Qué ver cerca de las Barrancas de Burujón

Barrancas de Burujón

Si quieres saber qué ver cerca de las Barrancas de Burujón es porque has oído hablar de esta maravilla de la naturaleza y te propones visitarla. Tienes pensado conocerla, pero también deseas disfrutar de sus alrededores y de sus localidades cercanas.

Se las conoce, igualmente, como Barrancas de Castrejón y Calaña y se encuentran a unos treinta kilómetros de la ciudad de Toledo, en su misma provincia. Pertenecen, por tanto, a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. Pero, como serán lo primero que visitarás, antes de recorrer sus alrededores, vamos a explicarte todo lo que necesitas saber sobre ellas. Luego nos centraremos en qué ver cerca de las barrancas de Burujón.

Qué son y cómo se formaron las barrancas de Burujón

Vista de las Barrancas

Vista completa de las Barrancas de Burujón

Las barrancas son lo que se denomina cortados arcillosos. Tienen una longitud de, aproximadamente, un kilómetro y llegan a alcanzar alturas de más de cien metros. De hecho, el punto de máxima altitud, que es el llamado pico Cambrón, mide ciento veinte.

Empezaron a formarse hace unos veinticinco millones de años, durante el Mioceno, por la erosión del viento y, sobre todo, de las aguas del río Tajo sobre el terreno arcilloso. Así, fueron creándose estas cárcavas que hoy nos impresionan por su belleza. Ya en 1967, se construyó el embalse de Castrejón, que contribuye a hacer más espectacular el conjunto.

Si puedes, te aconsejamos que las visites al atardecer. Porque la puesta de sol hace que el color rojizo de sus paredes brille aún más. Desde 2010, las barrancas están catalogadas como Monumento Natural e, igualmente, ostentan las categorías de Zona de Especial Protección de Aves y de Lugar de Interés Comunitario de la Red Natura 2000. Pero también es importante que te expliquemos cómo visitarlas.

Cómo visitar las barrancas de Castrejón y Calaña

Barrancas de Castrejón y Calaña

Las Barrancas de Burujón al atardecer

Si viajas desde Toledo, llegarás a las barrancas por la carretera CM-4000 que comunica la capital con Talavera de la Reina. En el kilómetro 26 tienes una pista de tierra a mano izquierda que te llevará hasta el aparcamiento para coches.

Justamente de él sale la Senda Ecológica de las Barrancas, creada en 2002 para que los visitantes disfruten al máximo de esta maravilla de la naturaleza. Apenas tiene tres kilómetros de longitud y atraviesa campos de labranza. Pero, sobre todo, te lleva a dos espectaculares miradores. No obstante, sobre todo si vas con niños pequeños, ten cuidado porque el camino discurre paralelo a los acantilados y no existen vallas de protección. Además, al tratarse de suelo arcilloso, no tiene consistencia y, si se acercan al borde, podrían caer al vacío.

El primer mirador es el del Cambrón, pico que ya te hemos mencionado. Apenas tardarás quince minutos en llegar hasta él y te ofrece una panorámica completa de este impresionante lugar. Un poco más lejos, tienes el de los Enebros, junto al que, además, tienes una zona de merendero.

Asimismo, en el trayecto verás diferentes paneles informativos sobre la flora y la fauna de las barrancas. En cuanto a la primera, la propia conformación del terreno hace que sea escasa. Apenas verás algún sauce, carrizo y efedra. Muy diferente es el caso de la fauna. Respecto a ella, las aves son las auténticas protagonistas. Hay distintos tipos de águilas, búhos reales y buitres negros. En cambio, el halcón peregrino, que era muy abundante, ha disminuido su población en los últimos años.

Junto a estos, también puedes ver cernícalos, gavilanes, cormoranes o martinetes. En cuanto a los mamíferos, en la zona hay especies como la jineta, el gato montés, la liebre y la garduña. Tampoco faltan culebras como la de escalera, lagartos como el ocelado y ranas comunes. En definitiva, se trata de un lugar tan impresionante que ha sido bautizado como «el Gran Cañón del Colorado de Toledo» por su similitud con el de Estados Unidos. Pero aún tienes más sorpresas en los alrededores.

Localidades qué ver cerca de las barrancas de Burujón

Plaza Mayor de La Puebla de Montalbán

La bonita plaza Mayor de La Puebla de Montalbán

Como te decíamos, las barrancas se encuentran en la provincia de Toledo, concretamente, ocupan una superficie de 217 hectáreas entre los municipios de Burujón, Aldearreal de Tajo y La Puebla de Montalbán, tres bonitas villas que también te aconsejamos visitar. Pero, principalmente, todas ellas pertenecen a la comarca de Torrijos, otra localidad llena de interés. Vamos a mostrarte, por tanto, qué ver cerca de las barrancas de Burujón.

La Puebla de Montalbán

Museo La Celestina

Fachada del Museo La Celestina

Esta villa de unos ocho mil habitantes es famosa porque vio nacer a Fernando de Rojas, considerado autor de La Celestina. De hecho, cuenta con un museo dedicado a esta universal obra literaria y a su creador. Se halla en un edificio de finales del siglo XIX que fue hospital de beneficencia y colegio de segunda enseñanza. También se organiza en la localidad un Festival Celestina, que ofrece obras teatrales, un mercado renacentista y otras actividades.

