Qué ver en Burdeos un fin de semana

Plaza de la bolsa

Burdeos es bien conocida por todos por la gran fama de sus vinos, pero también es un lugar turístico que puede ser una buena parada de fin de semana si estamos visitando lugares de Francia. Se encuentra en el sudoeste del país y está a 500 kilómetros de París. No es un punto de los más visitados, pero sin duda su casco histórico ha renacido y se ha convertido en un lugar digno de ver.

Si algo nos va a encantar de la ciudad de Burdeos son sus monumentos y sus edificios, con las casas francesas típicas del siglo XVIII a las que no se puede igualar en elegancia. Es una buena visita antes de llegar a París, que sin duda nos dejará un buen sabor de boca, y lo mejor es que en un par de días podemos ver lo principal de la ciudad.

Puerto de la Luna

El Puerto de la Luna es el barrio más antiguo de la ciudad de Burdeos, y sin duda el casco histórico es uno de los lugares que primero nos gustaría ver al llegar a esta ciudad. Creado durante la época de la Ilustración, es un barrio muy bien conservado que se ha declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y no es para menos, pues es un lugar en el que parecerá que nos remontamos algunos siglos atrás, a una ciudad opulenta y elegante. Su nombre le viene porque tiene forma de media luna debido al río.

Plaza de la Bolsa

Espejo de agua

La Place de la Bourse es probablemente uno de los lugares más emblemáticos y fotografiados de toda Burdeos. Una plaza del siglo XVIII que parece haberse quedado en aquella época, con unos edificios muy bellos.  Actualmente allí se encuentra la Cámara de Comercio e Industria de Burdeos. Pero uno de sus grandes atractivos se encuentra fuera, y se trata del gran Espejo de Agua. Se crea un gran charco de agua en el suelo para que este refleje los edificios, creando escenas muy bellas en la plaza.

Catedral de San Andrés

Catedral de San Andrés

La catedral de Burdeos es la de Saint André o San Andrés. Tiene origen románico  pero actualmente se puede ver la fachada de estilo gótico. Tiene muchos detalles que ver, como el gran rosetón de la entrada, los arcos tallados de la puerta principal, las gárgolas o la puerta real. Si queremos ver la ciudad desde otra perspectiva, podemos subir al campanario, la Torre Pey-Berland, también en estilo gótico, que ofrece panorámicas de la ciudad.

La Puerta Cailhau

Puerta cailhau

Esta puerta defensiva fue dedicada a Carlos VIII en estilo gótico-renacentista. Es una bonita puerta defensiva que nos habla del pasado de la ciudad como puerto estratégico. Hoy en día en ella podemos encontrar un pequeño museo sobre la historia y evolución de la ciudad. En la zona además encontraremos muchos restaurantes con deliciosos platos típicos de la ciudad, por lo que es un lugar por el que seguro que pasamos.

Jardín Botánico

Jardín botánico

El Jardín Botánico de la ciudad se encuentra en la Plaza Bardineau. En él podemos encontrar más de 3.000 especies diferentes de plantas. Además, está dividido en seis espacios diferentes, dedicados a diferentes culturas. Su centro de plantas tropicales es el mejor del mundo. Vamos, que se trata una visita imprescindibles para amantes de la botánica y la naturaleza en general.

El Gran Teatro

Gran teatro

El Gran Teatro de Burdeos es otro de esos increíbles edificios de la ciudad que todo el mundo quiere ver al visitarla. Mandado construir por el mariscal Richelieu en el siglo XVIII es un edificio que se conserva en perfecto estado. Fue creado en estilo neoclásico, con doce columnas coronadas por doce estatuas que representan a las diosas Juno, Minerva y Venus, y nueve musas. Hoy en día es la sede de la Ópera nacional y del Ballet nacional.

El Puente de piedra

Puente de piedra

Uno de los grandes protagonistas de esta ciudad es su río, así que no podía faltar uno de esos puentes antiguos y emblemáticos. Se trata del Puente de piedra o Pont de Pierre. Atraviesa el río Garona y fue construido por Napoleón I. Está decorado con nada menos que 17 arcos y casi 500 metros de largo. El momento más bonito para verlo es de noche, cuando se encuentra iluminado.

Plaza de Quinconces

Plaza Quinconces

Esta es una de las plazas más grandes de Europa, y en realidad podríamos decir que es casi una gran explanada. Cuenta con varias esculturas y con una fuente monumento a los Girondinos. Es el lugar en el que en ocasiones se realizan eventos y fiestas. Un lugar por el que pasear y para ver rápidamente si es que no hay algo en ella por alguna fiesta.

La ciudad del vino

Burdeos es sinónimo de vino, así que no podía faltar una visita a la Cité du Vin o ciudad del vino. Es un moderno y original edificio dedicado al mundo del vino. Cuenta con módulos temáticos, espacios de cata, tiendas y lugares de restauración.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *