Pueblos de Valencia con playa

Playa Los Olivos en Cullera

Los pueblos de Valencia con playa te ofrecen todo el encanto de las localidades costeras, con su tradición de pesca y sus formas de vida vinculadas al mar. Pero también cuentan con preciosos arenales de aguas tranquilas en las que es un verdadero placer bañarse.

Estas villas se extienden de norte a sur por el litoral levantino entre las provincias de Castellón y Alicante y disponen de un clima envidiable todo el año. Pero te ofrecen mucho más que turismo de costa, con su animación. También cuentan con un impresionante patrimonio monumental que merece tu visita. Por todo esto, vamos a mostrarte algunos de los más bonitos pueblos de Valencia con playa.

Puerto de Sagunto

Playa de Corinto Malvarrosa

Playa de Corinto Malvarrosa, en Sagunto

Comenzamos nuestro recorrido en el Puerto de Sagunto, que se distingue de Sagunto Ciudad o parte histórica, justamente, porque esta última se halla hacia el interior, a unos dos kilómetros y medio de la costa. Pertenece a la comarca del Campo de Murviedro, situada veinticinco kilómetros al norte de la ciudad de Valencia.

Su principal playa, justamente llamada del Puerto de Sagunto, tiene, aproximadamente, dos kilómetros de longitud por ciento cincuenta de anchura. Sus arenas son finas y el propio puerto la protege de los vientos. Asimismo, la circundan dunas y cañaverales. Pero, lo que es más importante, cuenta con el distintivo de Bandera Azul y te ofrece todos los servicios. Junto a esta, tienes en Sagunto las playas de Almardá y de Corinto Malvarrosa, ambas con piedra.

Por otra parte, si eliges una de ellas para disfrutar de un día de playa, aprovecha para visitar la histórica Sagunto. Su origen fue la ciudad prerromana de Arse, pero adquirió mayor importancia en el periodo latino. De este ha quedado el teatro romano, fechado en el siglo I después de Cristo. Otro de sus símbolos es el castillo, que contiene partes íberas, romanas, godas y musulmanas.

Junto a estos dos monumentos, también te recomendamos que veas en Sagunto el Grau Vell o puerto antiguo, con su fortín del siglo XV; Los restos de la alquería fortificada del Agua Fresca y del molino de Torre Gausa y el casco histórico de la villa. En este último tienes la Judería, el antiguo zoco musulmán y la plaza Mayor gótica. A este mismo estilo pertenece la Casa del Mestre Peña y el Palacio del Diezmo. También la iglesia de Santa María es, principalmente, gótica, mientras que las ermitas de la Sangre y de San Roque son barrocas.

Puzol

Playa de Puzol

La espectacular playa de Puzol

Vamos descendiendo por la costa levantina para llegar a Puzol, cuya playa tiene unos dos kilómetros de longitud por sesenta de anchura. Era de piedras, pero fue transformada hace unos años en arenal. Como la anterior, cuenta con Bandera Azul y te ofrece servicios como socorrismo, duchas, acceso para personas con movilidad reducida y un paseo peatonal.

Pero no es la única maravilla natural que te ofrece esta localidad. Entre Puzol y Sagunto tienes el Marjal del Moro, un humedal de gran valor ecológico. Y, hacia el interior, está el paraje natural La Costera, situado en el cerro del mismo nombre y con abundante vegetación de garriga mediterránea, carrasca y algarrobo. Igualmente, si te gusta el senderismo, te recomendamos la Vía Verde, que sigue el trazado de un antiguo tren minero que unía Calatayud y Valencia, o la Vía del Agua, que transita por las antiguas acequias de la zona.

Por otra parte, también te ofrece monumentos Puzol. En su casco antiguo encontrarás la Torreta, una construcción medieval con fines defensivos. También debes visitar la iglesia de los Santos Juanes, construida a fines del siglo XVI y principios del XVII. En su interior, tienes una imagen muy antigua de la Virgen María y un retablo del XV que representa el Misterio de la Santísima Trinidad. Junto a ella, tienes la Muralla del Jardín Botánico, resto del palacio arzobispal que, a su vez, contó con uno de estos jardines donde, según se asegura, fue cultivado por vez primera el cacahuete en España.

Ya en las afueras de la localidad, hallarás el Molino de Viento, de estructura árabe y situado en una loma que te ofrece vistas privilegiadas de la costa. Finalmente, la iglesia de Santa Marta es un moderno y funcional templo construido en 1964.

Cullera

Castillo de Cullera

Castillo de Cullera y camino del Calvario

Continuamos nuestro recorrido por los pueblos de Valencia con playa en Cullera, localidad situada en la desembocadura del río Júcar, donde se forma una preciosa bahía. Pertenece a la comarca de la Ribera Baja y cuenta con varias playas a cuál más bonita. Entre ellas, las del Dosel, Cabo Blanco, Los Olivos y el Faro.

Pero, quizá, la más famosa sea la de San Antonio, de tipo urbano y con unos dos kilómetros de longitud. Igualmente, ostenta el distintivo de Bandera Azul y cuenta con todos los servicios. Frente a ella, además, está la pequeña isla denominada Peñeta del Moro.

Sin embargo, Cullera es mucho más que playa. Entre otras maravillas naturales, destacan la desembocadura del río Júcar, que está catalogada como Lugar de Interés Comunitario; los marjales y arrozales y la laguna del Estany, que puedes recorrer por sendas peatonales. También a través de caminos de senderismo puedes conocer la montaña de los Zorros, en la que verás manantiales y yacimientos arqueológicos.

