Pueblos bonitos de Málaga

Ojén

Si queremos mostrarte los pueblos bonitos de Málaga, tenemos que explicarte, en primer lugar, que la provincia andaluza tiene localidades de gran belleza en su litoral. Pero son mucho menos conocidas e igualmente hermosas las que se hallan en el interior de su territorio.

Son pueblos blancos ubicados en cerros o colinas y que cuentan con monumentos espectaculares, pero también con un entorno privilegiado. Conforman este último sierras como la de Ronda y hermosos bosques de castaños, sin olvidar el paisaje único del Torcal de Antequera, declarado Patrimonio de la Humanidad. Vamos a proponerte un recorrido por estos pueblos bonitos de Málaga.

La inigualable Ronda

Vista de Ronda

Ronda, uno de los pueblos más bonitos de Málaga

Comenzamos nuestro viaje en la espectacular Ronda, con su famoso y profundo tajo formado por el río Guadalevín y que le sirvió en el pasado como barrera defensiva. Ciudad milenaria, su casco histórico se corresponde con la antigua medina árabe y conserva parte de sus murallas.

Pero el gran símbolo de Ronda es el Puente Nuevo, que, justamente, atraviesa el tajo y que fue edificado en el siglo XVIII. En su parte central, tiene 98 metros de altura y te ofrece unas vistas espectaculares.

También debes visitar en la localidad malagueña sus baños árabes del siglo XIII y construcciones tan magníficas como la Casa del Rey Moro, un conjunto que se compone, además del edificio de estilo mudéjar, de una antigua mina árabe y de un precioso jardín.

Pero estos son solamente algunos de los muchos monumentos de Ronda. Para no extendernos, te recomendaremos igualmente, las iglesias Mayor y del Espíritu Santo, ambas gótico-renacentistas; los palacios de Salvatierra y de Mondragón, el primero con una espectacular portada barroca y el segundo de corte igualmente renacentista, pero con elementos mudéjares; parques como el de la Alameda del Tajo y miradores como el de Blas Infante.

Pero, en general, la localidad cuenta con numerosas edificaciones de estilo tradicional y de gran belleza. Y, para terminar, no podemos dejar de mencionarte el Museo del Bandolero, que rememora la vida de estos personajes tan típicos de la serranía de Ronda.

Frigiliana, otro de los pueblos más bonitos de Málaga

Frigiliana

La localidad malagueña de Frigiliana

Situada en la comarca de La Axarquía, en la parte oriental de la provincia, esta localidad se halla tendida sobre un cerro que todavía guarda los restos del antiguo castillo árabe de Lízar, edificado en el siglo IX. En ella, puedes pasear por el Barribarto, su zona más antigua, con su parte mudéjar y sus casas blancas encaladas y engalanadas de flores.

También debes visitar la iglesia de San Antonio, fechada en el siglo XVII y que tiene como campanario el antiguo alminar de una mezquita. Y, junto a ella, otros monumentos religiosos como las ermitas del Ecce Homo y del Santo Cristo de la Caña.

En cuanto a las construcciones civiles, destaca el palacio de los condes de Frigiliana, edificado en el siglo XVI siguiendo los cánones del estilo renacentista. También se le conoce como El Ingenio y, actualmente, se dedica a la fabricación de la única miel de caña de Europa. Finalmente, puedes ver en la localidad andaluza otros monumentos como la Fuente Vieja, los Reales Pósitos o el palacio del Apero.

Antequera

Alcazaba de Antequera

Antequera, presidida por su Alcazaba

Situada en una vega a la que da nombre y dominada por la peña de los Enamorados, por la que puedes hacer rutas de senderismo, esta localidad es famosa en el mundo por el Torcal del que ya te hemos hablado y que configura un paisaje kárstico espectacular. No menos lo son los dólmenes de Antequera, construcciones megalíticas que se hallan en una zona arqueológica con varios yacimientos.

En cuanto a los monumentos de la localidad, te aconsejamos que visites la imponente Alcazaba, probablemente construida en el siglo XI. También debes ver las numerosas puertas que se conservan en la villa. Entre estas, las de Málaga, del Arco de los Gigantes y de Granada. Igualmente, hay preciosos palacios en Antequera como el del marqués de Villadarias y el de Nájera, ambos del siglo XVIII.

Al ámbito religioso pertenecen otras imponentes edificaciones de Antequera. Es el caso de la Real Colegiata de Santa María la Mayor, construida en el siglo XVI y que combina los estilos gótico tardío y renacentista, si bien incluye elementos mudéjares. No menos espectaculares son la Real Colegiata de San Sebastián o el Real Monasterio de San Zoilo.

Y otro tanto podemos decirte del conjunto de iglesias renacentistas de la localidad. Son las de Santa María de Jesús, San Pedro y San Juan Bautista. No son las únicas que puedes visitar en Antequera. También están las de Nuestra Señora de Loreto, de Santiago o del Carmen, esta última con una impresionante decoración barroca interior. Finalmente, no menos bonitas son las ermitas de la Virgen del Socorro y de la Cruz Blanca.

