Qué ver en Cartagena en Murcia

Vista de Cartagena

Responder a la pregunta qué ver en Cartagena en Murcia es una ardua tarea. Porque se trata de una de las ciudades con mayor patrimonio monumental de España. No en balde, fue fundada por Asdrúbal el Bello en el 227 antes de Cristo con el nombre de Qart Hadasht y, ya anteriormente, hubo asentamientos íberos y tartésicos.

Desde esos tiempos ancestrales, ha sido una localidad importante por su ubicación estratégica al borde del Mediterráneo. Ya con el nombre de Carthago Nova, fue una destacada ciudad romana y, posteriormente bizantina. Pero en el siglo V fue destruida por los vándalos. Sin embargo, su valor como puerto se multiplicó a partir del siglo XVI y llega hasta nuestros días. Fruto de esta larga historia es el patrimonio monumental de la localidad murciana que abarcan desde los restos cartagineses hasta los edificios modernistas, pasando por los barrocos y neoclásicos. Todo ello sin olvidar sus construcciones militares. Por tanto, tenemos mucha tarea pendiente para hablarte de qué ver en Cartagena en Murcia.

El itinerario arqueológico

Teatro romano de Cartagena

El teatro romano de Cartagena

Comenzamos nuestro recorrido por los numerosos y espectaculares restos arqueológicos de la ciudad. Su epicentro y gran símbolo es el Teatro Romano, construido en el siglo I antes de Cristo, que tenía capacidad para siete mil personas. Con el tiempo, llegó a edificarse sobre él. De hecho, una de las construcciones más importantes que lo dejaron bajo el suelo fue la antigua catedral de Santa María la Vieja, cuyas ruinas son hoy visibles junto al propio teatro. También se ha creado en este un Museo del Teatro Romano de Cartagena, ubicado en un edificio de Rafael Moneo e inaugurado en 2008.

Pero no terminan ahí los vestigios de la antigua Carthago Nova. También debes visitar el barrio y museo del foro romano, un conjunto de edificaciones cuyos restos se hallan bajo la actual plaza de los Tres Reyes. También se ven los restos del Documano o principal vía de comunicación de la ciudad, parte de unas termas y otras construcciones. Completan estos vestigios los hallados bajo la plaza de San Francisco. Destacan entre ellos, el Augusteum o colegio de sacerdotes, el templo dedicado a la Tríada Capitolina (Júpiter, Minerva y Juno) y la curia o antigua sede gubernamental.

Asimismo, el antiguo anfiteatro se halla en proceso de recuperación y la Casa de la Fortuna, ubicada bajo la plaza de Risueño, es una domus romana del siglo I antes de Cristo. También puedes visitar los restos de las murallas púnicas y bizantinas. Finalmente, ya en las afueras, tienes la villa romana de Paturro, la Torre Ciega, que es un monumento sepulcral latino y las canteras romanas.

Pero, si quieres conocer mejor el esplendoroso pasado de la ciudad, te aconsejamos que visites el Museo Arqueológico Municipal Enrique Escudero de Castro, levantado sobre una necrópolis tardorromana, y el Museo Nacional de Arqueología Subacuática. En este último verás incluso los restos de dos barcos fenicios hallados en la costa murciana, concretamente en Mazarrón.

Castillo de la Concepción y otras fortalezas que ver en Cartagena en Murcia

El castillo de la Concepción

Castillo de la Concepción, uno de los símbolos que ver en Cartagena en Murcia

No es solo su patrimonio arqueológico lo que ver en Cartagena en Murcia. También destacan sus fortalezas defensivas. La más destacada de ellas es el castillo de la Concepción, ubicado en el cerro del mismo nombre. Fue construido sobre los restos de una alcazaba árabe en el siglo XIII y es uno de los símbolos de la ciudad.

Pero no es el único castillo que puedes ver en Cartagena o en sus alrededores. El de la Atalaya fue edificado en el XVIII y se halla en Canteras. El de San José data del XIX y el de Galeras se encuentra en San Antonio Abad. Finalmente, el castillo de los Moros recibe este nombre por el cerro donde está situado y el de San Julián fue construido durante la Guerra de Sucesión española.

Más modernas, pero no menos importantes son las defensas costeras que salvaguardaban el puerto de Cartagena. Entre ellas, destacan el fuerte de Navidad y las baterías de Castillitos, Roldán y La Parajola. Todas estas tuvieron un papel muy activo durante la Guerra Civil.

La Cartagena barroca y neoclásica

Hospital de la Marina

Antiguo Hospital de la Marina

Continuamos nuestro recorrido por lo que ver en Cartagena en Murcia visitando sus numerosos monumentos de los siglos XVII y XVIII. El antiguo Hospital de la Marina, hoy Campus del Mar, es una imponente construcción debida a los ingenieros Sebastián Feringán y Mateo Vodopich. También pertenecen a la misma época (mediados o finales del XVIII) la Muralla de Carlos III, la Puerta del Arsenal, la Escuela de Guardiamarinas y el edificio de Capitanía. Sin embargo, algunos de estos continúan activos y no son visitables.

