Qué hacer en Mikonos

Mikonos Chora

Las islas griegas son un verdadero paraíso turístico. De hecho, Grecia es un destino muy completo para vacacionar ya que ofrece historia y cultura y la posibilidad de disfrutar de días de sol y playa.

Hay muchas islas griegas, pero sin dudas una de las más populares a nivel internacional es la isla de Mikonos. Veamos hoy qué hacer en Mikonos.

Mikonos

Mikonos

Como dijimos al comienzo, Grecia tiene muchos grupos de islas y Mikonos se ubica dentro de las llamadas Islas Cícladas, sobre las aguas del Mar Egeo. La habitan de manera permanente poco más de diez mil personas, pero eso número crece cuando llegan las vacaciones del verano europeo.

Mikonos tiene una superficie de 85.5 kilómetros cuadrados y su punto más alto no supera los 364 metros de altitud. Es una isla de perfil suave, apenas algunas colinas no muy altas. Ahora bien, ya estás en Grecia continental y quieres ir a Mikonos, ¿cómo haces?

Llegar a Mikonos no es difícil: por un lado hay vuelos directos desde muchas ciudades de Europa . Puedes volar desde Madrid, Amsterdam, Viena, Londres, Munich, París, Lyon o Barcelona, por ejemplo. Eso sí, no son vuelos directos así que deberás pasar por Atenas y tomar un vuelo doméstico rumbo a la isla, o un ferry desde Rafina o El Pireo.

Los ferries desde Atenas funcionan todos los días.  Las empresas que operan esta ruta son Blue Star Ferries, Golden Star ferries, Hellenic Seaways y SeaJets, y completan la ruta en un viaje que puede durar desde dos horas y media hasta cinco horas y media. Los tickets pueden costar entre 30 y 90 euros, dependiendo del tipo de barco y clase. La mayoría de los ferries parten del Pireo, al que llegas desde el centro de Atenas en metro.

Llegar en ferrie a Mikonos es la opción más barata y popular para llegar a la isla. Si vas en temporada alta, compra los tickets rápido.

Qué ver en Mikonos

Mikonos

Mikonos es sin dudas una de las islas más hermosas del Egeo. Se ubica al norte de Santorini y es una isla pequeñita, fácil de recorrer en un día o dos de viaje, aunque si tienes más tiempo la vas a disfrutar mucho más.

En principio puedes elegir cómo vas a recorrer la isla. Una buena opción es alquilar una moto, pero recuerda llevar licencia. Si no sabes conducir una moto las opciones son los taxis o los autobuses. En los meses de verano la frecuencia de los autobuses es muy buena. La terminal está en el puerto de yates, en el centro de la ciudad.

Otra opción es alquilar un kaiki, un pequeño botecito que puede acercarte a zonas más alejadas, como la playa de Platis Yialos o más allá, a la Isla de Delos. Los taxis, obviamente, siempre son más caros.

Lo segundo es decidir qué ver en Mikonos y aquí comienza lo interesante y divertido del viaje. Yo aconsejo caminar un poco la ciudad capital empezando la caminata por la mañana. El centro tiene callecitas y pasajes, muchos sitios para comer, desayunar o sentarse a ver la gente pasar. ¡Y la de fotos hermosas que vas a tomar! Cuando llegue la hora del almuerzo puedes enfilar tus pasos rumbo al Puerto Viejo y comer pescados y mariscos. Por ejemplo, en uno de los restaurantes favoritos de todos que es el Katerina.

Mikonos

Si hay alguna postal clásica de Mikonos son sus molinos. Los molinos de Mikonos son hermosos, casi sobre acantilados, blancos, altos, son los monumentos de la isla. Los encuentras sobre la costa de la ciudad de Mikonos y siempre están a la vista. Por siglos los molinos fueron utilizados para refinar granos, pero el avance de la tecnología los dejó obsoletos. Los molinos mas famosos son los de Kato Myloi, que miran desde una colina a las aguas del Egeo.