Mijas

La localidad de Mijas

Mijas Pueblo

Situada a los pies de la sierra del mismo nombre, la localidad de Mijas Pueblo es otra maravilla de casas blancas encaladas. Pero no son estas su único atractivo. Desde los Jardines de la Muralla tienes unas espectaculares vistas de la costa malagueña.

En cuanto a su arquitectura religiosa, debes visitar la iglesia de la Inmaculada Concepción, construida en el siglo XVII aprovechando la torre mudéjar de una antigua mezquita. Y también la de San Sebastián y las ermitas de Nuestra Señora de los Remedios, del Calvario, de San Antón y de la Virgen de la Peña. Esta última, una ermita cueva, alberga la imagen de la patrona de la localidad.

Por otra parte, como curiosidad, puedes ver el Carromato de Mijas, un museo de miniaturas que te sorprenderán por su dificultad y perfección. Y, finalmente, si quieres darte un baño, las playas de Mijas Costa están entre las más bonitas de la provincia de Málaga. Entre ellas, puedes elegir la de Calahonda, la del Chaparral o la del Bombo.

Archidona

Vista de Archidona

Archidona

Encontrarás esta preciosa localidad entre paisajes de olivares y dehesas, dominada por el pico del Conjuro. Por la zona, tienes magníficos senderos que te llevarán a lugares como las lagunas Grande y Chica y la Hoz de Arrollo Martín.

Pero, además, Archidona fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1980 por su gran patrimonio arquitectónico. Lo componen monumentos religiosos como las iglesias de Santa Ana y de Jesús Nazareno, los conventos de Santo Domingo y de las Mínimas y la ermita de la Virgen de Gracia, entre otras edificaciones.

En cuanto a su patrimonio civil, el gran símbolo de la localidad es la plaza Ochavada, una joya del urbanismo barroco con su planta octogonal y sus fachadas de ladrillo rojo y cal. Y, junto a ella, los restos del antiguo castillo nazarí y la Casa del Pósito, edificada a finales del siglo XVI con una espectacular portada igualmente barroca.

Finalmente, en la citada plaza Ochavada se halla la iglesia rupestre, excavada en la roca durante el Medievo y que contaba con cinco naves. No conserva ningún elemento litúrgico. De hecho, parte de ella está ocupada actualmente por un local de hostelería, lo cual te facilitará visitarla.

Genalguacil

Genalguacil

Vista de Genalguacil

Se encuentra en el valle del Genal, en pleno parque natural de Los Reales de Sierra Bermeja. No hace falta que te digamos la cantidad de rutas de senderismo que puedes hacer por la zona. Pero, además, Genalguacil es llamado el «pueblo museo» por la gran cantidad de obras de arte que adornan sus calles.

Cada dos años, se reúnen en la localidad artistas de todo el mundo que crean obras para luego dejarlas expuestas en la villa. Algunas quedan al aire libre, pero otras se exponen en el Museo de Arte Contemporáneo Fernando Centeno. Estos trabajos conforman, junto al trazado árabe de las calles y a las casas blancas de Genalguacil un conjunto armónico y de gran belleza en el que destaca la iglesia de San Pedro Mártir de Verona.

Casares

Casares

La villa de Casares

Perfecta muestra de pueblo «colgante» extendido sobre la montaña, está coronado por un castillo medieval desde el que tienes espectaculares vistas de los alrededores. Pero Casares es conocido por ser la patria chica de Blas Infante, creador del andalucismo y cuya casa natal es hoy un museo.

También te aconsejamos ver en esta localidad malagueña la iglesia de la Encarnación, construida en el siglo XVI, la ermita de San Sebastián y la torre de la Sal. Carácter distinto tienen los baños romanos de La Hedionda, que se remontan al siglo I antes de Cristo y que deben su nombre al fuerte olor de sus aguas sulfurosas.

Por otra parte, como sucede con Mijas, también hay una parte del municipio que tiene costa. Si quieres darte un baño, te recomendamos la playa Ancha, que, en 2020, recibió el galardón de bandera azul.

En conclusión, te hemos mostrado algunos pueblos bonitos de Málaga. Pero son tantos en la provincia andaluza que podríamos haberte hablado de otros muchos. Por ejemplo, de Gaucín, situado en un impresionante anfiteatro natural; de Ojén, circundado por las sierras Blanca y Alpujata; de Álora, puerta de entrada al espectacular desfiladero de los Gaitanes y a El Chorro, o de la preciosa Teba, con su castillo árabe, su iglesia barroca del siglo XVII y su industria artesanal del esparto. Todos ellos sin olvidar la peculiar Nerja, con sus impresionantes cuevas y donde se rodó la serie Verano azul. ¿No te parecen lugares preciosos para visitar en la provincia de Málaga?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)