Por su parte, respecto al patrimonio monumental de la localidad valenciana, su gran símbolo es el castillo, una fortaleza del siglo XIII que mandó construir Jaime I el Conquistador y al que se llega por el camino del Calvario, un vía crucis que sube hasta la montaña donde se encuentra. En el trayecto, asimismo, tienes la torre musulmana de la Reina Mora, que era una de las puertas de la muralla que protegía el castillo. Y, una vez arriba, verás el Santuario de la Virgen del Castillo, un precioso templo de estilo neobizantino del siglo XIX.

La torre que te hemos citado se encuentra en el barrio del Pozo, que fue la judería. En cuanto al edificio del Ayuntamiento y la llamada Casa de la Enseñanza, datan del XVIII y el del mercado de Cullera es modernista del XIX. A esta misma centuria pertenece el faro de la localidad, que se encuentra en el cabo de Cullera, donde hubo una torre vigía y actualmente tienes un mirador con espectaculares vistas de la costa. En cambio, se conserva la del Marenyet, a orillas del Júcar.

En cuanto al patrimonio religioso de esta villa levantina, te aconsejamos que visites la iglesia de los Santos Juanes, un templo neoclásico, y ermitas como las de Santa Ana, de los Santos de la Piedra, de los Navarros o de San Vicente Ferrer.

Gandía, el más famoso pueblo de Valencia con playa

Palacio Ducal

Palacio Ducal de Gandía

Llegamos ahora a la capital de la comarca de La Safor, que es el pueblo de Valencia con playa más conocido por los turistas. No obstante, por su tamaño, quizá debiéramos considerarlo ciudad, ya que cuenta con unos setenta y cinco mil habitantes. En cualquier caso, posee muchos y excelentes arenales.

Sus playas abarcan un total de casi seis kilómetros y buena parte de ellas cuenta con Bandera Azul y todos los servicios. La más grande es la Norte, con casi tres kilómetros y ubicada frente al paseo marítimo. Pero también son muy recomendables las de L’Ahuir, con una zona nudista; la de Rafalcaid, con actividades marítimas o la de Venecia, circundada por dunas.

En cuanto a los monumentos de Gandía, es impresionante su patrimonio. Domina la población desde una colina el castillo de Bairén. Pero también destacan varias alquerías o antiguas comunidades agrícolas fortificadas como las de Torre de los Pares o del Duc. Igualmente, el casco histórico de la villa es muy bonito y posee varias torres medievales como la del Pino.

Pero, quizá, lo más interesante de Gandía sea la Ruta de los Borja o Borgia. La localidad fue cuna de esta poderosa familia y el recorrido cuenta con varias construcciones de su tiempo y anteriores. El más importante es el Palacio Ducal, una joya del gótico valenciano. Pero también se incluyen en este trayecto el Hospital de San Marcos, hoy sede del Museo Arqueológico; la Colegiata de Santa María, edificada en el siglo XV, o el convento de Santa Clara.

Asimismo, esta ruta visita monumentos de otros municipios como el monasterio de San Jerónimo de Cotalba, en Alfahuir; el castillo-palacio de los Milán de Aragón en Albaida; la colegiata de Játiva o la catedral de Santa María en la misma ciudad de Valencia. Finalmente, puede añadírsele el edificio de las Escuelas Pías, que data del siglo XVI y que formó parte de la antigua Universidad de Gandía, fundada por el duque Francisco de Borja.

Por otra parte, la iglesia de Santa María también es gótica y en su construcción participó Damián Forment. El Ayuntamiento es una edificación neoclásica y el palacete París y el Gran Cine Royalty son dos joyas del modernismo valenciano. La ermita de Santa Ana, en la colina homónima, data del siglo XIV y en ella se representa el Canto de la Sibila durante la misa del Gallo. Finalmente, el Morabet, que se encuentra en la carretera de Algaida, es una torre cilíndrica de dos plantas.

Oliva

Oliva

Plaza del Ayuntamiento de Oliva, otro de los pueblos de Valencia con playa

Terminamos nuestro recorrido por los pueblos de Valencia con playa en Oliva, que ya se encuentra lindando con la provincia de Alicante. También cuenta con preciosas playas de arena fina y aguas azules y poco profundas. Entre ellas, las de Agua Blanca, Terranova, Agua Muerta o Rabdells. Casi todas te ofrecen todos los servicios y algunas también tienen distintivo de Bandera Azul. Tras los arenales, separado por un cordón de dunas, se halla el Parque Natural del Marjal Pego-Oliva, una espectacular albufera. Y, más al interior, la Fuente Salada, cuyas aguas mantienen temperatura constante todo el año.

En cuanto a los monumentos de Oliva, te aconsejamos que recorras su casco histórico, sobre todo el antiguo Raval morisco, que coincide con el entorno de la calle de la Hoz. También incluye el Tosalet del Doix, un mirador que te proporciona maravillosas vistas. Asimismo, te recomendamos visitar las ruinas de los castillos de Santa Ana, del Castellar, de la torre de Oliva y del palacio de los Centelles. Mejor conservada por ser más moderna está la casa de los Mayans, que hoy es casa de cultura.

Respecto al patrimonio religioso, es imponente la iglesia neoclásica de Santa María la Mayor, construida en el siglo XVIII sobre otra más antigua de la que se conserva una capilla gótica. En cambio, la iglesia de San Roque es del XIX y la de San Francisco de Asís, que alberga la imagen del patrón de la villa, del XX. Por su parte, la capilla de la Virgen del Rebollet guarda una antigua talla mariana y las ermitas de San Vicente y de San Antonio datan del XVIII.

En conclusión, te hemos mostrado los más importantes pueblos de Valencia con playa. Sin embargo, no debemos olvidarnos de los arenales de la capital. Entre ellos, la famosa playa de la Malvarrosa, la de las Arenas o la de la Patacona, ya en el municipio de Alboraya. Anímate a conocerlas y cuéntanos tu experiencia.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*