Diferente el es caso de las iglesias de la ciudad, que te aconsejamos ver. La Basílica de La Caridad, edificada en el siglo XIX, es una preciosa construcción neoclásica en la que destaca su espectacular cúpula. Además, en su interior tienes la imagen de la Virgen de la Caridad, patrona de Cartagena, un precioso retablo rococó y varias tallas de Francisco Salzillo.

Por su parte, la iglesia de Santo Domingo se construyó a fines del siglo XVII en estilo barroco y tiene como elemento más relevante la capilla majarra. El templo del Carmen, de la misma época, combina elementos clásicos y populares. Y el de Santa María de Gracia, edificado en el XVIII, aunque todavía inacabado, es punto de salida de las procesiones de Semana Santa. No en balde, también alberga varias obras de Salzillo e igualmente de Mariano Benlliure, Juan González Moreno y José Capuz. También estas dos últimas iglesias responden al estilo barroco.

Los edificios modernistas

Gran Hotel de Cartagena

Edificio del Gran Hotel, una de las construcciones modernistas más bonitas de Cartagena

Probablemente estés un poco deslumbrado ante tantas maravillas que ver en Cartagena en Murcia. Pero aún nos quedan por ver sus edificios modernistas y eclécticos, así como otras cosas.

Muchos de los primeros se deben al arquitecto tarraconense Víctor Beltrí. Llegó a la ciudad en 1895, cuando se hallaba en plena expansión originada por la riqueza procedente de las minas de La Unión. Y los integrantes de la burguesía le encargaron sus viviendas. Fruto de ello fueron las casas Cervantes, Llagostera, Zapata, de los Catalanes y Maestre, así como el palacio de Aguirre.

Pero también diseño Beltrí otras construcciones. Por ejemplo, el precioso edificio modernista del Gran Hotel, la Villa Calamari, un auténtico capricho arquitectónico, y la Fundición Frigard, esta última junto a Saenz de Tejada. Sin embargo, uno de los mejores edificios de esta época en Cartagena es el Palacio Consistorial.

De estilo ecléctico, fue construido entre 1900 y 1907 sobre los planos del arquitecto Tomás Rico Valarino. Es una imponente construcción de planta triangular con fachada en mármol blanco y rematada por cúpulas de zinc. Todo su exterior presenta decoración alusiva a los símbolos de la ciudad. Aparecen su escudo, el castillo de la Concepción e incluso la corona mural que concedió a Carthago Nova el general latino Escipión el Africano. Asimismo, en su interior resaltan la espectacular escalera imperial, las pinturas y las lámparas.

Sin embargo, no termina con lo mencionado el patrimonio modernista de Cartagena. También te aconsejamos que visites el precioso Palacio Pedreño y la estación de ferrocarril. El primero, también de estilo ecléctico, es obra del arquitecto Carlos Mancha. Fue construido en el último tercio del siglo XIX y se inspiró en las villas renacentistas. Así lo demuestran su frontón del primer piso y su linterna de la cubierta. Pero también su interior, con un salón de baile neoclásico y una escalera de mármol blanco.

Por su parte, el edificio de la estación de ferrocarril se construyó a principios del siglo XX bajo la dirección de Ramón Peironcely. Consta de un cuerpo central de dos pisos con un gran arco de medio punto enmarcado por columnas. A los lados, presenta dos brazos más bajos y luego los muros que cierran las vías. En la fachada, como adornos principales, destacan un reloj y el nombre de la ciudad. Pero también varios balcones terminados en frontón.

Otras cosas que ver en Cartagena en Murcia

Submarino de Peral

Submarino de Isaac Peral

Si te parece mucho lo que te hemos aconsejado ver en Cartagena en Murcia, te diremos que aún no hemos acabado nuestro recorrido. En la ciudad existe un magnífico ascensor panorámico que, además, te lleva al parque Torres, el cual circunda el castillo de la Concepción.

Cerca de este tienes el Refugio-Museo de la Guerra Civil. Se trata de un túnel bajo el cerro de la Concepción que se utilizó durante la contienda para resguardarse de los bombardeos aéreos. Aunque no fue terminado, llegó a dar cobijo a cinco mil personas. Desde 2004, puede visitarse y también alberga un centro de interpretación de la Guerra Civil.

Por otra parte, también puedes ver el submarino Peral. Se encuentra en el Museo Naval de Cartagena y, como su propio nombre indica, es el creado por Isaac Peral en 1888, primero dotado de propulsión eléctrica. También de índole militar es el Monumento a los Héroes de Cavite y Santiago de Cuba, que rinde tributo a los españoles muertos en la guerra que enfrentó a España con Estados Unidos en 1898. Se encuentra en el puerto de la ciudad.

Finalmente, también en el puerto, te aconsejamos que veas el Palacio de Congresos y Auditorio de El Batel, construido a principios del siglo XXI y que es obra de los arquitectos José Selgas y Lucía Cano. La edificación recibió un premio en la XII Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo.

En conclusión, te hemos mostrado qué ver en Cartagena en Murcia. Como has podido apreciar, cuenta con numerosos monumentos y otros lugares de interés. Además, ya que la visitas, puedes aprovechar para conocer otras preciosas localidades de la provincia como Archena, Caravaca de la Cruz o Moratalla. ¿No crees que la histórica localidad murciana fundada por los cartagineses es muy bonita?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*