Qué hacer en Manzanares el Real

Manzanares el Real

Hablarte de qué hacer en Manzanares el Real supone proponerte planes en medio de la naturaleza. Pero también animarte a disfrutar de preciosos monumentos y de una exquisita gastronomía. Y todo a apenas cincuenta kilómetros por carretera de Madrid.

En sus alrededores, tienes preciosas rutas de senderismo o en bicicleta y lugares para practicar la escalada. Por otra parte, su dilatada historia nos ha legado maravillosas construcciones que rememoran un pasado brillante. Y sus numerosos restaurantes nos ofrecen platos tan contundentes como sabrosos. Por todo ello, vamos a mostrarte qué hacer en Manzanares el Real.

Practicar la escalada en La Pedriza

La Pedriza

La Pedriza, una de las joyas de Manzanares el Real

Manzanares el Real se halla en la cuenca alta del río homónimo, en pleno Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Por si ello fuera poco, está considerado la puerta de entrada al monumento natural de La Pedriza, que está incluido en la Red Mundial de Reservas de la Biosfera.

Geológicamente, La Pedriza se define como un batolito monolítico. Reciben este nombre grandes masas de roca granítica formadas por la acción de movimientos tectónicos. Pero, en términos más coloquiales, lo importante es que esta zona de unas tres mil doscientas hectáreas tiene gran valor geológico. Y, por si ello fuera poco, con sus riscos, paredes, arroyos y campos, tiene enorme interés paisajístico.

Asimismo, es un lugar perfecto para que practiques la escalada, sobre todo en la zona de El Yelmo. Hallarás lugares para tu deporte como El Hueso, El Pájaro, el Rodaje, La Tortuga o La Muralla China. Incluso, si nunca has escalado, puedes iniciarte en esta disciplina en Manzanares el Real, ya que existen varias escuelas. Para obtener más información sobre ellas, puedes acudir al Centro de Visitantes de La Pedriza.

Disfrutar de la naturaleza y caminar

Ruta de senderismo

Una de las rutas de senderismo que hacer en Manzanares el Real

No obstante, si prefieres practicar deportes más tranquilos, también los tienes entre lo que hacer en Manzanares el Real. De hecho, sus alrededores están plagados de rutas de senderismo con diferente dificultad. No en balde, se trata de uno de los municipios más extensos de toda la comunidad de Madrid y más de la mitad de sus tierras son espacios naturales.

La propia Cañada Real Segoviana pasa por la zona y de ella parten numerosos caminos. Pero, entre las mejores rutas de senderismo que hacer en Manzanares el Real, te aconsejamos la senda de Quebrantaherraduras, que va hasta la zona recreativa de Cantocochino. Tiene una longitud aproximada de ocho kilómetros, es relativamente sencilla y te permite apreciar bosques de pinos y cipreses.

También te aconsejamos la ruta que va hasta la Charca Verde, una de las pozas más populares del Manzanares. O la de senda Maesa hacia el ya mencionado Yelmo. En este caso, tiene cierta dificultad debido al desnivel del terreno, aunque te permite observar caprichosas y espectaculares formaciones rocosas.

En fin, otra ruta interesante es la que va hasta el Collado de la Dehesilla. Parte desde Cantocochino y atraviesa pinares, matorrales y roquedos. Asimismo, en sus cuatro kilómetros de longitud hallarás lugares como el Cancho de los Muertos, el refugio de montaña Giner de los Ríos o El Tolmo. En este caso, la ruta está catalogada como de dificultad media, pero también te ofrece vistas increíbles.

Dedicarte a la bicicleta de montaña

Paisaje nevado

Camino nevado cerca del Collado de la Romera

Otra actividad deportiva qué hacer en Manzanares el Real es el ciclismo de montaña. Hay numerosas rutas con distinto grado de dificultad. Las tienes llanas, en las que pedalearás sin complicaciones. Pero también encontrarás otras que suben hasta cimas de montes. No obstante, en todo caso, disfrutarás, igualmente, de paisajes extraordinarios.

Quizá la ruta más popular sea la de Las Zetas de La Pedriza. Parte y termina en Manzanares y tiene una longitud de casi treinta y siete kilómetros. Por tanto, es circular y esto permite que puedas hacerla solo parcialmente. Porque es algo exigente desde el punto de vista físico, aunque no en cuanto a técnica. En todo caso, si la haces, visitarás lugares tan bonitos como el Collado de los Pastores, el área de descanso donde está la senda hacia La Nava o la ya citada Charca Verde.

Observar aves en el embalse de Santillana

Embalse de Santillana

Embalse de Santillana, donde puedes observar numerosas especies de aves

Quizá prefieras dedicarte a actividades más tranquilas como la pesca o el avistamiento de aves. También estas prácticas se hallan entre lo que hacer en Manzanares el Real. Ten en cuenta que esta villa se encuentra a orillas del embalse de Santillana, construido a principios del siglo XX para aprovechar las aguas del río Manzanares. Tiene una superficie de más de mil hectáreas y una distancia máxima entre orillas de cuatro kilómetros. Por tanto, se trata de un área extensa de enorme valor ecológico.

