Qué ver en Bistrita, Rumanía

Bistrita

Bistrita se encuentra en la región histórica de Transilvania en Rumanía. De hecho este lugar pasó a ser conocido como la ciudad en la que se colocó ficticiamente el castillo de Drácula, de ahí que sea conocida en todo el mundo.

Esta bella ciudad situada a los pies de los montes Bargau ha sido siempre un lugar de tránsito y comercio entre ciudades, de forma que ha prosperado a lo largo de los siglos. Es una ciudad muy importante en la zona norte de Rumanía y también muy turística que vale la pena conocer.

Conocer la ciudad de Bistrita

Ciudad de Bistrita

Esta ciudad es la capital del distrito de Bistrita-Nasaud, situada en la región de Transilvania, Rumania. A todo el mundo le suena el nombre de esta ciudad y especialmente el de Transilvania al relacionarlo con la novela de Drácula de Bram Stoker. En esta novela se habla de esta región como el lugar en el que vive este personaje, y concretamente de Bistrita como un sitio en donde se aloja el protagonista. Como curiosidad debemos decir que después de popularizarse la novela se creó un hotel que lleva el mismo nombre que el de la novela, el Golden Krone.

No obstante, esta ciudad es un lugar histórico que tiene mucho que ofrecer, más allá de la relación que existe con Drácula. Se han encontrado asentamientos que datan del Neolítico y ya en el siglo XIII se establecieron en la zona sajones transilvanos. Hasta el año 1920 la ciudad formó parte del Reino de Hungría.

Sugalete

Esta ciudad estuvo fortificada en el siglo XIV y contó con cierta prosperidad. En el siglo XVII sin embargo esta estructura que la protegía fue dañada por las tropas austríacas. En la actualidad quedan algunos vestigios medievales que son las casas de los antiguos mercaderes de los siglos XV y XVI. Esta zona es precisamente conocida como Sugalete y destaca por contar con casas que tienen unos bonitos arcos con una galería. De la antigua ciudad medieval también quedan algunas partes de la muralla en las calles de Kogalniceanu y de Teodoroiuque.

Torre de los Dogars

Esta es la única torre medieval que queda de esa época en la que la ciudad estaba fortificada y defendida. Esta torre es conocida como la Torre de los toneleros. Dentro de esta torre podemos encontrar tres niveles diferentes, en los cuales nos podemos encontrar un museo de marionetas y de máscaras.

Iglesias de Bistrita

Esta ciudad también destaca por sus iglesias, destacando la iglesia luterana de la Piata Unirii. Fue edificada en los siglos XV y XVI y tiene un bello estilo gótico. También cuenta con cierto estilo renacentista y en su interior es posible encontrar muros restaurados y murales que se han conservado bien. El órgano de la iglesia cuenta con más de cinco siglos. Esta es además la iglesia de piedra más alta de Rumanía, con una torre de campanario de 76 metros. La otra iglesia que hay en la ciudad es ortodoxa, del siglo XIII y realizada también en estilo gótico.

Parque Municipal

Parque de Bistrita

Cerca de la Torre de los Dogars se encuentra el parque municipal de la ciudad, un ideal lugar de descanso para los viajeros. Este parque se creó en el siglo XX y es un punto de reunión y de ocio para toda la gente de la ciudad.

Palacio Cultural

Precisamente en el centro del parque se encuentra el Palacio Cultural de la ciudad. Es posible visitar el edificio y si tenemos suerte puede que podamos disfrutar de algún evento, ya sea de teatro o incluso algún festival.

Museo Municipal de Bistrita

El Museo Municipal de la ciudad es un lugar de interés para los turistas, ya que en él se pueden encontrar secciones de arqueología, etnografía e historia de la ciudad. En este museo hay artículos históricos y del arte rumano. Se llama Muzuel Judetean y se encuentra en el Bulevard General Grigori Balan.

Casa Argintarului

Esta fue la casa de uno de los joyeros más importantes de la ciudad de Bistrita durante la Edad Media. En la actualidad alberga una escuela de danza, música y folclore.

Qué ver cerca de Bistrita

Si deseamos continuar el tour dedicado a Drácula, también podemos pasar por Sighisoara, una ciudad en la que vivió Vlad Tepes, personaje histórico en el que se inspiró Drácula. En esta ciudad se pueden ver lugares como el Museo de Historia y también la peculiar escalera escolar con una cubierta de madera. También se puede visitar la Antigua Escuela, con cosas antiguas relacionadas con el ámbito escolar.

Cluj-Napoca es otra gran ciudad que se puede visitar en Rumanía. En esta ciudad se puede ver la bella iglesia de San Miguel de estilo gótico así como la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción. El Palacio Bánffy o su amplio Jardín Botánico son otras de las visitas obligadas en esta ciudad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?