Pueblos con encanto cerca de Madrid

Vista de Buitrago del Lozoya

Buitrago del Lozoya

Madrid es una de las ciudades más importantes y cosmopolitas de Europa. En ella puedes hallar magníficos museos, un enorme patrimonio monumental, los mejores espectáculos, una exquisita gastronomía y mucha diversión por el día y por la noche.

Sin embargo, muy cerca de Madrid también puedes encontrar pueblos que destilan un encanto especial y que nada tienen que ver con el bullicio de la gran ciudad. Si te apetece conocerlos y poner en práctica el turismo rural, vamos a mostrarte algunos de ellos.

 

Buitrago del Lozoya

Situado a apenas sesenta kilómetros de Madrid y al pie de la sierra de Guadarrama, encontrarás este bonito pueblo que recibe su nombre del río que lo circunda. En él destaca su recinto amurallado, que data del siglo XI. Puedes acceder a su cima por unas escaleras y es Monumento Nacional desde 1931. En él se enmarca el castillo de Buitrago, con sus siete torres y su estilo gótico-mudéjar.

La mejor forma de visitar Buitrago es caminando. Puedes dejar el coche a las afueras y entrar en la villa por el Puente Viejo, fechado hacia el siglo XIV. Una vez en la localidad, te interesa ver la iglesia de Santa María, que data igualmente del XIV, si bien su fachada es de estilo gótico flamígero y fue edificada en el siglo XV. Así mismo, su torre es un magnífico ejemplo del mudéjar. Y también debes visitar la Casa del Bosque, construida al modo de las villas italianas del XVI para solaz del duque del Infantado.

Todo Buitrago posee la categoría de Conjunto Histórico-Artístico y no deberías abandonarlo sin probar la sopa castellana, los judiones y el lechazo o el cochinillo asado.

Vista de la Casita del Príncipe

Casita del Príncipe

San Lorenzo del Escorial

Este pueblo es mundialmente conocido por su famoso monasterio, que mandó edificar el rey Felipe II. Esta obra colosal se denomina así, aunque, junto al monasterio, cuenta con el palacio real, la basílica, el panteón y una biblioteca. Su estilo ejemplifica el paso del plateresco al clasicismo y ha sido calificado como «la octava maravilla del mundo».

Sin embargo, El Escorial tiene muchos más atractivos que ofrecerte. Por ejemplo, las casitas del Príncipe y del Infante, dos palacetes del siglo XVII construidos siguiendo los cánones del neoclásico; las casas de oficios, debidas a los arquitectos Juan de Herrera y Juan de Villanueva; el Real Coliseo de Carlos III, un pequeño teatro que se ha rebautizado popularmente como «la Bombonera», o el Valle de los Caídos.

Por otra parte, las fincas La Herrería y El Castañar poseen un enorme valor ecológico, con bosques de robles y fresnos. Antes de dejar San Lorenzo del Escorial, no olvides probar unos caracoles y unas rosquillas de anís.

Chinchón

También esta localidad del sureste de Madrid situada a la vera del río Tajuña es Conjunto Histórico-Artístico. Debes ver en ella su típica Plaza Mayor, constituida por casas de tipo popular edificadas entre los siglos XV y XVII. Se trata de una de las mejores muestras de plaza porticada castellana.

Igualmente, merece la pena que visites la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que combina los estilos gótico, plateresco, renacentista y barroco y que alberga la Asunción de la Virgen pintada por Francisco de Goya.
Y también el castillo de los condes de Chinchón; la Torre del Reloj, del siglo XV, y los conventos de San Agustín, actual parador de turismo, y de las Clarisas, de estilo herreriano. Finalmente, no abandones el pueblo sin tomarte una copita de Chinchón, bebida anisada típica de la villa.

Imagen de la Plaza Mayor de Chinchón

Plaza Mayor de Chinchón

Manzanares el Real

Ubicado a orillas del embalse de Santillana, Manzanares combina un magnífico patrimonio monumental con un todavía mayor valor ecológico. Esto último se debe a que, de su término municipal, casi siete mil hectáreas están integradas en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y el resto en el Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Por ello, si visitas esta localidad, tendrás un magnífico punto de partida para hacer recorridos de senderismo y practicar otros deportes de montaña en ambos parques. Al hacerlo, además, puedes aprovechar para ver la ermita de Nuestra Señora de la Peña Sacra, ubicada en la cima de este promontorio y datada en el siglo XVI.

Respecto a sus monumentos, debes ver en Manzanares el imponente castillo de los Mendoza, que fue construido en el siglo XV pero es uno de los mejor conservados de España. En su interior, además, puedes visitar un centro de interpretación del Medievo. Menos fortuna en su conservación ha tenido el castillo viejo de Manzanares el Real, aunque también puedes visitarlo.

Por su parte, la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves fue construida en el siglo XIV, si bien se reedificó en el XVI. Por eso, su pórtico es de estilo renacentista. Además, en su jardín interior puedes observar unas estelas mortuorias vascas del XII y de estilo visigodo.

También hay en Manzanares buenos platos típicos. Debes probar las patatas al caldero con cabrito y el conejo en escabeche o en caldereta.

Imagen del Castillo de Manzanares el Real

Castillo de Manzanares el Real

Patones de Arriba

Esta pequeña localidad apenas cuenta con patrimonio monumental, solo la iglesia de San José, del siglo XVI, y la ermita de la Virgen de la Oliva, del XII y de estilo románico mudéjar. Pero te diremos que todo Patones es un monumento. Porque sus casas son de pizarra y muestran una arquitectura típica. El color de esas edificaciones hace que se conozca a esta localidad y a otras similares como «pueblos negros».

Cerca de Patones tienes la cueva del Reguerillo, la más importante en cuanto a espeleología de la Comunidad de Madrid. Y también puedes ver la presa del Pontón de la Oliva con el imponente acueducto del Canal de Isabel II.
Solo podrás acceder al pueblo caminando y, aunque quedó deshabitado, muchas de las antiguas casas son ahora hostales, casas rurales y restaurantes. Por cierto, allí puedes comer un exquisito cabrito lechal.

En conclusión, los que te hemos mostrado son cinco de los pueblos más bonitos que puedes hallar cerca de Madrid. No obstante, hay otros muchos como Rascafría, cerca de Peñalara; Torrelaguna, con su precioso casco histórico y su impresionante iglesia de Santa María Magdalena; Cercedilla, al lado del puerto de Navacerrada, o La Hiruela, con sus casas típicas de piedra y adobe.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*