Ponta Delgada en Azores

Ponta Delgada

Un viaje a las Azores podría ser una buena forma de olvidarse de todos los problemas, ya que son unas islas increíbles en donde poder disfrutar de acogedoras ciudades y de bellísimos paisajes y rutas de senderismo. En esta ocasión hablaremos de lo que se puede ver en Ponta Delgada, que es la capital del archipiélago de las Azores.

Se encuentra en la isla de Sao Miguel, que se divide en seis municipios, uno de los cuales es Ponta Delgada. Es un lugar que se puede recorrer fácilmente y que nos ofrece desde arte callejero a la esencia más portuguesa con encantadoras calles adoquinadas y edificios en estilo manuelino.

Zona marítima de Ponta Delgada

Una isla tiene que disfrutar de muchos lugares marítimos, ya que tiene una estrecha relación con el mar. Es por eso que la zona del puerto y del paseo marítimo es muy importante en Ponta Delgada. En esta zona encontraremos la iglesia de San Sebastián, el fuerte de Sao Brás o el casco histórico de la ciudad. Desde el puerto marítimo parten algunas excursiones para el avistamiento de ballenas, una actividad que es divertida y muy turística. En este lugar es en donde se suele concentrar mucha actividad turística, con fiestas y sobre todo un gran ambiente, por lo que es una zona por la que deberíamos pasear.

Forte de Sao Bras

Forte de Ponta Delgada

Muchas ciudades de costa deben protegerse de extraños que llegan por mar y esta era una de ellas. Por eso podemos ver el Forte de Sao Bras, una construcción defensiva que se mantiene en muy buen estado y que nos habla de la historia de la ciudad. Su construcción comenzó en el siglo XVI en una zona elevada con buena visibilidad. Era una fortaleza típica del Renacimiento que con el paso de los años sufrió algunas modificaciones. Hoy en día este fuerte se ha convertido en el Museo Militar de las Azores.

Arte callejero en Ponta Delgada

Arte callejero

Cuando te decidas a pasear por las calles de la ciudad probablemente te sorprenderá ver que en muchas de sus fachadas hay arte callejero. Hay muchos edificios antiguos, algunos que no han sido restaurados y una forma de embellecer la ciudad y darle un toque especial es con este tipo de arte. Durante el mes de julio se realiza un festival de arte callejero con el cual se embellecen viejas fachadas con obras de nuevos artistas. Busca estas pinturas por toda la ciudad y sorpréndete con la creatividad de sus creadores.

Jardín de Antonio Borges

Este jardín es un lugar pequeño pero interesante. Se creó en el siglo XIX y pasó a ser municipal. Hoy en día se puede visitar y se hace rápidamente, por lo que puede ser una buena parada. Es muy bonito y además tiene un ficus australiano de 150 años. Se encuentra cerca del casco histórico en la calle de Antonio Borges.

Mercado da Graça

Mercado de Graça

Hoy en día los mercados se han convertido en toda una atracción turística porque nos ofrecen muchas cosas interesantes. A los lugareños haciendo su día a día pero también las mejores delicias de la zona en puestos en donde se venden productos frescos y de calidad. En este mercado es posible encontrar desde semillas a frutas o puestos para tomar un delicioso zumo. Si nos entra el hambre y queremos conocer algo más de la gastronomía y los productos artesanales de la isla, debemos parar en este mercado.

Lagunas de Sete Cidades

Lagoa Sete Cidades

Una excursión cerca de esta ciudad es la recomendada de las Lagunas de Sete Cidades, para los amantes de los parajes naturales de increíble belleza. Este tipo de paisajes es lo que uno espera ver en las Azores, por lo que la visita es muy recomendable. Las dos lagunas que se conocen como Lagoas de Sete Cidades están situadas en el estratovolcán de la zona. Podemos ir desde la Lagoa do Canario que es pequeña pero desde la cual se puede acceder al mirador Boca do Inferno, desde el cual se tienen unas vistas espectaculares de las dos grandes lagunas conocidas como la Laguna Verde y la Laguna Azul debido a cómo el sol se refleja en sus aguas dándoles distintas tonalidades. No está indicado este mirador, por lo que es importante buscar bien cómo llegar hasta él. Porque no podemos perdernos esas vistas.

Para ver las dos lagunas hay una gran ruta de senderismo que lleva unas cinco horas. Es por eso que debemos tomarnos nuestro tiempo para ver esta zona. Discurre por los bordes de los cráteres por lo que las vistas también son increíbles. Uno de los principales atractivos que tiene precisamente la isla son las geniales rutas de senderismo para quienes disfruten andando por parajes naturales repletos de verdor. Hay que planear bien la salida para poder ver con tranquilidad la zona de las lagunas realizando esta ruta.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*