Qué ver en Astorga, provincia de León

¿Te apetece realizar una pequeña escapada de fin de semana? Los grandes viajes requieren varios días para descubrir un destino a fondo, pero no debemos desperdiciar los fines de semana, porque en un par de días podemos ver pequeños lugares que tienen mucho por mostrarnos, como ocurre con la población leonesa de Astorga. Un viaje sencillo en el que disfrutar de un lugar tranquilo con su propia historia.

En Astorga nos encontraremos en el centro de la provincia de León y disfrutaremos de algunos monumentos pero también de sorpresas como el original Museo del Chocolate. Porque estas pequeñas escapadas pueden dar lugar a viajes muy interesantes conociendo todos los rincones de nuestra geografía.

Cómo llegar a Astorga

El punto de partida sería León, ya que aquí es sencillo llegar desde cualquier punto del país e incluso puede que lleguemos en avión. De esta forma, solamente tendremos que coger la AP-71 y la N-120 carretera de Logroño que lleva a Astorga. Es un lugar bastante grande en comparación con algunas de las poblaciones colindantes, por lo que nos lo encontraremos bien señalizado.

Un poco de historia de Astorga

Esta pequeña ciudad nació como un campamento romano en el que luego se asentaron poblaciones. Se convirtió en un lugar próspero gracias al comercio con el norte de España y también fue sede episcopal, cobrando gran importancia desde el siglo IX gracias al Camino de Santiago. En los siglos XIX y XX vivió su desarrollo industrial con el comercio del chocolate y la industria del ferrocarril, lo que la hizo crecer y progresar. Hoy en día destaca por ser un lugar de paso en el famoso Camino de Santiago y formar parte de la Vía de la Plata que lleva al sur.

Qué ver en Astorga

La ciudad de Astorga es un poco más turística desde que el Camino de Santiago ha entrado en auge, los últimos años, pero siempre fue un importante punto religioso en la Península. Veremos algunos de sus monumentos más emblemáticos y todo lo que podemos ver en la ciudad, tanto si estamos de paso como si hemos hecho una interesante escapada.

Palacio Episcopal de Astorga

El Palacio Espicopal de Astorga es un lugar digno de ver porque parece que nos encontremos ante un castillo de cuento. Se trata de un edificio de estilo neogótico cuyo proyecto fue creado por Gaudí. Decimos que se parece a un castillo porque en su exterior encontramos almenas, torres e incluso un foso. Pero lo sorprendente de este edificio es que al entrar nos encontramos en un edificio que parece más una iglesia. Hay que fijarse en todos sus detalles, porque en este proyecto Gaudí introdujo ideas que usaría más tarde. Dentro del palacio se disfruta especialmente de la bella capilla, con bonitos detalles, y del aspecto medieval del sótano. Alberga el Museo de los Caminos, dedicado al Camino de Santiago que pasa por la ciudad. El palacio cierra los lunes, excepto en agosto, y los domingos, además de algunos festivos. Es posible comprar una entrada conjunta para ver el palacio, la catedral y los museos.

Catedral de Astorga

Esta catedral es la sede de la diócesis episcopal de Astorga, de gran antiguedad. Esta catedral comprende varios estilos, ya que se fue edificando en diferentes épocas, comenzando en el siglo XV. Hay que destacar su fachada barroca, repleta de detalles o la portada sur en estilo renacentista. Está dedicada a Santa María y en el interior se pueden apreciar diferentes retablos, el órgano o el claustro. La Capilla Mayor está llena de detalles y el Museo Catedralicio se compone de nueve salas con obras de gran valor.

Museo del Chocolate

Hace poco os hablamos de los diferentes museo del chocolate que había por todo el mundo y nos paramos también en uno que tenemos en nuestro país, precisamente en Astorga. La razón por la que este museo se encuentre en la ciudad es porque durante años la industria del chocolate fue muy importante en la zona, de ahí que hayan creado un museo dedicado a la fabricación y la historia del chocolate. Dentro del museo se puede disfrutar de un recorrido por la historia del chocolate, ver las máquinas con las cuales se fabrica este delicioso alimento y disfrutar de las fotografías que nos ayudan a conocer algo más sobre su producción y la publicidad a lo largo de los años. Este también es un buen lugar para ir con niños, ya que en el museo se realizan actividades para los más pequeños. Ojo, porque este museo suele cerrar los lunes, como muchos otros, y también algunos días puntuales, por lo que es mejor revisar el horario de apertura antes de la visita.

Museo Romano de Astorga

Si deseas conocer más sobre la antigua Astúrica Augusta, entonces tienes que hacer una visita al Museo Romano de Astorga, en donde nos cuentan cómo era la vida cotidiana por aquel entonces, cuando los romanos dominaban en la Península. Además este museo tienen el añadido de que se encuentra en un edificio rehabilitado que data del siglo I a. C.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*