Playas que brillan de noche

Bioluminiscencia

Quizá te sorprenda que te hablemos de playas que brillan de noche y te preguntes cómo es posible. Te imaginarás que se debe a algún tipo de fenómeno natural como podría ser, por ejemplo, el de las auroras boreales. Sin embargo, nada tiene que ver con estas.

O quizá ya hayas oído hablar de la bioluminiscencia marina e incluso hayas sido testigo de ella. En tal caso, convendrás con nosotros en que se trata de un fenómeno natural lleno de encanto y capaz de fascinar a cualquier testigo, más aún si se produce en un entorno tan maravilloso como las costas marinas. Sea como fuere, vamos a explicarte en qué consiste este fenómeno de la naturaleza y luego a hablarte de las playas que brillan de noche.

La explicación: el fenómeno de la bioluminiscencia

Bioluminiscencia en el fondo del mar

Bioluminiscencia en el fondo marino

Recibe este nombre el fenómeno natural por el que organismos vivos generan luz. Tiene lugar por un proceso bioquímico en el que participa el oxígeno, una proteína denominada luciferina y la enzima luciferasa. Es una reacción que transforma energía química en luminosa y se produce de la siguiente manera.

El oxígeno hace que se oxide la luciferina, que aporta la energía para el proceso. La luciferasa acelera la reacción y el resultado es que se genera agua y, sobre todo, luz. No es este el lugar para entrar en cuestiones meramente químicas que tienen un cariz más académico. Pero sí te diremos que la bioluminiscencia puede ser generada tanto por hongos como por bacterias y por distintos tipos de animales tanto unicelulares como pluricelulares. Entre estos, moluscos, crustáceos, cefalópodos, gusanos, medusas e incluso peces.

También es interesante mencionarte que la bioluminiscencia puede ser de diferentes colores. Estos dependerán de los organismos que la produzcan. En la gran mayoría de los casos, el tono es verde o azul. Sin embargo, por ejemplo, la provocada por la Peryphilla peryphilla, una medusa abisal, es rojiza.

Por otra parte, no debemos confundir la bioluminiscencia con la fluorescencia. En esta última se obtiene la energía de una fuente previa de luz que luego se remite con otro fotón. En cambio, la bioluminiscencia es una reacción química, como te decíamos.

Algunas playas que brillan de noche

Vista de Maldivas

Un espectacular paisaje marino

En tierra firme, el caso más popular de bioluminiscencia es el de las luciérnagas, que brillan en la noche. Puedes verlas en muchos lugares del planeta, pero el más famoso del mundo es el poblado de Kuala Selangor, en Malasia, por si tienes ocasión de viajar allí. Pero, volviendo a la bioluminiscencia, vamos a mostrarte algunas playas que brillan de noche a causa de ella.

Vaadhoo Beach

Maldivas

El mar en las Maldivas

Esta maravillosa playa se encuentra en las paradisíacas islas Maldivas, concretamente en el atolón de Raa. Tan espectacular es la bioluminiscencia que se produce en su costa que se la ha denominado con el poético nombre de «Mar de estrellas».

La realidad es un poco más prosaica. El fenómeno es provocado por un fito-plancton dinoflagelado. Cuando baja la marea, queda acumulado en la orilla y, al entrar en contacto con el oxígeno del aire, se produce la reacción. El resultado es una arena pintada de azul como si, justamente, se tratara de una constelación de estrellas.

Por otra parte, este fenómeno es visible durante todo el año en Vaadhoo. Pero se aprecia con mayor intensidad cuando las temperaturas son más altas y, lógicamente, la noche más oscura. Imagínate el pacer de bañarte en esas aguas junto a la orilla azul. Porque también es importante que sepas que no existe ningún peligro por hacerlo. De hecho, muchas personas se bañan y, al mover el agua, intensifican ese color azulado.

Laguna Grande

Fajardo

Costa de Fajardo, en Puerto Rico

Viajamos ahora hasta la maravillosa Puerto Rico, con su impresionante naturaleza, para mostrarte otra de las playas que brillan de noche. Nos referimos a la Laguna Grande, que se halla cerca de la ciudad de Fajardo, al noreste del país. En su caso, también es un organismo dinoflagelado el que provoca la bioluminiscencia y cada día acuden decenas de turistas a observar el fenómeno.

Como curiosidad, te diremos que el 11 de noviembre de 2013 y de manera repentina la Laguna Grande se apagó. Nunca había sucedido y saltaron todas las alarmas. El Ayuntamiento de Fajardo contrató a un equipo de biólogos para que investigasen el hecho. Según parece, las causantes pudieron ser dos bombas sanitarias que se habían instalado en la cercana zona residencial de Las Crobas.

Afortunadamente, todo acabó bien y, tras nueve días apagada, la Laguna Grande volvió a brillar. Pero las causas de la falta de bioluminiscencia durante ese tiempo no han quedado del todo claras.

