derecho a la comida típica de México. Es la que se elabora igualmente con chiles y otras especias, pero tiene un aspecto achocolatado. Por extensión, se denomina así también a los guisos de carne o de vegetales que se preparan con esta salsa.

Aunque cada estado tiene su propia receta, el más apreciado dentro de México es el mole poblano. Tan popular se ha hecho que, cada año, se celebra en Puebla un festival dedicado a esta salsa. Se elabora con varios tipos de chiles, jitomate, cebolla, ajo, chocolate amargo y especias. Si lo pruebas, no te decepcionará.

La cochinita Pibil

Plato de cochinita pibil uno de los 7 platos típicos de méxico

Cochinita pibil

Pibil es un término maya que se usaba para denominar cualquier alimento preparado en un horno de tierra. Este se conocía como pib y de ahí viene el nombre de este plato. Originalmente, era popular en la península del Yucatán, una tierra preciosa donde puedes visitar lo que te recomendamos en este artículo. Pero se ha extendido a todo México e incluso al mundo entero.

Consiste en carne de cerdo adobada en achiote, una especia que también se utilizaba en tiempos precolombinos. Después se coloca en un horno de tierra o similar acompañada de cebolla morada, chile habanero y naranja agria. Todo ello se envuelve en hojas de plátano para evitar que se seque y se deja cocinar toda una noche.

Lógicamente, este plato ahora ya no se elabora de forma tan artesanal, pero sigue estando igual de delicioso. Para la salsa, no solo interviene el achiote, también se añaden orégano, comino, aceite de oliva, vinagre y el propio zumo de naranja agria.

Escamoles y chapulines

Plato de escamoles

Escamoles

Incluimos este plato entre la comida típica de México porque forma parte de ella, pero te advertimos de que, quizá, no te apetezca probarlo. La razón es muy sencilla. Los escamoles son larvas de hormiga guijera que se comen en el país azteca desde la época precolombina. Si te decimos que también se les llama «el caviar de México», puedes hacerte una idea de lo apreciados que son. Suelen comerse fritas y acompañadas de huevo y especias como el epazote.

Por su parte, lo mismo podríamos decirte de los chapulines. Se trata de saltamontes de pequeño tamaño que igualmente se toman fritos incluso como aperitivo o dentro de tacos y quesadillas. En cualquier caso, tanto unos como otros están recomendados para paladares atrevidos.

Pozole

pozole

Cazuela de pozole

Esta contundente sopa incluye, además del caldo, granos de maíz de variedad cacahuazintle, carne de pollo o de cerdo y otros muchos ingredientes. Entre estos, por ejemplo, cebolla, lechuga, col, rábano, aguacate, queso o chicharrón.

Y es que puedes encontrarte muchos tipos de pozole. No obstante, todos ellos pertenecen a dos categorías: el blanco, más sencillo pues solo lleva maíz y carne y el condimentado, más elaborado y que puede tener un sabor muy picante.

También debemos buscar su origen en época prehispánica. De hecho, su nombre procede del náhuatl tlapozonalli, que significa «hervido» o «espumoso», aunque otras teorías apuntan a que debe su nombre a posoli, término de la lengua cahita que se puede traducir como «cocer maíz».

Los postres: el dulce de frijol

Un pan de elote, postres entre los 7 platos típicos de méxico

Pan de elote

No podemos terminar nuestro recorrido por la comida típica de México sin hablar de los postres. Algunos coinciden con los que conocemos en nuestro país. No en balde, ya decíamos que la cocina mexicana tiene un fuerte componente hispano. Es el caso de los churros, el arroz con leche, los buñuelos o las jericallas, similares a nuestras natillas.

Sin embargo, otros postres son genuinamente autóctonos. Uno de ellos es el dulce de frijol, un producto tan presente en la gastronomía del país azteca. Se elabora con leche, yemas de huevo, canela, azúcar, almendras trituradas, nueces y fécula de maíz, además, lógicamente del propio frijol cocido sin sal.

Pero también son muy populares las palanquetas, una especie de pastel que se prepara con agua, miel, cacahuetes sin sal y mantequilla. Otro tanto podemos decirte del zapote negro, cuya base es el fruto del árbol así llamado y que se acompaña de huevos, canela y azúcar entre otros ingredientes. Es muy curioso su sabor, sorprendentemente parecido al del chocolate. Finalmente, te recomendamos el pan de elote o de mazorca de maíz fresca. Para endulzarlo, lleva leche condensada y canela junto a otros ingredientes como huevos, mantequilla y harina. Sencillamente delicioso.

En conclusión, te hemos hablado de siete platos que conforman lo más destacado de la comida típica de México. Sin embargo, podríamos haber incluido otros como la sopa de lima, los populares tamales, los totopos o las marquesitas. ¡Anímate a probarlos!

 

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*