Qué hacer en Belfast

belfast

Cuando pensamos en Irlanda Dublin es la primera ciudad que se nos viene a la mente, ¿no es cierto? Después tal vez pensemos en los paisajes de Connemara, las playas agrestes, los páramos o las colinas verdes.

¿Pero Belfast es un destino en tu lista? La capital de Irlanda del Norte es mucho más que una ciudad conflictiva, algo gris y con una historia triste. De un tiempo a esta parte ha renacido y hoy se ofrece como destino turístico muy interesante. Veamos que tiene para nosotros Belfast, la capital del Ulster.

Belfast

belfast-1

Nos cuenta la historia que el territorio de Belfast está habitado desde la Edad de Bronce y ruinas milenarias se encuentran a las afueras de la ciudad como testigos. Durante la Edad Media no fue una ciudad importante, apenas un pequeño asentamiento que vio la construcción de varios castillos desde el siglo XII en adelante.

mural-de-belfast

¿Pero cómo llegaron los ingleses a vivir aquí? Fácil, los “plantaron”. Mediante un proceso que se llamó la Plantación del Ulster la corona inglesa movilizó cientos de personas, ingleses protestantes y escoceses, y las trajo aquí. En los siglos siguientes la ciudad creció y se volvió cada vez más industrial, solo recuerda que en los astilleros de Belfast se construyó el Titanic.

Después, la historia de la independencia de Irlanda dividió la ciudad y en los años ’20 se convirtió en la capital de Irlanda del Norte. Los problemas no cesaron y por eso es que la ciudad tiene una historia trágica, de atentados y peleas. Y fama de ciudad gris y triste.

Qué atracciones visitar en Belfast

titanic-belfast

Yo creo que es una buena idea comenzar por todo lo que tiene que ver con el Titanic. La ciudad sabe aprovechar su vínculo con el barco así que puedes empezar por Titanic Belfast ya que está a pasos del centro.

El edificio es llamativo, de seis pisos y con nueve galerías interpretativas para que veas, sientas, huelas y oigas todas las historias del famoso barco, pero también de la ciudad donde se construyó y de los hombres que lo construyeron. No hay visitas guiadas, vas por tu cuenta, y el tour termina con la visita al último barco de la empresa White Star que queda, el SS Nomadic.

titanic-belfast-2

El ticket por adulto cuesta 17, 50 libras e incluye la visita al Nomadic, pero puedes pagar solo 7, 50 si te apuntas al Titanic Belfast Late Saver Ticket para hacer la visita apenas una hora antes de que cierre. Y si quieres tomar el té a todo lujo puedes hacerlo los domingos por la tarde en una réplica del barco con la famosa escalera incluida, por 24 libras.

Y tengo dos atracciones más relacionadas con el Titanic: puedes probar el menú del barco, el último en servirse la fatídica noche, apuntándote en la Exclusively Private Dining, en la Rayanne House, o hacer un paseo en bote por el puerto y ver donde se diseñó, construyó y fue botado el barco.

titanic-belfast-3

Saliendo de la historia del naufragio más famoso hay que recorrer la ciudad para apreciarla. Puedes alquilar una bici y sumarte a los Belfast City Bike Tours, con guías locales que te llevan a 30 puntos de interés saliendo los sábados y domingos a las 10 am a un coste de 20 libras por persona. Los ofrece Norm’s Bikes.

Obvio, también puedes hacer el más tradicional tour en autobús de dos pisos, el Belfast Sightseeing hop on-hop off. Tiene billetes de 48 horas y es super práctico. Seguramente mientras pedaleas pasarás por uno de los edificios más emblemáticos de Belfast: el Ayuntamiento.

ayuntamiento-de-belfast

Es una elegante construcción de 1906 por el que puedes hacer una visita guiada gratuita. Tampoco hay que olvidarse del Castillo de Belfast: está sobre las colinas del Parque Cavehill Country a 120 metros de altura y tiene unas vistas fabulosas del lago y la ciudad. Incluso puedes comer en esta elegante mansión de piedra, el restaurante funciona todos los días de 11 am a 5 pm y hasta las 9 pm de jueves a sábado.

castillo-de-belfast

Si te gusta vivir la ciudad puedes pasar por el Mercado de St. George que data de finales del siglo XIX aunque funciona desde el siglo XVII. Viernes, sábados y domingo se abre la feria y es uno de los mejores sitios para caminar, ver, comprar y estar entre gente local. Hay un autobús gratuito que funciona cada 20 minutos entre la ciudad y el mercado, a partir de las 8 am.

prision-crumlin-road

Menos naif pero también interesante es la Prisión de Crumlin Road, una cárcel de 1846 que funcionó durante siglo y medio. Fue habitada por criminales pero también por presos políticos y hubo escapes, casamientos, nacimientos, revueltas y ejecuciones.

La visita guiada dura unos 70 minutos y el lugar abre todos los días menos algunas fechas. Cuesta 9 libras. Para meterte más con la política y la historia te aconsejo hacer un tour en un black cab, los clásicos taxis británicos. Te lleva a conocer los famosos murales de guerra por los que Belfast también es famosa.

tours-guerra-de-tronos

Y ahora sí, sabrás que hoy en día Guerra de Tronos se graba por aquí así que hay varias agencias que ofrecen paseos a los sets de grabación: el Campamento de Robb, Winterfell, la vieja abadía en ruinas donde Robb jura lealtad al Rey del Norte, el antiguo bosque donde los Starks encuentran a un lobo moribundo y su cría y muchos más.

Los tours suelen partir a las 8:30 am, incluir una parada para almorzar y terminar a las 6 pm. Otros tours ofrecen visitar el Castillo Ward, Winterfell, a 40 minutos de la ciudad, te prestan ropa y tienes una clase de arquería magistral y hacer el recorrido por el set en bici.

dark-hedges

Hay dos recorridos para hacer: el Robb’s Trail y el Tywin’s Trail, hora y cuarto el primero, dos horas y cuarto el segundo, ambos incluyen 20 paradas y cuestan 27 libras por persona. Y hay más, puedes pasar la noche en el bosque de Winterfell por 195 libras por pareja.

Si llueve puedes, en cambio, visitar los enormes y modernos Titanic Studios donde también se graba la serie de HBO. Como ves, del Titanic y de Juego de Tronos hay muuuuuuchooooo.

navidad-en-belfast

Finalmente, si te gusta asistir a eventos, proyecciones, mercados, festivales, te cuento que Belfast es sede de varios durante todo el año. Todo depende de cuándo vayas tu, pero en Navidad enciende muchas luces y hay un mercadillo en el Ayuntamiento que es precioso, en Halloween hay fuegos artificiales y hasta organiza una Restaurante Week en octubre.

Lo cierto es que si vas a Dublin no hay razón para no visitar Belfast pues la distancia entre ambas ciudades es de poco más de 160 kilómetros. Puedes ir en tren o en autobús, pero el primero es un medio de transporte más caro. Bus Eireann y Ulsterbus son las compañías.

 

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *