Playas de colores, para todos los gustos

¿Pensaste que solo hay playas de arenas blancas o doradas? Pues no, cuando empiezas a averiguar hay playas de muchos colores, aunque para conocerlas hay que moverse un poco de aquí hacia allá.

Las fotos en estas playas son estupendas y la explicación de porqué tienen esos fantásticos colores te dejará boquiabierto. A saber, hay playas blancas, negras, rojas, rosas y ¡hasta verdes! Pues sí, vamos a descubrirlas a todas.

Playa verde de Papakolea

Es un playa que está en Hawaii y forma parte del cuarteto de playas verdes del mundo. Hay otras tres en las Galápagos y una más en Noruega. La encontramos en una bahía cerrada que se formó hace unos 50 mil años con material colapsado de uno de los tantos volcanes que tiene Hawaii. Erupción, explosión y el anillo que quedó fue erosionado por el mar a partir de entonces dándole forma a la bahía.

El caso es que esta tierra, llamada toba, proveniente de esa explosión piroplástica del volcán, contiene un mineral llamado olivina que como tiene magnesio e hierro es de color verde. Es uno de los primeros minerales que se forman cuando el magma empieza a enfriarse y por estas tierras se lo conoce como el diamante de Hawaii.

Obviamente, este mineral es el responsable de que la playa de Papakolea tenga este encantador tono verde que vemos en la foto.

Los cristales minerales verdosos a causa del hierro son mas densos que el vidrio o la ceniza volcánica así que en lugar de lavarse tiende a decantar y acumularse en la playa. El agua del mar la va barriendo poco a poco pero en la medida en que se lava también la tierra es erosionada y nuevo mineral sale a la superficie, alimentando todo el tiempo la costa.¡Una maravilla!

Hasta aquí llegas caminando por una pradera. Está a unos cinco kilómetros de Ka Lae en la isla de Hawaii y no puedes llegar en coche, solo a pie. Por la erosión y sus peligros los coches se han terminado prohibiendo. Una vez que llegas al borde de la caldera hay que descender así que ¡ánimo! La caminata es húmeda y calurosa.

La playa roja de Kaihalulu

Ya que estamos en Hawaii conocemos esta otra playa: la playa roja que está en Maui. Es pequeña y su color se debe al alto contenido de hierro. El contraste entre el tono rojizo profundo de la arena y el azul del mar es fabuloso.

La playa está escondida en un pequeña cala, como si fuera una playita de bolsillo, y hay que ir caminando con cuidado ya que gran parte del recorrido es algo resbaladizo y peligroso. La playa tiene forma de luna creciente y es, otra vez, la playa de un cilindro volcánico que colapsó hace tiempo. Son los acantilados a la redonda los que tienen hierro y le dan ese tono rojo sangre a la playa.

Por momentos esos acantilados siguen siendo verticales, como si no hubieran sido erosionados nunca, así que el paisaje es bien dramático. Además de dos maravillosas especies de aves puede ser que veas gente practicando nudismo (la lejanía y privacidad de la playa roja invitan a la práctica), y durante el trayecto los restos de un cementerio japonés abandonado.

¿Cómo llegas hasta aquí? Primero ubica el Hotel Travasa y llega hasta él. Cruzas caminando por el terreno del Centro Comunitario Hana hacia el camino de la derecha, despejado ya. Si te topas con el cementerio japonés es que te pasaste así que vuelves sobre tus pies hasta ver el camino que va colina abajo.

El camino original era más seguro pero fue erosionado así que se debió trazar uno nuevo, algo resbaladizo. Cuidado y paciencia.

La playa negra de Punalu’u

También está en Hawaii así que es hora de reconocer que los volcanes nos dan playas maravillosas, ¿no es cierto? Esta también está en la isla de Hawaii, al sudeste de la costa de Kau, y es una de las playas mas famosas del territorio. Está situada entre las ciudades de Naalehu y Pahala, tiene palmeras cocoteras casi hasta el borde del bahía y con suerte se pueden ver tortugas marinas anidando en la arena.

Hay una zona de picnic y baños, hasta duchas externas, así que puedes ir a pasar el día. Nada no es muy recomendable, eso sí, pues hay muchas rocas y corrientes. También puede ser que te llame la atención el agua y es que hay agua dulce que mana del lecho marino, muy fría y que parece gasolina y que se queda en la superficie porque el agua salada es mas densa que el agua dulce. Dicen que es rara la sensación de estar nadando en aguas con temperaturas diferentes al mismo tiempo.

El color negro de esta arena lo da el basalto proveniente de la lava que fluye y fluye hacia el océano, llega al agua y empieza a enfriarse. Por aquí puedes hacer snorkel, en la Cala Ninole,a  una pequeña caminata de distancia al sur de la playa principal. El mar ha quedado como encerrado entre canales de arena y el agua es calma.

La playa negra es accesible desde el Parque Nacional de los Volcanes de Hawaii.

La playa rosa de la Isla Harbour, en Bahamas

No es la única isla rosa en Bahamas pero sí es la más famosa. Está sobre la costa este y la gente local la conoce con el nombre de Briland. Es la playa rosa más exquisita del mundo, suave arena y aguas calmas ya que la costa está protegida por un arrecife coralino.

 

Los resorts aquí son de todos los precios pero sin duda los más lujosos son los mejores para sentirte en el paraíso. La playa rosa al atardecer es la mejor postal. Ir a Bahamas es recomendable de diciembre a mayo ya que el resto del año puedes vivir alguna tormenta tropical.

La playa tornasolada de California

Esta extraña playa es la Playa Pfeiffer y está en California, Estados Unidos. No es fácil dar con ella pero obviamente, vale la pena el esfuerzo de encontrarla. Tiene un tono violáceo, púrpura por momentos, dependiendo de la luz.

A veces parece tornasolada y a veces, cuando el sol cae, se tiñe de púrpura profundo. Te cobran 10 dólares por estacionar y que la lluvia no te espante porque precisamente es cuando más tono púrpura tiene la playa. Si vas en coche lo dejas en el estacionamiento, cruzas el bosquecillo de árboles y llegas a la playa abierta. Las vistas son maravillosas. Hay rocas y por allí hasta verás una cueva.

El extraño color de la playa se debe a la erosión de las rocas a la redonda.

 

 


Categorías

General

Mariela Carril

Soy Licenciada y Profesora en Ciencias de la Comunicación. Me gusta mucho leer y escribir y los viajes, por lo menos uno o dos por año, son mi... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *