Que ver en Aranjuez

Aranjuez es un gran destino turístico si estás pensando visitar España. Muy cerca de Madrid, a solo 47 kilómetros, puedes acercarte a conocer sus tesoros arquitectónicos y culturales. Descansa sobre un valle, en la confluencia de los ríos Jarama y Tajo, rodeado de bellos cerros y mesetas.

Aranjuez es bien verde, ha estado poblado por miles de años, aunque recién en la Edad Media y de la mano de la Reconquista empezó a ser más importante, y terminó siendo un sitio de relax y descanso para la monarquía. Veamos qué ver en Aranjuez.

Que ver en Aranjuez

No podemos dejar de empezar por el Palacio Real que se construyó sobre la antigua casa de los maestros de la Orden de Santiago. Esta orden, religiosa y militar, surgió en el siglo XII en el reino de León, con el objetivo de proteger a los peregrinos del Camino de Santiago y expulsar a los musulmanes de toda la península. Después fue suprimida, restituida y vuelta a suprimir, y hoy sobrevive como una organización nobiliaria honorífica y religiosa.

Bien, el Palacio Real es de estilo renacentista, con ladrillos y caliza que lo hacen bicolor, a estas alturas algo característico de toda la ciudad. El proyecto constó de varias etapas y la primera fue bajo el reinado de Felipe II, en el siglo XVI. Después, bajo Felipe V, en el siglo XVIII, se realizaron las etapas siguientes. El Palacio Real abre de martes a domingo de 10 am a 6 pm entre octubre y marzo y de 10 am a 7 pm entre abril y septiembre.

El Real Sitio también tiene hermosos jardines de distintos estilos. Por ejemplo, está el Jardín del Rey, con muchas esculturas estilo romanas, el Jardín de la Isla, con fuentes, el Jardín del Parterre de estilo francés y el Jardín del Príncipe que es el más grande de todos y es de estilo paisajista, con sus fuentes, islas, un estanque de estilo chino y un pequeño palacete de recreo, la Casa del Labrador. También está el Jardín de Isabel II, de uso público desde siempre.

Aranjuez tiene además una amplia zona de tierras con paseos arbolados, sotos, huertas y prados y se pueden ver aún las importantes obras de ingeniería hidráulica que se hicieron en su momento para hacer llegar el agua para el riego de todos estos lugares. Hablamos de acequias, canales y presas que, amén del riego, en su momento permitían también que se hicieran espectáculos acuáticos para los nobles, o para permitir la navegabilidad del Tajo, filtrar el agua y accionar los molinos…

El entramado de paseos fue pensado de antemano, así que se diseñaron también plazas, glorietas y calles. El primer ordenamiento fue en la zona del Pico Tajo y después a lo largo del río, aunque en la orilla norte no hubo tanta mano humana metida y hasta hoy puede verse vegetación típica.

La Plaza de San Antonio es una belleza del mediados del siglo XVIII y se construyó para conectar el conjunto de palacios con la nueva villa. Los edificios a la redonda son un tesoro: por ejemplo, la Iglesia de San Antonio de la misma época, la Casa de Caballeros y Oficios de los siglos XVI y XVII, donde residían hombres de la corte, la Casa de Infantes o también el Jardín de Isabel II que nombramos antes. La Fuente de Mariblanca también sobresale en un extremo.

Obviamente también hay varios edificios dedicados a los nobles. La corona mandó a construir residencias para sus cortesanos y empleados, pero también hay edificios construidos por profesionales y comerciantes. Como destino de descanso real los reyes eran acompañados hasta aquí por su corte, así que había que alojar a estas personas que formaban parte de la comitiva.  Por ejemplo, está el Palacio de Godoy, el Palacio de los Duques de Osuna, el Palacio de Medinaceli, la Casa del Duque de Acos o el Palacio Silvela.

A los edificios nobles se suman los edificios civiles entre estos últimos podemos nombrar la Casa del Gobernador, la Casa de Diego Agudo de Cevallos, el Parador del Rey o la Casa de Empleados. Además, hay edificios para el uso de la población en general como el Hospital de San Carlos, la Plaza de Toros, el Mercado de Abastos, la estación del tren construida ya en el siglo XX o el Teatro Real Carlos III.

A estos edificios nobles y civiles se suman los edificios religiosos como la Iglesia de Alpajés, la de San Antonio, el Convento de San Pascual. Por último, pensando en el aprovisionamiento de la población de Aranjuez, durante el reinado de Carlos III, empezó la explotación agropecuaria: hay viñas, olivos, granos, frutales y todas las construcciones necesarias para el uso, manteminiento y explotación.

Las elegantes Cocheras de la Reina Madre se construyeron en el siglo XVIII y están al lado de la plaza de Abastos. Albergaba las caballerizas, habitaciones y cocheras de Bárbara de Braganza, la esposa del rey Fernando VI. Se incendiaron bajo la dominación de Napoléon y fue restauradas hasta que en 1985 encontró su destino final: Centro Cultural Isabel de Farnesio con un archivo, una escuela de música y una biblioteca.

El Teatro Real Carlos III es del siglo XVIII fue teatro y cine y cerró en 1989, para abrir de nuevo en 2014. Puedes acercarte a conocerlo. ¿Aranjuez tiene museos? Claro, está el Museo Taurino dentro de la plaza de toros, y el Museo de Falúas Reales, dentro del Jardín del Príncipe, junto al embarcadero. Aquí verás embarcaciones de recreo reales que son una tesoro. Algo así como góndolas: hermosas, decoradas, refinadas, con relieves y pinturas.

Aquí la embarcación más antigua y elegante es la de Carlos II, del siglo XVII, bien dorada y real. También está la falúa de Carlos IV, del siglo XIX, construida en Cartagena y con el escudo real en la popa. El museo abre de martes a domingos de 10 am a 6 pm y la entrada la compras en la taquilla del Palacio Real por 9 euros. Si vas un miércoles o un domingo desde las 3 pm no pagas entrada, lo mismo el 18 y el 12 de mayo.

Como dijimos al comienzo Aranjuez está muy cerca de Madrid así que puedes ir por tu cuenta. Obvio, también puedes apuntarte a una visita guiada que dura dos horas y otra opción un poco más larga, de dos horas y media. Y una tercer opción muy buena es hacer un paseo en barco por el Tajo.

Por último, Aranjuez también celebra fiestas que puedes disfrutar: en mayo tiene lugar la Feria de Artesanía, el Festival de Música Tradicional Aranjuez Folk,  la Feria del coche usado y seminuevo, el Día de San Isidrp Labrador, el Día de San Fernando, el patrón de la ciudad y el Festival de Música Antigua. Después, está la Feria del Libro, las Fiestas del Motín, el Carnaval, la Semana Santa…

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

bool(true)