Pueblos de Soria

Los pueblos de Soria pertenecen a la llamada «España despoblada» pero no por ello han perdido atractivo. De hecho, algunas de estas localidades figuran entre las más bonitas de nuestro país y merecen que las visites.

Se trata de pueblos con un pasado esplendoroso como Medinaceli, escenario de legendarias batallas como Calatañazor o situados en imposibles entornos naturales que desafían a la gravedad como Rello. Precisamente la belleza de sus paisajes y la grandiosidad de sus monumentos son los principales atractivos que te ofrecen los pueblos de Soria. Si quieres conocerlos, te animamos a que sigas leyendo.

Pueblos de Soria, un viaje en el tiempo

Tanto patrimonio monumental albergan los pueblos de Soria que visitarlos es como viajar en el tiempo. No podemos mostrártelos todos en un solo artículo. Pero ten por seguro que los que vamos a ver figuran por derecho propio entre los más bonitos de la provincia soriana.

Burgo de Osma

Antigua ciudad episcopal y Conjunto Histórico Artístico desde 1993, Burgo de Osma te ofrece una preciosa Plaza Mayor del siglo XVIII. Pero también debes visitar su espectacular catedral de Santa María de la Asunción, con su impresionante portada gótica. Igualmente bonito es el Antiguo Hospital de San Agustín, que replica el modelo de los alcázares de los Austrias.

Hospital de San Agustín

Antiguo Hospital de San Agustín

Por otra parte, la Universidad de Santa Catalina es un precioso edificio plateresco que actualmente se ha convertido en hotel. Y, en las afueras de la localidad tienes los restos de un castillo que domina la zona desde una atalaya. La iglesia de Santa Cristina es un precioso edificio románico y el Seminario de Santo Domingo de Guzmán es una obra neoclásica debida a Francesco Sabatini.

Pero uno de los símbolos de Burgo de Osma es la fuente del Mono, a la cual puedes llegar a través de calles soportaladas que enmarcan casas de arquitectura popular. Y también cuenta la villa con un puente romano sobre el río Ucero. Finalmente, esta localidad forma parte del recorrido de la Ruta del Cid, concretamente del tramo bautizado como ‘El Destierro’.

Calatañazor, una batalla legendaria

La pequeña localidad de Calatañazor es también uno de los más bonitos pueblos de Soria, pero debe su fama a la legendaria batalla en la que, según el dicho, «Almanzor perdió su tambor». Si bien no hay certeza de que haya existido tal combate entre las tropas del caudillo musulmán y las de Sancho García, parece cierto que Almanzor terminó por huir y murió en la cercana villa de Medinaceli, de la cual hablaremos más adelante.

Anécdotas aparte, Calatañazor tiene un precioso patrimonio monumental. Destacan en él su castillo, no muy bien conservado y que data del siglo XIV. Pero, sobre todo, las propias casas del pueblo, de construcción medieval y situadas en calles empedradas. También te aconsejamos que veas en este pueblo detenido en el tiempo las iglesias de San Juan y de Nuestra Señora del Castillo.

Pero Calatañazor es igualmente famoso por su Sabinar, un impresionante bosque de sabina albar que conforma una de las principales reservas naturales de la provincia de Soria.

Vista de Calatañazor

Calatañazor

Berlanga de Duero, un maravilloso entorno natural

También Berlanga cuenta con un impresionante espacio natural. Se trata de los Altos de Barahona un gran páramo de roca calcárea y con especies endémicas que ha sido declarado Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves.

Junto a esta maravilla natural, Berlanga de Duero te ofrece un espectacular castillo del siglo XV con sus murallas. Y también puedes visitar la no menos bonita Colegiata de Santa María del Mercado, de factura renacentista aunque el retablo del Altar Mayor es churrigueresco; el palacio de los marqueses de Berlanga, igualmente renacentista; el convento de Paredes Albas y la ermita de Nuestra Señora de la Soledad.

Medinaceli, otra joya entre los pueblos de Soria

En nuestro recorrido por los pueblos de Soria, llegamos a Medinaceli, que aúna patrimonio monumental e imponentes espacios naturales. Esta auténtica joya cuenta con importantes restos romanos como el triple arco y los mosaicos de la plaza de San Pedro.

Pero también tiene una preciosa Plaza Mayor con el Palacio Ducal de estilo renacentista y la Alhóndiga del siglo XVI. Destacan igualmente la espectacular Colegiata de Santa María de la Asunción, los restos de un castillo y el convento de Santa Isabel.

El Palacio Ducal de Medinaceli

Palacio Ducal de Medinaceli

Asimismo, en los alrededores de Medinaceli está el páramo de Layna, que también es Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves. Pero, además, en este páramo se halla el yacimiento paleontológico de Cerro Pelado, fechado en el Plioceno Inferior.

Rello, una ubicación imposible

Esta localidad no es tan conocida como las anteriores, pero igualmente merece que la visites. Es una villa medieval amurallada que se encuentra en lo alto de un risco. Por tanto, toda ella es un monumento. De hecho ostenta el título de Bien de Interés Cultural. Pero destacan la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, la ermita de las Angustias y la torre Tiñón, una atalaya del siglo X que vigilaba el paso por el río Duero.

Yanguas, una sorpresa entre los pueblos de Soria

Menos habitual aún que la anterior en los circuitos turísticos es Yanguas, que, sin embargo, es una auténtica maravilla. Rodeado por el imponente espacio natural de las Riberas del río Cidacos y afluentes, en la sierra de Cameros, Yanguas cuenta con un precioso patrimonio monumental.

Lo integran su castillo, una fortaleza medieval del siglo XIV; las puertas del Río y de la Villa, restos de la antigua muralla, y la iglesia de San Lorenzo, una maravilla del gótico tardío. Pero también la iglesia de Santa María, edificada en el siglo XVI; la Casa Consistorial del XVIII; la torre de San Miguel y el puente medieval sobre el río Cidacos.

La Puerta del Río

Puerta del Río de Yanguas

Por otra parte, en los alrededores de Yanguas se conservan interesantes zonas paleontológicas como la de La Muga, donde puedes observar un yacimiento de huellas de dinosaurios.

En conclusión, te hemos mostrado algunos de los pueblos de Soria más bonitos. Pero hay otros muchos como Magaña, con su castillo de la Nava del Marqués y su iglesia gótica de San Martín de Tours; Oncala, cuya iglesia de San Millán alberga una impresionante colección de diez tapices flamencos, o Vinuesa, con su puente romano y su espectacular Laguna Negra. ¿No te apetece recorrer esta preciosa provincia española?

 

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)