Qué hacer en República Dominicana

Imagen| Pixabay

Pensar en República Dominicana es imaginar su hermosas playas de arena blanca, sus aguas turquesas repletas de corales donde viven ballenas jorobadas y peces de colores, su exuberante selva con lagunas, cuevas e incluso con el pico más alto del Caribe: el pico Duarte.

Sin embargo, República Dominicana es mucho más. Santo Domingo, la capital del país, todavía conserva las impresionantes edificaciones de estilo colonial que formaron parte de una de las primeras ciudades fundadas por los españoles en América.

Añade a todo ello su estupendo clima y la calidad de sus gentes. Hospitalarios, divertidos, despreocupados… ¡No querrás marcharte de este maravilloso país! ¿Quieres saber todo lo que puedes hacer en República Dominicana? ¡Te lo contamos!

Pico Duarte

Si te gusta el senderismo, una de las cosas que hacer en la República Dominicana es ascender Puerto Duarte, el pico más alto de las Antillas con sus 3.087 metros de altitud. Está rodeado de varios picos que superan los 2.600 metros como Pico del Barranco, Pelona Grande, Pico del Yaque o Pelona Chica pero Pico Duarte es el mejor mirador en el país y la estrella de la cordillera central con sus 250 kilómetros de longitud.

La subida al Pico Duarte dura tres días y empieza próxima a la presa de Sabaneta, alrededor de 20 kilómetros al norte de San Juan de la Managuana, una de las ciudades más antiguas del país. El camino transcurre por campos de cultivo hasta los 1.500 de altitud para luego pasar a espesas extensiones de pino criollo. La primera noche del recorrido se hace en el refugio del Alto de la Rosa y la siguiente en el de Macutico. Durante el último día de la ruta, llegarías a la cima y te alojarias en el refugio de La Comparición.

Desde lo más alto del Pico Duarte contemplarás unas hermosas vistas de las que seguro tomarás varias fotografías para llevarte a casa. Además, cerca de este lugar nacen Yaque del Sur y Yaque del Norte, los dos ríos principales de República Dominicana. Aprovecha esta salida para conocerlos también.

Parque Nacional Los Haitises

En el noreste se halla uno de los rincones más bellos de la República Dominicana, un territorio virgen con aguas turquesas, manglares, aves migratorias y maravillosas grutas decoradas por los indios taínos: el Parque Nacional Los Haitises. Un paisaje único que por su aspecto salvaje fue elegido para filmar algunas escenas de la película Parque Jurásico.

El Parque Nacional de los Haitises es una joya natural. Una combinación de agua y roca que despliega todo un sistema kárstico formado hace 50 millones de años a lo largo de 1.600 kilómetros cuadrados. Complicado de explorar para el hombre europeo, los taínos sí lograron asentarse en los Haitises. En la actualidad, puedes disfrutar de su belleza a pie, en barca o en kayak y conocer las cuevas de La Arena y La Línea.

Península de Samaná

Es mundialmente sabido que las playas de República Dominicana son unas de las más hermosas del mundo y buena parte de la fama la llevan las de Punta Cana. Sin embargo, las de Samaná son igual de bonitas y tienen la ventaja de que no están saturadas de turistas. Algunas de ellas que querrás fotografiar sin playa Punta Popy, playa Las Galeras o playa Bacardi.

Además, de tomar el sol y saltar las olas en Samaná se pueden hacer otras actividades como buceo, tirolina, paseos a caballo o senderismo. Mediante una caminata de 2,5 kilómetros por la selva podrás llegar a la impresionante casaca del salto del Limón, un enorme salto de agua de 40 metros de altura.

Si tu viaje coincide entre los meses de diciembre y marzo tendrás la oportunidad de ver en las aguas de la bahía de Samaná el paso de las ballenas jorobadas, uno de los mejores espectáculos de la naturaleza.

Cuando termines de disfrutar de la naturaleza en esta parte de la República Dominicana, no te olvides de visitar los mercadillos de Las Terreras o Santa Bárbara de Samaná, los pueblos más grandes de la península.

Santo Domingo

Imagen| Pixabay

Las playas y la selva de República Dominicana se convierte en el mayor reclamo turístico del país de cara al extranjero pero entre las mejores cosas que hacer en República Dominicana es visitar Santo Domingo, su capital, que aún conserva los edificios originales que formaron parte de una de las primeras ciudades fundadas por los españoles en América.

Estas construcciones históricas se hallan en la parte antigua de la ciudad conocida como Ciudad Colonial, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Paseando por sus calles empedradas verás el Alcázar de Colón (residencia del virrey Diego Colón), el Monasterio de San Francisco (primer monasterio del Nuevo Mundo, construido por la orden franciscana en 1508), la Catedral Primada de América (la más antigua de América), la Fortaleza Ozama (primera construcción defensiva de las Américas), la Casa del Cordón (primera casa de piedra de dos plantas construida por los españoles en América) y la Puerta de la Misericordia, primera puerta de acceso a Santo Domingo.

Hay muchas más iglesias, conventos, fortalezas, casas de piedra y antiguos edificios que albergaron organismos oficiales de los españoles en las Américas.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*