Pueblos bonitos cerca de Barcelona

Imagen| Granera| Escapada Rural

Cataluña en general y la provincia de Barcelona en particular cuentan con numerosos pueblos bonitos a los que hacer una escapada durante varios días en una casa rural o una simple excursión para volver en el día. Escapadas al mar o al interior para disfrutar de la naturaleza, la cultura o la buena gastronomía. A continuación, recorremos varios pueblos bonitos cerca de Barcelona para visitar en cualquier época del año.

Granera

En la comarca del Vallés Oriental, a 60 kilómetros de Barcelona, se encuentra este diminuto pueblo cuyas principales atracciones turísticas son la iglesia parroquial de San Martín y su castillo medieval del siglo X, que se levantó sobre los restos de una antigua edificación y que actualmente conserva ciertas áreas tras una serie de reconstrucciones a las que fue sometido por el estado en el que se encontraba debido al paso del tiempo.

Mura

Perteneciente a la comarca del Bages, Mura está ubicado en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac. Esta localidad comenzó a construirse hacia el siglo XI y aún hoy conserva su esencia medieval con calles, plazas y edificios de piedra por lo que dar un paseo es como hacerlo a través del tiempo.

Imagen| Wikipedia

Cardona

A orillas del río Cardoner, en un valle de la Cataluña central, se ubica Cardona que al igual que Mura también cuenta con un interesante pasado medieval que se inicia hacia el siglo VIII con la edificación de un castillo-monasterio.

Las calles de Cardona nos transportan al románico y el gótico catalán. Una de las construcciones icónica es el recinto fortificado del siglo IX que hoy funciona como Parador de Turismo. El castillo medieval de Cardona se encuentra dentro de este perímetro y posee un patio ducal y una gran sala de arcos ojivales. Del conjunto destacan la Torre de la Minyona, la Capilla de San Ramón Nonato y la Colegiata de San Vicente, un hermoso templo de estilo románico que cuenta con una nave central de casi 20 metros de altura.

Otros lugares de interés para conocer en Cardona son la plaza del mercado, la iglesia de San Miguel o la calle Mayor, sin olvidar que los alrededores del pueblo son excelentes para dar un largo paseo y disfrutar de la naturaleza como por ejemplo en el Parque Natural del Cadí- Moixeró.

Sant Pol de Mar

Estamos ante un encantador municipio pesquero entre Canet de Mar y Calella, en el Maresme. Todo un ejemplo de pueblo típico mediterráneo con las calles estrechas y las casas de color blanco. Sant Pol de Mar se articula en torno al Monasterio de San Pablo, el monumento más característico de la localidad, aunque también hay algunas casas de estilo modernista que merece la pena conocer al igual que la iglesia de Sant Jaume de estilo gótico y la ermita de Sant Pau, del siglo XI. Desde la ermita hay unas vistas muy bonitas del pueblo, de Barcelona y de la costa del Maresme.

Imagen| Clubrural

Bagá

Aprovechando en el lugar privilegiado en el que se encuentra, en el pre-Pirineo y el Parque Natural del Cadí-Moixeró, Bagá es perfecto para realizar una escapada cerca de Barcelona. Fue fundada por los señores de Pinós en 1233 al resguardo de cumbres majestuosas.

Algunos de sus atractivos turísticos son el Palacio de los barones de Pinós que data del siglo X y en la actualidad acoge el Centro Medieval y de los Cátaros así como la oficina de turismo. Está declarado como Bien Cultural de Interés Nacional.

A unos dos kilómetros de Bagà se localiza el santuario de la Virgen de Paller, la patrona del pueblo, en un hermoso paraje en el corazón del Parque Natural del Cadí-Moixeró. Su devoción se remonta al siglo XIII. Más allá del templo, es un buen punto de partida para conocer la naturaleza de los alrededores.

Besalú

Besalú cuenta con un conjunto histórico-artístico medieval que está considerado como uno de los mejores conservados de Cataluña. Al cruzar el puente de piedra que conduce al casco histórico sientes como te transportas en el tiempo hacia el medievo. No es de extrañar que este pueblo esté considerado conjunto histórico artístico desde el año de 1966.

Precisamente ese increíble puente románico sobre el río Fluvià es un vestigio del condado de Besalú. Otros sitios para conocer son la la antigua iglesia del monasterio de Sant Pere del siglo XII, la casa de Cornellà, monumento románico del siglo XII, la iglesia de Sant Vicenç del siglo XII, la fachada de la antigua iglesia hospital de Sant Julià y la judería, en especial el Miqvé o casa de baños rituales hebreos.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*