El embalse está rodeado de bosques de encinas y fresnos, así como de zonas de enebro, torvisco, cantueso y jara. Pero, sobre todo, es hogar de numerosas especies de aves durante todo el año, aunque hay otras que nidifican de paso. Entre las más abundantes se hallan las cigüeñas blanca y negra, el búho real, el martín pescador, la garza real, el águila calzada o el buitre negro.

No es casualidad que el entorno del embalse esté catalogado como Área Importante para la Conservación de las Aves. Asimismo, entre los lugares de observación destaca el que utilizó el naturalista Félix Rodríguez de la Fuente oculto tras un fresno. El Ayuntamiento de Manzanares ha creado, justamente, la Ruta del Árbol de Félix, que te lleva hasta esa zona para observar especies avícolas.

Este recorrido consta de dos partes. La más corta tiene unos tres kilómetros, mientras que la más larga mide seis y medio. Pero cualquiera de ellas te ofrece un maravilloso trayecto por las riberas del embalse de Santillana. Y, sobre todo, te permite contemplar numerosas aves en su hábitat natural. Incluso la Oficina de Turismo ha organizado una yincana para los más pequeños.

Conocer los maravillosos monumentos de Manzanares el Real

Castillo de Manzanares el Real

Castillo de los Mendoza en Manzanares el Real

No termina en su precioso entorno natural lo que hacer en Manzanares el Real. Como te decíamos, esta villa cuenta con una dilatada historia que se refleja en los monumentos de distintas épocas que ha conservado. Su patrimonio abarca desde pinturas rupestres hasta iglesias pasando por castillos medievales. Vamos a mostrarte los principales.

Precisamente, el gran símbolo de Manzanares es el castillo de los Mendoza. Fue construido por orden de Diego Hurtado de Mendoza, primer duque del Infantado, a finales del siglo XV, Es un impresionante edificio de planta cuadrada con cuatro torres en sus vértices y dos galerías sobre columnas octogonales. Además, está rodeado por una barbacana con saeteras. Se considera el mejor conservado de toda la comunidad de Madrid y alberga un museo de los castillos españoles. Asimismo, puedes verlo en visitas teatralizadas.

También puedes ver los restos de un castillo más antiguo de época musulmana. Por otra parte, la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves data de principios del XIV, aunque fue profundamente reformada cien años después. Combina los estilos románico y gótico, pero el pórtico, edificado posteriormente, es renacentista. Posee tres naves separadas por columnas y su presbiterio es pentagonal. En cuanto a la torre, tiene tres cuerpos y en su jardín puedes ver estelas mortuorias de los siglos XII y XIII.

Ya en plena naturaleza, tienes la ermita de Nuestra Señora de la Peña Sacra, construida a finales del XV. Y, atravesando el río Manzanares, encontrarás el puente medieval de la Cañada Real Segoviana. No obstante, también te aconsejamos que visites la Plaza del Pueblo, donde verás las Casas del Ayuntamiento. Se cree que fueron construidas por orden del Gran Cardenal Mendoza en el XVI y fueron usadas como cárcel. Muy cerca está el Parador. Recibía este nombre el complejo que servía de alojamiento a los trabajadores de la fábrica de papel instalada en la zona a principios del XIX.

Por último, en el complejo arqueológico industrial de Prado Puente tienes los restos del molino de la Tuerta, fechado a principios del XVII. No obstante, mejor conservado se encuentra el molino del Cura, que funcionó hasta los años sesenta.

Probar la deliciosa gastronomía de la zona

Caldereta de cabrito

Un plato de caldereta de cabrito

La exquisita cocina de la zona está basada, principalmente, en las carnes procedentes de su magnífica ganadería. Entre los platos que se elaboran con ella, te recomendamos probar la ternera de pasto a la brasa, la caldereta de cabrito o el conejo en escabeche. Pero también el lechado asado o la perdiz estofada.

No obstante, también puedes saborear magníficas recetas de pescado elaboradas con los que se capturan en el Manzanares. Por ejemplo, las tienes con la carpa o el lucio como principales ingredientes. Igualmente, son muy sabrosas las patatas al caldero y la sopa de cocido con hierbabuena. Finalmente, en cuanto a los postres, tienes que probar el puche. Se elabora con harina, azúcar, leche, aceite, pan cortado en dados, piel de limón y anises.

Por último, si es fin de semana y te apetece dar un paseo después de comer, puedes visitar el mercadillo de artesanía, que recupera las tradiciones artísticas de la zona. Cuenta con unos cuarenta puestos y se celebra sábados y domingos.

En conclusión, te hemos mostrado qué hacer en Manzanares el Real. Pocas localidades conjugan tan magníficamente belleza natural y patrimonio de monumentos. Si a todo ello añades su deliciosa cocina, tienes todos los ingredientes para visitar esta preciosa villa de la Comunidad de Madrid.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*