Que ver en Australia

Uno de los países más estupendos para ir de viaje es Australia: tiene todo tipo de paisajes, es moderno, con gente simpática, tiene muchos eventos culturales, una historia breve pero interesante y  una inmensidad a la que estamos poco acostumbrados.

¿Qué ver en Australia? Pues la respuesta es difícil ya que el territorio australiano es enorme y recorrer todo el país implica tiempo y dinero. Empero, podemos hablar de lo que es recomendable visitar sin olvidarnos del resto. ¡Vamos a descubrir Australia!

Australia

Es un país insular que fue colonia inglesa y hoy forma parte del Commonwealth. Nació como colonia penal cuando las prisiones en el Reino Unido explotaban, y a la postre los ex convictos se mezclaron con más inmigrantes dando nacimiento a una sociedad heterogénea.

Australia está dividida en siete regiones: Western Australia, Northern Territory, Queensland, South Australia, Nueva Gales del Sur, Victoria y Tasmania. Seguro conoces ciudades como Sidney, Melbourne, Brisbane, Perth o Canberra o atracciones como la Gran Barrera de Corales, Ayers Rock, la Bahía Byron o la Gran Carretera Oceánica.

Veamos primeros algunas ciudades y después algunas de las mejores atracciones. Empecemos por Sidney, la ciudad más popular. Es la capital del estado de Nueva Gales del Sur, muchas veces la puerta de entrada al país. Una ciudad cosmopolita, con restaurantes y museos y a pocos minutos en coche playas estupendas, como la popular Bondi Beach, la mejor para surfear.

Aquí hay un sendero, el Sendero Bondi to Coogee: comienza en las piscinas oceánicas de Bondi y termina seis kilómetros después caminando por acantilados. Por eso, si vas con buen clima vas a obtener las mejores fotos. También en Sidney puedes tomar el ferry por Circular Quay y tras 12 minutitos llegar al Zoo Taronga. Si los zoológicos no son lo tuyo está la Casa de la Ópera de Sidney, sitio que puedes recorrer tras bambalinas a partir de las 7 am.

Una experiencia que recomiendo es trepar al Puente de Sidney. Hay varios tours posibles y todos son estupendos. El puente tiene 124 metros de alto y las vistas son maravillosas. También puedes caminar por el viejo barrio de The Rocks, del siglo XVIII, o el área conocida como Dreamtime Southern X que tiene herencia aborigen y muestra la relación de este pueblo con la tierra, la costa y los canales.

Los fines de semana The Rocks tiene un gran mercado. Si te gustan los museos en Sidney está el Museo Australiano y el Museo de Arte Contemporáneo.  Para perderse a pie lo mejor es el suburbio de Surrey Hills con sus tiendas y sus bares. Y hablando de bares, si te gusta el vino Australia produce buenos vinos y desde esta ciudad siempre está la posibilidad de sumarse a un tour por el Valle de Hunter y sus 120 bodegas.

Melbourne es otra de las ciudades más conocidas de Australia, sede del popular Australia Open de tenis. Es muy calurosa en verano así que conviene ir en primavera u otoño. Hay vuelos directos a Melbourne y el aeropuerto solo está a media hora de distancia de la ciudad. El centro es genial, con calles adoquinadas con tiendas y cafeterías, como Flinders Street, Collins Street o Degrave Street. Tiene cierto aire londinense...

Hay mercados, los Mercados Reina Victoria, el mas grande al aire libre del hemisferio sur. También está el Mercado del Sur de Melbourne y los fines de semana los diseñadores locales emergentes se reúnen en el Mercado Rose St. Artists, al que se llega en tranvía.

 

En Melbourne también están los Jardines Botánicos Reales, el Barrio Chino, la Playa St. Kilda a solo 30 minutos en tranvía. Con un hermoso muelle, hay paseos por el río Yarra y si quieres más naturaleza a una hora, yendo hacia el sur, se llega a la Península Mornington. El punto de encuentro es la ciudad de Sorrento, desde donde puedes iniciar el Millionaire’s Walk, un sendero de kilómetro y medio por la cima de los acantilados. Las vistas de Port Philip Bay son maravillosas.

Aquí también hay bodegas, mas de 50, que se especializan en Chardonnay y Pinot Noir así que es un sitio o para hacer recorridas de bodegas o para comer y degustar los sabores locales. Desde aquí, por último una muy buena opción es hacer parte de la Gran Ruta Oceánica, una ruta costera que, creo yo, es la mejor del mundo.

Brisbane es la capital de Queensland. Para apreciar su belleza hay que trepar a lo alto del Puente Story, de 80 metros de alto. Después hay museos, cafeterías, barrios encantadores, un bello edificios del ayuntamiento y paseos en ferry. Si te gustan los koalas está el Santuario Lone Pine Koala, y si quieres moverte un poco sobre la costa está la hermosa Isla Moreton, una de la islas de arena más grandes del mundo.

Aquí se llega en ferry desde el puerto, en 90 minutos. Hay playas, aves, lagunas y senderos por doquier, y de junio a noviembre ballenas que migran son visibles. Amén de los naufragios y corales que le dan a sus profundidades sitios geniales de submarinismo.

Perth es la capital de Western Australia, un estado super soleado. Hay playas estupendas, la Playa Cottesloe, por ejemplo, la Leighton o la North Beach.  La Isla Rottnest está a solo 18 kilómetros de la costa y tiene 63 hermosas playas, 20 bahías y mucha tranquilidad.

Y por último, puedes hacer un crucero por el río Swan y llegar a Fremantle con su pasado convicto bien tangible en la prisión. Los fines de semana la ciudad tiene bonitos mercados. Claro que Perth, como Sidney, Brisbane o Melbourne también ofrece interesantes day trips…

Hablar en un solo artículo de lo que hay que ver en Australia es difícil porque el país es enorme y conocerlo todo requiere fundamentalmente tiempo y dinero. Las distancias son largas, el transporte terrestre no es tan bueno, así que hay que tomar aviones y eso encarece el presupuesto. No significa que no se puede cruzar el país por tierra, pero no es tan fácil como subirse a un tren bala.

Hay otras ciudades interesantes, Cairns, Adelaide, Hobart, la Gold Coast con su eterno verano… Por eso sigo que conviene sentarse y pensar bien qué queremos visitar. Y saber, sí, que si es nuestro primer viaje a Australia no hay otra que dejar algunos destinos fuera de la lista.

Por último, pensando en esas grandes atracciones que han convertido a este país en destino turístico no puedo dejar de nombrar la Gran Barrera de Corales, Ayers Rock, Blue Mountains o la hermosa isla de Tasmania que implica hacer un cruce en ferry.

Coge un mapa, fija un presupuesto y decide destinos. No tengo dudas de que querrás volver.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*