Praia, destino en Cabo Verde

¿Te gustaría ir de vacaciones a un destino africano? África tiene lugares increíbles, tanto en el continente como en las islas sobre su costa y sus mares. Uno de estos destinos es Cabo Verde, un estado insular en aguas del Atlántico.

Las islas son de origen volcánico y su capital es la ciudad de Praia, destino que hoy nos convoca para descubrir y apreciar.

Cabo Verde

Como dijimos es un estado insular, una república que está frente a Senegal. Fue una colonia portuguesa y hoy su idioma oficial es el portugués. Siglos atrás las islas fueron un enclave importante en el comercio internacional de esclavos, aunque antes de que fueran descubiertas por los portugueses estaban deshabitadas, islas verdes y negras, por la selva y la tierra volcánica.

La trata de esclavos se extendió desde el siglo XV al siglo XIX, cuando se abolió la esclavitud y la actividad aquí pasó a concentrarse en los campos de algodón. Pero muchos habitantes emigraron cuando esta actividad también entró en crisis, tiempo más tarde. Los caboverdianos incluso recuerdan que ya entrado el siglo XX, en los años ’40, hubo una hambruna tremenda de la que el gobierno portugués se hizo poco eco.

La lucha por la independencia comienza con el proceso de descolonización de África tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, pero la independencia se alcanzó recién en 1975. Vendrían años difíciles, en lo político y en lo económico, y el fantasma de la hambruna volvió varias veces a asolar.

Las islas de Cabo Verde suman un total de diez islas grandes y cinco de menor tamaño. Forman parte de Macronesia, son de origen volcánico y en la isla de Fogo, de hecho, todavía hay un volcán activo cuya última erupción data de 2014. ¿Como es su clima? Extraño, pues es tropical árido, a veces muy caluroso, con lluvias y vientos que hacen que se mueva todo el tiempo entre inundaciones y sequías tremendas.

Visitar Praia y alrededores

Praia es al mismo tiempo una ciudad y un municipio. Está en la isla de Santiago y es la capital del país. Santiago es la isla más grande y forma parte del grupo de Sotavento. Tiene 75 kilómetros de largo y unos 35 de ancho. Está habitada con 260 mil personas y Praia, uno de sus municipios, es la ciudad mas poblada.

Los portugueses llegaron a Santiago en 1460 y fundaron una ciudad pero debido a los constantes ataques de corsarios y piratas, incluso el famoso Francis Drake, la gente se mudó a Praia hacia fines del siglo XVIII. Desde la independencia en 1975 la ciudad creció mucho en importancia y cantidad de habitantes.

Si bien mi consejo es moverse por varias islas para descubrir la belleza de Cabo Verde hay que pasar un par de días en Praia. Aquí está el barrio de Platô, construido sobre el promontorio que mira al mar, que es donde están los edificios mas importantes, el palacio presidencial incluido, un palacio del siglo XIX, el Antiguo Ayuntamiento, la Iglesia de Nuestra Señora de Gracia y el Monumento a Diogo Gomes, el navegante que descubrió la isla, más algunos museos.

Citadela es el barrio más elegante y lujoso, donde vive la gente de más dinero. Las discotecas y clubes nocturnos están en Achada Grande Frente y las embajadas en la Achada de Santo Antonio. La playa de Praia está en el barrio de Gamboa pero hay otra en el barrio de Quebra Canela, con centros comerciales y restaurantes.

Geográficamente hablando Praia es un conjunto de planicies con muchos valles. En estas planicies están construidos los barrios. Al este está el aeropuerto internacional, bautizado Nelson Mandela, puerta de entrada segura a Cabo Verde.

Es posible tomar un taxi hasta el centro o algún autobús. Hay uno que une Plateau con el aeropuerto, de la concesionario Solatlántico. Otro autobús te lleva a Tarrafal, al norte de la isla, a unos 70 kilómetros, con sus payas turísticas y sus carnavales.

Para un capítulo más histórico puedes visitar en Chao Bom, por aquí cerca, el campo de concentración que recuerda el pasado colonial del país y que funcionó entre los ’30 y 1961. Aquí funciona el Museo de la Resistencia.

Para un rincón con más encanto puedes recorrer apenas 15 kilómetros y llegar hasta la Cidade Veiha, antigua capital del país, aquella que debió ser abandonada por el constante ataque de corsarios y piratas. Desde 2009 forma parte de las Siete Maravillas de Origen Portugués en el Mundo, lista votada por portugueses de todo el mundo, y desde el mismo año es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Obviamente esta ciudad tiene un gran patrimonio arquitectónico, especialmente en iglesias ya que el cristianismo caló hondo en la isla. Aquí puedes visitar la iglesia colonial más antigua del mundo, la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, de estilo manuelino. La calle que está enfrente de la iglesia también fue la primera calle urbanizada por los portugueses en esta zona de los trópicos.

También están las ruinas de la Sé Catedral, que data de 1555 y fue destruida en un ataque en 1712, o el Fuerte Real de San Felipe construido a unos 120 metros de alto construido en 1590 y también el Convento de San Francisco de mediados del siglo XVII, destruido por piratas a comienzos del siglo XVIII.

Ciudad Vieja se llamaba antiguamente Riberira Grande y era el centro del comercio de esclavos provenientes de Sierra Leona y Guinea Bissau. Por aquí pasó Colón en 1498 y también Vasco da Gama un año antes así que puedes imaginar la de historias que se han tejido aquí.

Lo cierto es que Cabo Verde es así, verde, exuberante, caluroso. Muchos portugueses suelen vacionar aquí y hay vuelos desde todas las capitales de Europa. El país es seguro para visitar pero como en todos lados donde hay playa uno debe tener mucho cuidado con las cosas que lleva a la arena y deja allí mientras toma el sol o hace deportes acuáticos. También debe estar atento con las condiciones climáticas en relación al agua.

Los turistas deben prestar atención también a beber siempre agua potable y usar repelente contra insectos por la malaria ya que la isla de Santiago está señalizada como un lugar con esta enfermedad. Finalmente, ¿cuál sería un recorrido ideal por Cabo Verde? Pues entrar por la isla San Vicente, alojarse en Praia, visitar la cercana Ciudad Vieja y después, sí saltar a alguna de las demás islas. Yo en este caso recomendaría Fogo, donde está el volcán activo con 2900 metros de altitud y la ciudad de San Felipe y playas hermosas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*