No obstante, quizá el símbolo de La Puebla sea la Torre de San Miguel. Es lo que queda de una primitiva iglesia y está fechada a principios del XVII. De rasgos herrerianos, tiene planta cuadrada y tres alturas coronadas por un tejado a cuatro aguas. En cambio, pese a su nombre, el castillo de Montalbán no se encuentra en esta villa, sino en la cercana e igualmente bonita San Martín de Montalbán. No obstante, también te aconsejamos que lo visites, al igual que la cercana iglesia de Santa María de Melque.

Volviendo a La Puebla, es espectacular el palacio de los condes de Montalbán, una obra de arte renacentista del siglo XVI. Destaca por su simetría y su pórtico principal. En él murió Diego Colón, hijo del gran almirante. Enmarca, junto al Ayuntamiento y a la iglesia que te mencionaremos, la coqueta plaza Mayor, con sus arcadas típicamente castellanas. A la misma época pertenece el puente de once ojos sobre el río Tajo.

Respecto al patrimonio religioso de La Puebla, te aconsejamos que visites los conventos de los Padres Franciscanos y de las Madres Concepcionistas, ambos representativos del renacimiento toledano. Anterior es la iglesia de Nuestra Señora de la Paz, pues fue edificada en el siglo XV y está consagrada a la patrona de la villa. Finalmente, visita las ermitas del Cristo de la Caridad, de San José y del Santísimo Cristo del Perdón.

Torrijos

Colegiata de Torrijos

Colegiata del Santísimo Sacramento en Torrijos

Es la localidad más grande de la comarca, con unos catorce mil habitantes. Importante desde época visigoda por ser lugar de paso entre la capital del reino, Toledo, y la ciudad de Ávila, te ofrece un buen número de espectaculares monumentos. Te aconsejamos, en primer lugar, que te acerques a la plaza Mayor, cuya edificación data del siglo XVI, aunque ha sufrido distintas reformas.

Pero el gran símbolo de Torrijos es la Colegiata del Santísimo Sacramento, igualmente construida a principios del XVI con rasgos de transición entre el estilo gótico y el renacentista. En su interior, puedes visitar tres capillas. La de San Gil está destinada al patrón de la localidad. Pero tiene más interés la Capilla Mayor, actualmente convertida en museo parroquial. Entre sus piezas, destacan el retablo debido a Juan Correa de Vivar y un tabernáculo dorado.

Junto a la colegiata, el otro emblema de Torrijos es el imponente palacio de don Pedro de Castilla, que mandó construir este monarca castellano para su esposa, María de Padilla. Sin embargo, la edificación que podemos ver hoy es posterior. Se debe al arquitecto Antón Egas, maestro del gótico español, al que añadió rasgos mudéjares. Es una impresionante construcción que alberga, igualmente, tesoros en su interior. Es el caso de sus dos claustros y de la Sala Capitular, que posee un bello artesonado. Aunque alberga dependencias municipales, puedes visitarlo incluso con guía.

También te aconsejamos que veas en esta preciosa villa toledana la capilla del Cristo de la Sangre. Fue construida sobre una antigua sinagoga por Gutierre de Cárdenas como parte del Hospital de la Santísima Trinidad. Destaca en el conjunto su espectacular patio renacentista y la imagen del Cristo de la Sangre, que le da nombre.

Finalmente, no dejes de ver en Torrijos la estación de ferrocarril. Se trata de una preciosa construcción del siglo XIX realizada con piedra berroqueña y decorada con arcos de medio punto. Y, si te gustan los castillos, la comarca te ofrece varios espectaculares. Ya te hemos hablado del de Montalbán, pero, además, tienes los de Barcience, Caudilla, San Silvestre, Escalona, Maqueda y Guadamur. Este último ha sido restaurado en el año 2000 y se encuentra en perfecto estado de conservación.

Albarreal de Tajo y Burujón

Burujón

Ayuntamiento de Burujón

Terminamos nuestro recorrido por lo que ver cerca de las barrancas de Burujón en estas dos pequeñas localidades que también pertenecen a la comarca de Torrijos. En Albarreal, te recomendamos que visites la iglesia parroquial de la Asunción, construida en el siglo XVI, aunque mayoritariamente gótica. Asimismo, en el cerro del Moro tienes la ermita de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena.

En cuanto a Burujón, destaca la ermita de San Pantaleón, una maravilla del siglo XVIII que recrea el estilo mudéjar. También merece la pena que veas la moderna iglesia de San Pedro Apóstol, con su aire vanguardista, y el palacio de los condes de Cifuentes.

En conclusión, te hemos mostrado qué ver cerca de las barrancas de Burujón, en la provincia de Toledo. Ahora ya sabes qué puedes visitar en localidades con tanta historia como La Puebla de Montalbán o Torrijos. Pero también dispones de toda la información para ver esa maravilla natural creada por el río Tajo a lo largo de millones de años. Anímate a conocerla.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*