Por otra parte, si visitas esta maravilla, aprovecha tu estancia en Fajardo para ver otras de la zona. Por ejemplo, la Reserva de las Cabezas de San Juan, con sus espectaculares paisajes vírgenes. Y también el Bosque Nacional el Yunque, de tipo tropical lluvioso y con casi cuarenta kilómetros de maravillosas rutas de senderismo.

La Gruta Azul

La Gruta Azul

La Gruta Azul en Malta

Pasamos ahora a otro maravilloso lugar que se encuentra en la isla de Malta, concretamente a unos quince kilómetros de La Valeta. Ya por sí solo el paisaje merece tu visita, pues se trata de un conjunto de cuevas bajo espectaculares acantilados y bañadas por un mar bravío.

La única forma de visitar esta maravilla de la naturaleza es en barca. Salen desde el cercano Wied iz-Zurrieq, un coqueto pueblo de pescadores, y hacen un espectacular recorrido bajo las rocas. Como resultado, verás distintas cavidades en las que se producen diferentes tonos de azul que van desde el oscuro hasta el fosforescente. Como anécdota, te diremos que esta cueva multiplicó su fama tras aparecer en 2004 en la película Troya, protagonizada por Brad Pitt.

Por otra parte, si viajas a esta cueva, no dejes de visitar La Valeta, capital del país, declarada patrimonio de la Humanidad por su enorme conjunto monumental. Nos resultaría imposible hablarte aquí de todas las obras de arte que posee. Pero te recomendamos que veas la concatedral de San Juan, de exterior clásico, pero interior barroco; el Palacio del Gran Maestre, de estilo renacentista y actual sede de la Presidencia de la República, y museos como el Nacional de Arqueología o el de Bellas Artes.

Bahía de Toyama

Toyama

Bahía de Toyama

Te acompañamos ahora hasta Japón para hablarte de la bahía de Toyama, que se encuentra en la región de Hokuriku de la isla de Honsu, la más grande del país donde también se encuentran Tokio u Osaka. En este caso, la bioluminiscencia no se produce por efecto del plancton, sino del llamado calamar luciérnaga.

Se trata de una especie muy común en el país asiático que posee fósforo azul en su piel. Entre marzo y junio asciende a la superficie del mar provocando burbujas de ese color. Como se mueve en grandes manadas, el efecto es que el agua queda azulada.

Por otra parte, si te encuentras en esta zona de Japón, te aconsejamos que visites la ciudad de Toyama. Es moderna, ya que quedó prácticamente en ruinas durante la Segunda Guerra mundial, pero cuenta con varios puntos de interés. El primero de ellos es la reconstrucción de su castillo, que actualmente alberga el museo de historia de la ciudad y que cuenta con un precioso jardín de estilo nipón.

Pero, si quieres tener una magnífica vista de la cordillera de Tateyama, te recomendamos que subas al mirador del Ayuntamiento. También debes ir al parque Kansui, donde verá el espectacular puente Tenmon. Y, finalmente, si es primavera, haz un crucero por el río Matsu. Verás preciosos cerezos en flor y un bonito parque de esculturas.

Holbox, varias playas que brillan de noche

Holbox

Isla de Holbox, donde hay varias playas que brillan de noche

El estado mexicano de Quintana Roo tiene mucho que ofrecerte. Ubicado en la impresionante península de Yucatán, alberga la popular Riviera Maya. Pero también tiene maravillosas islas que mostrarte. Una de ellas es la de Holbox, cuyas playas presentan otro caso de bioluminiscencia espectacular.

Está unida de manera intermitente por una lengua de arena a la península y cuenta con canales que la conectan a la laguna Yalahau. De su importancia natural te dará idea el hecho de que es parte del Área de Protección de Flora y Fauna de Yum Balam. Pero, sobre todo, los casi cuarenta kilómetros de playa de esta isla te ofrecen el fenómeno de la bioluminiscencia combinando tonos azules con otros más verdosos.

No menos hermosa es la citada laguna Yalahau, que además sirvió como morada a los piratas y está llena de leyendas. Precisamente, una de ellas dice que el pirata Molas la escogió para ocultar su tesoro. Al hacerlo, se sirvió de un esclavo al que luego cortó la cabeza y la enterró junto a las joyas. Según el mito, en las noches oscuras, su fantasma se aparece sobre el tesoro avisando de dónde se halla oculto. Pero la leyenda más bonita cuenta que un rey maya la tomó como sitio de recreo y mandó construir preciosas fuentes y jardines e incluso una piscina decorada con jade para sus esposas.

En conclusión, te hemos mostrado varias playas que brillan de noche debido al fenómeno de la bioluminiscencia marina. Pero podemos mencionarte otras muchas. Por ejemplo, sin salir de México, tienes sitios como la Laguna de Manialtepec, en el estado de Oaxaca. Asimismo, en Jamaica tienes la Laguna Luminosa y en Estados Unidos playas como las de Torrey Pines en San Diego (California) o la de Navarre en Miami. ¿No te parecen paisajes fascinantes?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*