Qué hacer en Soria

Vista de Soria

Soria

¿Qué hacer en Soria? Esta pregunta se la han hecho numerosos visitantes de Castilla y León. Porque esa ciudad es una de las menos populares para el turismo de España. Y sin embargo ofrece al visitante muchos tesoros tanto naturales como artísticos, además de una contundente y deliciosa gastronomía.

Con una situación privilegiada entre los cerros del Mirón y del Castillo y bañada por el río Duero, Soria se fundó como ciudad a finales del siglo XI. Sin embargo, las pinturas rupestres halladas en el monte Valonsadero indican que la zona ya estuvo habitada durante la Edad del Hierro. Y todo ello sin olvidar que, a pocos kilómetros de Soria estuvo la heroica ciudad de Numancia. En definitiva, la localidad castellana tiene mucho que ofrecerte. Si tú también te preguntas qué hacer en Soria, te invitamos a acompañarnos.

Qué ver en Soria

A pesar de su pequeño tamaño, Soria cuenta con un interesante patrimonio monumental y también con magníficos espacios naturales de montaña. No en balde se halla a una altura de 1063 metros sobre el nivel del mar. Vamos a comenzar nuestra visita por Soria.

Concatedral de San Pedro

Es el principal monumento religioso de Soria. Fue construida en el siglo XVI sobre los restos de una antigua iglesia monacal de la que aún conserva elementos. Por fuera es bastante sobria, pero en su interior alberga numerosas capillas y un precioso claustro románico anterior al templo actual. El edificio combina este estilo arquitectónico con el gótico y fue construido a imagen de la Colegiata de Berlanga de Duero.

La concatedral de San Pedro

Concatedral de San Pedro

Otras iglesias

Una de las cosas que tienes que hacer en Soria es, justamente, recorrer los numerosos templos que se hallan repartidos por la ciudad y que son auténticas joyas arquitectónicas. Entre ellos destacan la iglesia de San Juan de Rabanera, de estilo románico y edificada en el siglo XII. También debes visitar la iglesia de Nuestra Señora del Espino, con sus elementos platerescos, y la de Santo Domingo, en cuya portada hay una trinidad paternitas casi única, pues solo existen cinco como ella en el mundo.

No obstante, quizá Soria es más famosa por las ermitas que posee. Muy interesante es la de Nuestra Señora del Mirón, un precioso templo barroco edificado sobre otro más antiguo de estilo románico.

Y otro tanto puede decirse de la ermita de San Saturio que, enclavada en una ladera, parece mantenerse en equilibrio ante el vacío. Fue construida sobre una cueva donde, según la leyenda, vivió el anacoreta visigodo San Saturio, hoy patrono de Soria, y es de estilo barroco. Además, esta ermita se encuentra en el maravilloso parque del Castillo, donde se hallan los restos de esta construcción y tienes un mirador que te ofrece espectaculares vistas del cauce del Duero.

Plaza Mayor de Soria

Plaza Mayor

Plaza Mayor

Otra cosa que tienes que hacer en Soria es visitar la plaza Mayor. Se encuentra en uno de los extremos de la calle del Collado, donde encontrarás numerosas tiendas y bares. La plaza es una joya por sí misma, pero además alberga construcciones magníficas. Por ejemplo, la Casa del Común, reformada en el siglo XVIII y que actualmente es sede del Archivo Histórico, o los palacios de la Audiencia y de los Doce Linajes. Finalmente, encontrarás en la plaza la torre de Doña Urraca, del siglo XV; la fuente de los Leones, del XVIII, y la iglesia de Santa María la Mayor, con un precioso retablo plateresco.

Palacio de los condes de Gómara

Es la construcción más representativa del estilo renacentista civil en la ciudad castellana. Exteriormente lo conforman dos cuerpos. Uno es compacto y con grandes balcones, mientras que el otro, más elaborado, presenta una doble arquería de doce y veinticuatro arcos de medio punto sobre columnas toscanas. Respecto al interior, destaca su magnífico patio porticado de dos pisos.

Palacio de los Ríos y Salcedo

Perteneció a la misma familia que edificó el anterior. Pero es algo más antiguo, de principios del siglo XVI. Destaca su portada renacentista decorada con elementos platerescos. Se encuentra en la plaza de San Clemente, donde también está la Casa de la Inquisición, con sus tres balcones ricamente forjados.

Museo Numantino

Entre las cosas que tienes que hacer en Soria, la visita a este museo es imprescindible. Como te decíamos, a las afueras de la ciudad estuvo Numancia, que ha pasado a la historia por el brutal sitio que padeció y que soportó heroicamente.

El palacio de los condes de Gómara

Palacio de los condes de Gómara

En realidad, se trata de un museo arqueológico que posee objetos del Paleolítico como la denominada pieza solutrense y del Neolítico. Pero, lógicamente, también guarda todos los objetos hallados en la antigua Numancia. Entre ellos destacan los incluidos en la cerámica celtibérica numantina: vasos, platos, jarras o trompas que pertenecieron a los habitantes de la heroica ciudad prerromana.

Por otra parte, también tienes que ver en Soria el museo Medieval de San Juan de Duero, un conjunto de arquitectura románica que fue monasterio perteneciente a la Orden de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén y que actualmente está en ruinas. Sin embargo, visitarlo es realmente impresionante por su magnificencia.

Otras cosas que hacer en Soria

Además de ver monumentos, en Soria puedes hacer otras muchas cosas. Por ejemplo, seguir la llamada Ruta Machadiana, que recorre los distintos espacios relacionados con el gran poeta. Como sabes, vivió en Soria, donde se casó con Leonor Izquierdo, quien moriría pocos años después. Esta ruta te llevará a la iglesia de Santa María la Mayor, donde contrajeron matrimonio; a la iglesia del Espino, donde está el olmo seco que inmortalizó en uno de sus poemas, o al instituto donde impartió clases de francés y que aún conserva su aula tal como era.

También puedes disfrutar en Soria de magníficos bares y restaurantes donde tapear y comer. Se hallan principalmente en la ya mencionada plaza de San Clemente, popularmente conocida como «el Tubo», y es la zona donde se congregan los sorianos para disfrutar de su exquisita gastronomía.

Qué comer en Soria

Lo anterior, nos lleva a hablarte de la gastronomía soriana. Productos destacados de la misma son la trufa negra, los embutidos como la morcilla dulce, el cordero y los quesos.

Unos torreznos

Torreznos

En cuanto a los platos típicos de la ciudad, debes probar justamente el somarro de cordero, que es sangre fresca de este animal sazonada y elaborada a la brasa. Pero, si de platos braseados hablamos, la provincia tiene torreznos con marca de garantía. También son recetas habituales en Soria el toro guisado en caldera, el ajo arriero de bacalao, las truchas ahumadas, las perdices escabechadas y las migas. Estas últimas son un plato compartido con otras muchas zonas de España como Salamanca, Extremadura o Murcia.

Más típico aún es el paturrillo, un guiso de manitas de cerdo y callos. Y, en cuanto a la repostería, te aconsejamos que pruebes las yemas y las paciencias de Almazán, los mantecados y sobadillos, así como la tarta costrada, compuesta por varias capas de hojaldre con crema y nata entre ellas.

En conclusión, estas son algunas de las cosas que hacer en Soria. Si visitas la ciudad, disfrutarás de un magnífico patrimonio artístico, vistas de preciosos paisajes castellanos y una deliciosa gastronomía. ¿No te apetece conocerla?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*