De todos los molinos que algunas tachonaron Mikonos, solo quedan siete bien preservados. Lo mejor es subir colina arriba en Chora y visitar el molino de Boni que hoy funciona como un museo. Las vistas desde arriba son fantásticas y el atardecer es genial.

El segundo sitio más popular de Mikonos es Little Venice. Se trata de un barrio muy colorido que linda con el mar. Se llama así porque parece Venecia, pero hoy en día las viejas casas se han convertido en restaurantes y bares elegantes. Obvio, es un sitio la mar de popular para ver el atardecer.

Mikonos

Salir de compras también es algo para hacer, aunque no es la isla más barata de Grecia. Puedes comprar ropa, joyas, bisutería, artículos de piel, souvenires y algo de arte local. Yo tengo un par de vestidos de verano de lino que son realmente hermosos y los compré a muy buen precio.

La excursión que nadie se pierde estando en Mikonos es visitar la isla de Delos. Es un sitio arqueológico Patrimonio Mundial, famoso por el oráculo de Delos y por supuestamente ser el lugar de nacimiento de Apolo de Artemis. No vive nadie allí, pero puedes llegar en alguno de los numerosos barcos que todos los días unen el puerto viejo de Mikonos con Delos, menos los lunes que la isla está cerrada.

Delos

Calcula que el bote cuesta unos 20 euros por adulto y que la entrada al Sitio Arqueológico de Delos cuesta 12 euros. Lo mejor es hacer una visita guiada para no perderse ningún detalle. Y a la vuelta, puedes aprovechar y caminar por el Puerto Viejo de Mikonos que es un sitio muy pintoresco para caminar, especialmente a la noche. Hay cafeterías, restaurantes y pelícanos, todo mirando al mar.

Las iglesias de Mikonos también pueden ser protagonistas: hay muchas, se dice que alrededor de 800 y de ellas 60 se pueden ver desde el centro de la ciudad. Algunas de las más famosas son la de Agios Nikolaos, en Chora, y el Monasterio de Panagia Tourliani, en Ano Mera.

Iglesias en Mikonos

Y por supuesto, Mikonos es sinónimos de playas. Las playas son famosas por sus arenas doradas y sus aguas super cristalinas. Hay playas para todos los gustos. Si te gusta la gente y la fiesta puedes ir a la Playa Paraíso y a la Super Paraíso. Si eres más de la onda familiar te conviene ir a la playa Kalo Livadi, Ornos, Lia o Elia. Para playas mas alejadas y tranquilas puedes probar con Agios Sostis o Kapari. Para una playa bien famosa, ve a Psarou.

Ojo que si la playa es famosa es cara: Paraga o Ftelia tienen bares de playa donde vas a gastar bastante dinero en tu diversión. Si no te molestan los tours puedes probar apuntarte al tour de todo el día por la costa, que incluye almuerzo.

Playa Psarou

Vamos llegando al final pero no podemos olvidarnos del faro Armenistis, que está situado en el Cabo Armenistis. Es un faro viejo, construido en el borde de un acantilado que mira al Egeo. Todavía funciona: su torre octogonal y su brillante luz enfocan al mar todos los días.

Tampoco podemos olvidar el Museo Arqueológico de Mikonos. Será pequeño pero es interesante y abre todos los días de 8:30 am a 3 pm, salvo los lunes y días festivos. Otro museo es el Museo Marítimo de Mikonos, con mapas antiguos y documentación naval, herramientas y modelos de barcos a través del tiempo.

Faro en Mikonos

Mikonos no solo es el centro y la ciudad, también hay aldeas. Está la aldea de Ano Mera, en el corazón de la isla, con sus casitas blancas. Esta cerca del Monasterio de Panagia Tourliani, en realidad es un pequeño complejo de iglesias y claustros. Las aldeas siempre recomiendo visitarlas si te quedas más de dos días. Lo mismo para hacer los cruceros alrededor de Delos y de las Islas Rhenia, islas en las que no vive nadie pero que tienen unas aguas super azules.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*