Playas que admiten perros en Asturias

A los perros les encanta saltar las olas del mar y chapotear en el agua tanto como a los humanos. Sin embargo, aunque nuestra mascota tenga espíritu aventurero hay normas que restringen su presencia en las playas por motivos de salud pública y de seguridad para el resto de bañistas.

En los últimos tiempos, el movimiento petfriendly trabaja para lograr que los organismos públicos acoten determinadas zonas en las playas para que los perros campen a sus anchas, en horarios de menor afluencia de público. Muchos de estos organismos ya han dado permiso en ciertas playas de la costa. En Cantabria algunas de las playas que admiten perros son las siguientes.

Tanto si estás en Asturias por vacaciones como si vives por la zona y estás buscando playas para perros en Asturias, este año estás de enhorabuena porque se han inaugurado varias playas caninas en la comunidad para responder a la creciente demanda de este tipo de espacios al aire libre.

Playa Cervigón

Gijón fue la primera ciudad asturiana en abrir una playa para perros llamada la Playa El Cervigón en El Rinconín. Se trata de una pequeña cala junto al Parque del Rinconín, también perfecto para dar un paseo con los canes.

La normativa la aprobó el Ayuntamiento en 2015 y con toda seguridad muchas personas se acercarán este año para disfrutar con su perro. Aquí se puede estar con los animales todo el año y no sólo fuera de temporada como sucede en la zona canina de San Lorenzo.

Cala Saliencia

El Ayuntamiento de Cudillero cambió su normativa para habilitar en 2016 una playa para perros accesible durante todo el año: cala Saliencia, ubicada junto a la desembocadura de un arroyo llamado Yendebarcas, al lado del Islote de Fariñón.

Se trata de una playa ubicada junto a la Playa Lairín que es de difícil acceso y carente de cualquier servicio, por lo que hay que ser cautos a la hora de visitarla. Las vistas desde este lugar son muy bonitas ya que se trata de una cala en estado salvaje pero hay que ser conscientes de los riesgos que puede entrañar tanto para perros como humanos.

Playa de Bayas

Castrillón fue una de las primeras localidades de Asturias en habilitar una playa en la que se permite acceder con canes. En concreto la de Bayas, en la que se ha acotado una zona para tal fin siempre y cuando vayan debidamente atados.

Playa de Sabugo

En julio del año pasado el ayuntamiento de Valdés aprobó el acceso de perros a la playa de Sabugo, una playa cercana a la población de Luarca, de arena oscura y cantos rodados y situada entre los arenales de Barayo y Otur.

De difícil acceso y poca afluencia de bañistas, es ideal para los amantes de la naturaleza. Para acceder a ella debes aparcar tu vehículo en la parte alta de la playa, y caminar a través de un sendero de bajada. Es de aguas limpias y oleaje moderado y ocupa unos 250 metros lineales. Se trata de una playa natural sin servicios.

Normas de convivencia en las playas

  • Los dueños estarán obligados a recoger inmediatamente los excrementos.
  • La entrada de perros puede limitarse a un número determinado de ejemplares por persona.
  • Las llamadas razas peligrosas deben llevar siempre bozal y correa.
  • El dueño del perro deberá portar el pasaporte del animal, la cartilla de vacunas, la identificación y todos aquellos documentos preceptivos que se indiquen en las ordenanzas municipales.
  • Se prohíbe el acceso a la playa a los perros con enfermedades infecciosas, las hembras en celo y los cachorros hasta que tengan sus vacunas.

Consejos antes de ir a la playa con tu perro

  • Antes de salir para la playa debes asegurarte de que llevas todos los utensilios del perro: juguete, bebedero, agua, comida, los papeles en regla (por si sucediese algo), bolsas para recoger sus “necesidades” y protector para almohadillas si es pequeño y tiene las patas delicadas.
  • En la playa, es normal que camine y corra por ciertos lugares (con poca gente, para no molestar) pero en las horas de mayor radiación solar, tenlo bajo la sombrilla en la sombra y con su bebedero lleno de agua siempre.
  • Si quieres que tu perro se bañe en el mar, busca un sitio con poca profundidad y sin oleaje. De esta manera se sentirá más seguro y cómodo.
  • Una vez volvamos a casa con él, dale un buen baño con agua templada y gel especial para perros, y asegúrate de limpiarle bien del salitre y la arena. Revisa bien sus orejas, antes de salir del baño para asegurarte de que no ha quedado arena por ningún rincón.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?